23 de Septiembre de 2017

Bancos europeos compensarán a clientes en EE.UU. tras crisis

Por el 23 de diciembre de 2016

Por David McHugh y Jamey Keaten

FRANCFORT, Alemania — Nueve años después que el colapso del mercado de viviendas en Estados Unidos estremeció los mercados mundiales, dos bancos europeos están ofreciendo asistencia a propietarios estadounidenses bajo un acuerdo relacionado con la venta de hipotecas riesgosas, que fueron un factor de la crisis del 2008.

Los bancos Deutsche Bank y Credit Suisse anunciaron hoy que llegaron al acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, debido a su participación en la venta de bonos respaldados por hipotecas.

Deutsche Bank, el banco más grande de Alemania, accedió a pagar $7,200 millones: $3,100 millones en multas y $4,100 millones en alivio a prestamistas. Ese alivio podría traducirse en condiciones más favorables de crédito para propietarios e inquilinos.

Credit Suisse llegó a un acuerdo similar: pagará $5,300 millones incluyendo $2,800 millones en alivio a prestamistas.

Ninguno de los bancos ofreció detalles sobre la compensación.

Acuerdos previos en torno a las hipotecas defectuosas contemplaban una reducción de deudas o de las tasas de interés, o la donación de fondos a organizaciones de desarrollo comunitario, bajo la supervisión de comisiones de verificación acordadas por las partes.

Algunos activistas, sin embargo, se quejan de que los bancos se están atribuyendo pagos y actividades bajo el acuerdo que de todas maneras iban a realizar.

Los acuerdos, que abarcan actividades entre el 2005 y el 2007, arrojan luz sobre un desafortunado capítulo en la crisis económica mundial, en que los bancos combinaron hipotecas de personas son crédito defectuoso y las convirtieron en bonos para inversionistas que no entendían los riesgos. Cuando las hipotecas quedaron sin pagarse ante el colapso del mercado de la vivienda, los bonos también quedaron estériles, propagando pérdidas y pánico por todo el sistema financiero.

El acuerdo de Deutsche Bank alivia un poco el peso sobre las acciones del banco ya que antes había dicho que tendría que pagar $14,000 millones. La institución ha estado tratando de dejar atrás los costosos litigios que le han llovido a partir de la crisis. Anunció que en el cuarto trimestre sufrirá una pérdida de $1,170 millones debido a las multas. El director ejecutivo John Cryan está tratando de aplicar un intenso programa de reestructuración a fin de impulsar los resultados financieros.

image_print

You must be logged in to post a comment Login