17 de Octubre de 2017

Afirman que cenizas de carbón sí son nocivas para la salud

Por el 8 de agosto de 2017

A pesar de la insistencia de agencias locales y federales que aseguran que las cenizas generadas por la quema de carbón no son nocivas para la salud, decenas de estudios médicos realizados tanto en Estados Unidos como en Europa confirman lo contrario, según indicó hoy la prostodoncista y vicepresidenta de la Coalición contra el Cáncer de Cabeza y Cuello, Elba Díaz Toro.

En un aparte con la prensa durante el anuncio de la séptima edición de la serie de conferencias contra el cáncer que auspicia ese organismo, la especialista en odontología oncológica aseguró categóricamente que la incidencia de cáncer en la isla se ha disparado en los últimos años constituyendo hoy día la principal causa de muerte en Puerto Rico.

La vicepresidenta de la Coalición contra el Cáncer de Cabeza y Cuello, Elba Díaz Toro, afirmó que existe prueba científica que asegura que las microparticulas de metales pesados en el ambiente es una causa de este tipo de cáncer así como de cáncer del pulmón. (Agustín Criollo/CB)

“El cáncer en Puerto Rico se ha convertido en una gran epidemia y es nuestra primera causa de muerte. Según las estadísticas que hemos recopilado en el Registro de Cáncer de Puerto Rico, las áreas donde hay más casos de cáncer –en especial los del tipo de cabeza y cuello- coinciden con áreas contaminadas, la gran mayoría ya sea con metales pesados, desechos de fábricas y otros elementos altamente nocivos y es algo que tenemos que velar”, explicó.

Según dijo, esta nefasta tendencia responde a varios factores externos como agentes químicos, físicos, metabólicos, de herencia y biológicos. Sin embargo, es el aspecto ambiental lo que más preocupa a la galena. Esta dijo que las investigaciones realizadas por la Coalición muestran que puertorriqueños viviendo en la isla son 2.5 veces más propensos a desarrollar este cáncer que boricuas viviendo en los Estados Unidos continentales, hecho que reafirma que esta incidencia pudiera estar ligada a la disposición inadecuada de estos desperdicios químicos.

“Todo lo que esté con contaminantes de metales pesados puede ser un detonante. Y me refiero a que si las personas consumen alimentos de una zona que está contaminada con mercurio, por ejemplo, eso pasa al ser humano al ingerirse, se contamina con estos metales pesados y termina siendo un riesgo para desarrollar no solo este cáncer sino otros que como factor de riesgo tienen los metales pesados”, indicó la galena.

“Respirando también se corre el riesgo de estar recibiendo estas microparticulas. Todo lo que uno respira puede contribuir. Por eso, los que trabajan como ebanistas sin protección facial, por ejemplo, corren riesgo, todo ese aserrín que se libera y los olores de los químicos que utilizan también pueden actuar como contaminantes. Los senos nasales es donde se depositan esas partículas y también predispone para tener condiciones en tumores paranasales que también se considera como cáncer de cabeza y cuello”, añadió.

Revelan estadísticas de cáncer de cuello y cabeza en Puerto Rico

Díaz Toro insistió en que existen múltiples estudios a nivel mundial que confirman que las cenizas producidas por la quema de carbón, por ejemplo, son nocivas para la salud y están asociadas con la incidencia de cáncer de cabeza y cuello. No obstante las declaraciones de agencias federales como la Agencia de Protección Ambiental (EPA en inglés), la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA en inglés) y agencias locales como la Junta de Calidad Ambiental (JCA), aseguran lo contrario.

“Hay muchos estudios en Europa y los Estados Unidos que confirman que las cenizas producidas por la quema de carbón sí son nocivas aunque la EPA y OSHA digan lo contrario. El cigarrillo tampoco aparece en las advertencias de estas agencias federales como algo dañino pero sabemos que causa cáncer si lo consumes”, refutó Díaz Toro.

La doctora explicó que el cuerpo no tiene la capacidad de filtrar y eliminar estas microparticulas de metales presados y se acumulan en los senos nasales o los pulmones convirtiéndose también en un riesgo para desarrollar cáncer del pulmón, otro tipo que ha registrado una alta incidencia a nivel local.

En junio pasado la presidenta de la JCA, Tania Vázquez Rivera, reafirmó públicamente que no ha encontrado evidencia científica que demuestre que los residuos de combustión de carbón generados en la isla y que son depositados en el vertedero Peñuelas Land Fill son peligrosos para la salud.

Según dijo en esa ocasión, no solo la EPA y el gobierno estadounidense han catalogado en varias ocasiones esos residuos como no peligrosos, sino que a esa misma conclusión han llegado todas las pruebas certificadas que un químico licenciado realiza mensual y trimestralmente a los residuos de carbón que se producen en Puerto Rico.

image_print
  • Peter

    Para toda la gente ilusa, fanática y presta solo para destilar odio, aqui esta. Y como dije en alguna ocasión, será cuestión de tiempo