17 de Octubre de 2017

[ANÁLISIS] Gobierno: proyecto de ley del BGF no afecta acuerdo con acreedores

Por el 10 de agosto de 2017

Los cambios que introdujo la Legislatura al Proyecto de la Cámara 1164 no afectarán el acuerdo consensuado (RSA, en inglés) del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) con sus acreedores mediante el Título VI de la ley Promesa, aseguró a CB en Español el presidente de la institución, Christian Sobrino.

Esto supondría que la certificación del acuerdo por parte de la junta de control fiscal se mantendría una vez se apruebe el proyecto de ley que busca dar paso a la reestructuración y liquidación del otrora agente fiscal de Puerto Rico. La medida debe ser considerada en la sesión de hoy, jueves, del Senado. Este es uno de los cinco proyectos a considerarse en la sesión extraordinaria, que culminaría en o antes del 19 de agosto.

“Este proyecto [P. de la C. 1164] se convertirá en la política pública del Gobierno […] El BGF va a cumplir con el RSA y con la ley de reestructuración [del banco], y va a tener su resolución final el año que viene”, aseguró Sobrino.

El presidente del BGF, Christian Sobrino. (Juan J. Rodríguez/CB)

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, Ramón Rosario, dijo a CB en Español que el Gobierno respaldará el proyecto “porque cumple con el RSA que se logró con los acreedores bajo el Título VI” y que ya fue certificado por la junta de control fiscal.

“La gran mayoría [de las enmiendas] son aclaraciones que se les explicaron a los alcaldes”, afirmó el funcionario, quien dijo que tras la reunión de una treintena de ejecutivos municipales con los presidentes legislativos, muchos han cambiado su postura en torno al proyecto.

Sin embargo, la transacción podría redundar en un golpe a los municipios por ser estos quienes garantizarán casi en su totalidad el pago a los acreedores del BGF, según dispone el RSA, a juicio de varios legisladores de minoría.

Dos legisladores del Partido Popular Democrático (PPD) dijeron a este medio que, aunque se cumpla con el RSA, el proyecto no es positivo para los municipios, pues no les permitió a los alcaldes negociar su deuda con el BGF, como se les permitió a los acreedores.

“Entiendo que [las enmiendas] no afectan el RSA. Ahora, usan a los municipios para poner el peso de la deuda y poder reestructurarla con sus acreedores. Voté en contra del proyecto porque pienso que es malo para los municipios: mientras el Gobierno está reduciendo su deuda a través de la reestructuración, no le dieron la oportunidad a los municipios para reestructurar la suya”, explicó el representante Jesús Manuel Ortiz, quien fuera la mano derecha del exgobernador Alejandro García Padilla (2013-2016).

Entre los cambios que introdujo la Cámara al proyecto, Ortiz destacó un inciso para “proteger a los municipios de las demandas de sus acreedores por motivo de los préstamos que no se han desembolsado”. No obstante, indicó que no encontró el cambio que muchos alcaldes solicitaron, que tenía que ver con las reclamaciones que ellos pudieran hacer al tribunal relacionadas a su deuda con el BGF.

De hecho, este medio constató que el proyecto continúa teniendo el artículo 403 en el que se establece que se dispondrá “para la cancelación y la extinción de las reclamaciones de bonos participantes una vez se intercambien los bonos de reestructuración por las reclamaciones de bonos participantes”.

Sobrino explicó que el propósito de este lenguaje es para “dar finalidad a la disolución del BGF” y que “una vez acabas el proceso, el caso se cierra, los libros se cierran y no se mira hacia atrás”.

Pese a los cambios acordados entre el Gobierno y ciertos municipios, tanto Ortiz como el representante Luis Vega Ramos les recomendaron a los alcaldes presentar recursos legales para impugnar el RSA del BGF, pues tendrán que seguir pagando sus deudas para garantizar el repago a los acreedores de la institución tras haber recibido un recorte en las asignaciones del Gobierno de $350 millones.

“[La medida incluyó] un lenguaje para crear la expectativa, en mi opinión, falsa, de que podrán algunos municipios reclamar el dinero. Es una barbaridad que esta legislación sigue legalizando todas las emisiones de bono. Legalizar una acción que de ordinario es ilegal”, apuntó Vega Ramos.

Cámara aprueba medida para reestructurar deuda del BGF

Dos municipios, Caguas y San Juan, ya radicaron acciones legales en el tribunal federal para impugnar el RSA del BGF.

“El proceso judicial que tiene la alcaldesa [de San Juan, Carmen Yulín Cruz] sigue su rumbo, nos vamos a defender vigorosamente y vamos a ganar”, manifestó Sobrino.

El P. de la C. 1164 pretende materializar el RSA entre el BGF y sus acreedores. La medida crearía el nuevo fideicomiso donde se depositarían los activos líquidos del banco, liderados por la cartera de préstamos municipales. Este fideicomiso serviría para pagar los tres nuevos tipos de bonos mediante los cuales se reestructurará la deuda del BGF, y que serán emitidos por una nueva entidad, la Autoridad de Recuperación de la Deuda del BGF.

Los acreedores del banco —en su mayoría bonistas locales, fondos de cobertura, municipios y cooperativas—intercambiarán sus acreencias al escoger entre los nuevos bonos, aceptando así un recorte de principal de 55%, 60% o 75%, dependiendo del instrumento que se elija.

image_print

You must be logged in to post a comment Login