19 de Noviembre de 2017

Buscan mayor regulación a instituciones que otorgan diplomas acelerados

Por el 14 de Noviembre de 2017

Una medida legislativa del senador Abel Nazario busca establecer más controles de calidad a las instituciones de educación que ofrecen el diploma de cuarto año a través de programas “acelerados”.

Entre las personas que apoyan el Proyecto del Senado 649 está la presidenta de la Asociación de Maestros (AMPR), Aida Díaz, quien catalogó de “delito” que hayan instituciones que puedan otorgar diplomas de cuarto año en tres meses. Asimismo, exhortó a que se busquen vías dentro del sistema del Departamento de Educación que les permitan a los estudiantes acelerar sus estudios.

En la foto, los senadores Abel Nazario y Migdalia Padilla. (María Soledad Dávila/CB)

“Créanme que para mí es un delito otorgar un diploma de cuarto año a un estudiante sin saber si ese estudiante tuvo acceso a ese módulo, sin saber cuál es el trasfondo de estudiante. Le digo que es un delito porque estamos tirando a la calle un estudiante que se supone que tenga unas destrezas y conocimiento para poder ejercer en un oficio o una profesión”, aseveró Díaz.

La medida también contó con el apoyo del Departamento de Educación y del Consejo de Educación de Puerto Rico (CEPR). Estos últimos, además, admitieron que aunque son los encargados de licenciar las instituciones de educación acelerada, no cuentan con los recursos para tener la información de dichas instituciones sistematizada y organizada.

Las expresiones de estas instituciones se dieron en una vista pública que contó con la presencia de Nazario, quien también preside la Comisión de Educación y Reforma Universitaria, y de la senadora Migdalia Padilla.

Gran parte de la discusión de dicha vista giró alrededor del funcionamiento actual del Departamento de Educación y qué acciones podrían tomar dicha agencia para evitar que estudiantes se salgan del sistema.

La senadora Padilla cuestionó cómo el Departamento de Educación estaba monitoreando los estudiantes que se están dando de baja de la escuela y aseveró que “no se le pueden achacar todas las bajas a María”, refiriéndose al huracán categoría 4 que pasó por Puerto Rico el 20 de septiembre.

Sin embargo, Daniel Russe, quien acudió a la vista en representación de la secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que todavía no se tiene un número certero de las bajas en el sistema de educación.

“Ese informe lo están trabajando en [el departamento] estadístico con las variables porque queremos también ser lo más precisos posibles. Nos dimos cuenta anteriormente que hay unas variables dentro de lo que se utilizaba por los estadísticos para determinar la tasa de deserción que no necesariamente reflejaban la realidad”, explicó Russe.

En el caso de la ponencia de la presidenta de la AMPR, se discutieron varias medidas para incentivar que menos estudiantes abandonen el sistema de educación público.

“Hay que trabajar para hacerlo atractivo”, aseveró Díaz.

Entre las medidas que sugirió Díaz está flexibilizar la reglamentación de los exámenes libres, así como la posibilidad de que los maestros puedan cubrir el material en menos días del semestre.

Además, Díaz enfatizó en la importancia de regular las horas-contacto necesarias para cumplir con los requisitos de las instituciones de educación aceleradas. Según el P. del S. 649, los cursos equivalentes a un crédito requerirán 45 horas contacto y 22.5 horas para los cursos de medio crédito.

Otras disposiciones en la medida son la obligación de que el estudiante tenga que cumplir con por lo menos 75% de los requisitos de manera presencial y que la “modalidad de enseñanza acelerada vaya dirigida a estudiantes de 16 años o más”.

image_print