17 de Enero de 2018

Agricultores aseguran que no son informados sobre ayudas disponibles tras huracanes

Por el 14 de diciembre de 2017

Pérdidas de sobre $1,800 millones en infraestructura agrícola, un 70% de ranchos de crianza de pollos afectados así como de producción de huevos, la pérdida de estructuras para crianza de plantas ornamentales y para producción de hortalizas en sistemas hidropónicos, la destrucción de vaquerías y villas pesqueras alrededor de la isla, innumerables fincas completamente inaccesibles y sobre 51,000 cuerdas de terreno costero perdidas fue el saldo del huracán María a su paso por Puerto Rico, según los datos oficiales del Departamento de Agricultura (DA) de Puerto Rico.

Y si a ello se le suman los daños causados por el paso, apenas dos semanas antes, del huracán Irma al noreste de Puerto Rico y que ascienden a $48 millones en actividad agrícola, se puede tener un panorama claro del daño catastrófico que ambos fenómenos causaron en la agricultura local.

Inmediatamente después del paso de María, el DA activó varias órdenes administrativas para extender el periodo de aplicación a programas de asistencia para los trabajadores de la tierra. Además, la semana pasada el secretario de Agricultura Carlos Flores Otero anunció que el Departamento de Agricultura federal ofrece 10 programas de ayuda financiera de emergencia adicionales para los agricultores locales.

El secretario lamentó que de los 15,000 agricultores que a estas alturas deberían haber solicitado ayuda de esos programas federales y de los 11 restantes a nivel estatal, solamente han solicitado unos 7,000 agricultores locales. (Yoel Parrilla/CB)

El presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico (AAPR), Héctor Iván Cordero, coincidió con los números ofrecidos por la agencia gubernamental y confirmó que el golpe más grande sufrido por el sector fue la pérdida de aproximadamente un 80% de toda la infraestructura agrícola.

No obstante, Cordero criticó la falta de acción rápida y concreta del Gobierno de Puerto Rico para anunciar la existencia de estas ayudas, lo que ha resultado en que cientos de agricultores, según aseguró, han perdido la oportunidad de someter sus propuestas en el tiempo estipulado.

“Esto es un refrito de algo que habían anunciado semanas después del huracán. Están hablando de las Órdenes Administrativas 2017-27, 29, 28, 25 y 26. Todas estas reclamaciones vencieron el día 30 de noviembre. Lo que ellos hicieron fue que los programas que se solicitan entre julio al 31 de octubre le dieron un mes más de moratoria para que los agricultores pudieran solicitar, pero no avisaron a tiempo. A menos que ellos digan que lo van a extender hasta diciembre 31, la noticia no va a tener ningún efecto porque ya pasó la fecha”, aseguró el también agricultor con finca en Hormigueros.

“Estas ayudas consisten en que a los programas existentes, como por ejemplo el Programa de Inversiones Agrícolas, que es la Ley 118, ese programa establece que el Gobierno pareará el 50% de inversiones hasta $250,000. La orden administrativa que estableció el DA después del huracán dice que lo van a subir a 75%, pero ya pasó el tiempo de radicación. ¿Para qué entonces se lo vas a estar ofreciendo a los agricultores? El que no radicó, lo perdió, a menos que cambien el plazo y lo extiendan”, añadió.

Otro programa que Cordero señaló como uno de los que el DA ofrece pero que cuyo periodo de radicación expiró en noviembre 30 de este año es el Programa de Equipo Especializado, que provee una inversión máxima de $15,000 en ayuda al agricultor. Asimismo, están la moratoria en el pago a los agricultores que no son propietarios de su finca pero que tienen cánones de arrendamiento con la Autoridad de Tierras (AT) y las reclamaciones al seguro agrícola que, según dijo, estarían recibiendo reclamaciones hasta el 6 de noviembre.

“El Programa de Activación para Arrendamiento de Maquinaria Agrícola lo extendieron hasta el 15 de noviembre. Enviaron las cartas, diciéndole al agricultor a que tenía que hacer la gestión antes del 30 de noviembre. Yo recibí mi carta el 28 de noviembre, porque de mi finca en Hormigueros me la enviaron a Tennessee, estuvo casi un mes allá y cuando la recibí me decía que en dos días tenía que hacer la operación o perdía la oportunidad y la perdí”, explicó Cordero.

Aseguran ayudas siguen disponibles

Por su parte, el secretario del DA aclaró que la mayoría de los programas de emergencia a nivel estatal para la asistencia de la industria agrícola que fueron activados luego del paso de ambos huracanes continúan vigentes.

El DA emitió en septiembre pasado 12 órdenes administrativas para atender la emergencia y, esta pasada semana, Flores Otero anunció 10 programas federales adicionales que ayudarán a levantar el sector agrícola en Puerto Rico.

“Después del huracán emití 12 órdenes administrativas, creando 12 programas de emergencia para la recuperación de la agricultura. Estas 12 órdenes administrativas, como justo después del huracán no había comunicaciones, lo que hicimos fue ir a las regiones agrícolas a reunir a los agricultores para explicarles cara a cara cuales eran estas iniciativas. Hay un solo programa, que es el programa de inversiones, a través de la Ley 118, que el periodo de radicación de propuestas vence en octubre de cada año y emití una orden administrativa dándole una extensión de 30 días más por lo del huracán hasta el 30 de noviembre”, explicó el titular de Agricultura, quien indicó que ya se están evaluando los casos sometidos de más de 700 agricultores bona fide.

Sin embargo, Flores Otero aseguró categóricamente que las restantes 11 medidas del DA continúan vigentes, pero advirtió que algunas vencen en diciembre al cumplirse la extensión de tres meses establecida por la agencia.

“Cada programa tiene una fecha de expiración en la ventana que abrimos para someter las reclamaciones. La que venció en octubre fue una sola y es el de la Ley 118, porque es un proyecto establecido por ley y corre anualmente. Pero le extendimos un mes adicional porque los agricultores durante el periodo del huracán no iban a bregar con eso”, insistió.

En el caso de los fondos federales disponibles, el secretario explicó que las ayudas surgen por gestiones del propio DA con el secretario de Agricultura federal, Sonny Perdue.

“Después de una conversación que tuve con el secretario de Agricultura federal, le expliqué la situación de Puerto Rico y nos aprobó 10 programas de asistencia de desastres. Esos 10 programas incluyen programas para el sector ganadero de la leche, para manejo de terreno donde hubo derrumbes, para reponer animales muertos, estructuras, árboles; todo esos programas se activaron en Puerto Rico igual que se activaron en Texas, Florida e Islas Vírgenes con los últimos eventos”, explicó Flores Otero.

Área de oportunidad para la agricultura de Puerto Rico el huracán María

El funcionario indicó además que el secretario de Agricultura federal activó 28 a funcionarios para asistir a los agricultores en las gestiones de sometimiento de casos así como dos funcionarios administrativos que trabajan los fondos junto al DA local.

Flores Otero explicó, sin embargo, que estos programas tienen un tiempo de vigencia para el sometimiento de casos, que concluye el 31 de enero de 2018. De no someterse antes de la fecha indicada, los fondos se devolverían al fisco federal.

El secretario lamentó que de los 15,000 agricultores que a estas alturas deberían haber solicitado ayuda de esos programas federales y de los 11 restantes a nivel estatal, solamente han solicitado unos 7,000 agricultores locales.

Si los agricultores no salen de sus fincas y no van a solicitar estas ayudas, se cierra la ventana y lo que va a ser seguro es que no van a recibir ninguna ayuda porque no la solicitaron. Estos no son fondos que le asignan al DA para que yo los administre o yo se los dé a los agricultores. El Gobierno federal no trabaja así”, indicó el secretario.

“El Gobierno federal les entrega estos fondos directamente a los individuos. Hay una ventana de oportunidad, hay millones de dólares para accederlos pero lo tiene que hacer la persona. Estos son programas buenísimos porque son libre de fraude, de manipulación y de política, porque cada agricultor, sea grande, mediano o pequeño, rico o pobre, no importa, va a esa oficina y allí hay personal que lo va a asistir a llenar un documento de una sola página y con eso entra en el sistema y la petición va corriendo, luego lo visitan, le dan la ayuda”, añadió.

Flores Otero manifestó que existen ocho oficinas de Farm Service Agencies distribuidas estratégicamente en pueblos como Barranquitas, Arecibo, Ponce y Mayagüez, entre otros, y aseveró que los agricultores en Puerto Rico conocen de la existencia de estas oficinas, toda vez que es esa agencia federal la que financia un 80% de las fincas que adquieren los agricultores locales.

“Si el agricultor se queda en su casa y no lo solicita, no se puede hacer nada. Después vienen a Agricultura estatal a pedir ayuda y recursos y el Estado no va a tener para ayudarlos a todos”, insistió.

Anteriormente, Flores Otero había asegurado que el paso del huracán María y la devastación que dejó en la industria agrícola de Puerto Rico representa además un área de oportunidad para reavivarla debido, no solo a las ayudas que recibe Puerto Rico para atajar la crisis en ese sector, sino que representa una lección invaluable para lograr establecer mecanismos de preparación frente a fenómenos atmosféricos catastróficos.

image_print

You must be logged in to post a comment Login