22 de Septiembre de 2017

Asesora ética defiende transparencia financiera en la junta

Por el 4 de Septiembre de 2017

La asesora ética de la junta de control fiscal, Andrea Bonime-Blanc, defendió hoy la integridad y profesionalismo de su gestión, al igual que el cumplimiento de todos los miembros del ente con las prácticas, reglas y leyes éticas aplicables, incluyendo lo que dispone Promesa.

Así lo dejó saber en una misiva con fecha de hoy y en respuesta a dos cartas enviadas en agosto por Espacios Abiertos (EA), una organización que “promueve la transparencia y rendición de cuentas de los haberes públicos” y gestada a través de la fundación del empresario George Soros, Open Society.

“El presidente de la junta, José Carrión, ha expresado públicamente que adherirse estrictamente a reglas éticas y evitar conflictos de interés son los motores principales detrás de las actividades de la junta. Según mi experiencia, este ha sido el caso”, sentenció Bonime-Blanc, quien arremetió contra la organización por insinuar falta de independencia y neutralidad en su gestión.

A $750 la hora de asesoría ética a la junta fiscal

Por su parte, tras recibir la carta, EA reiteró sus denuncias en contra de la junta, al asegurar que continua la falta de transparencia y el incumplimiento con la ley en las divulgaciones financieras de los miembros del ente rector. Entre sus reclamos, la organización apunta al monto total de transacciones que algunos de los miembros de la junta dejan fuera de sus reportes.

“No existe mayor riesgo de conflicto de interés el que un miembro decida no incluir el monto en una entrada de divulgación financiera. Y en la medida que la cantidad tenga algún peso en determinar […] un posible conflicto de interés, mi práctica de tratar los montos no divulgados como si fuera la máxima cantidad posible, significa que en todo caso, estaría sobreestimando, y no subestimando, la existencia de un conflicto”, sentenció Bonime-Blanc.

En su carta, la consultora ética admite que miembros de la junta la han llamado para consultar el cumplimiento ético de ciertas transacciones. Algunos de ellos han desistido en ocasiones de continuar con transacciones para evitar cualquier apariencia de conflicto de interés, según Bonime-Blanc.

La asesora en ética de la junta aprovechó la ocasión para recordar sobre algunos procesos adoptados, que Promesa no necesariamente pide en su letra. Tal sería el caso de reportes trimestrales por parte de los miembros sobre la compraventa de acciones, si alguna, y la divulgación de estos documentos en la página web del ente. También mencionó la aprobación de un “Código de Conducta” y su contratación como asesora externa de ética.

Junta de control fiscal divulga nuevos informes financieros de sus miembros

La ley federal no requiere este tipo de prácticas, pero aun así la junta las emplea, dijo Bonime-Blanc, quien anunció que harán una nueva página cibernética para todo lo relacionado con el aspecto ético de los trabajos de la junta, mientras que también se prepara un reglamento de cumplimiento ético.

En declaraciones escritas, EA manifestó que algunos informes iniciales y periódicos continúan incompletos y que tampoco existe información de salida de los miembros que han abandonado el ente, tales como el ex director ejecutivo, Ramón Ruiz Comas, y el ex representante del gobierno, Elías Sánchez.

Sobre este último particular, Bonime-Blanc dijo que Promesa no requiere informes de salida, contrario a lo que dispone la Ley de Ética Gubernamental federal. De hecho, aseguró que Promesa no incorpora todos los elementos de la legislación de ética federal.

Bajo contrato desde el pasado mes de marzo a razón de $750 la hora, la consultora y su firma, GEC Risk Advisory, revisan las acciones y divulgaciones de la junta, al igual que su cumplimiento con los reglamentos aprobados y lo dispuesto bajo la ley Promesa.

image_print