28 de Junio de 2017

Caída en moneda británica genera impacto mundial

Por el 9 de Junio de 2017

LONDRES — La caída de la moneda británica como resultado de las elecciones británicas afectará no solo la economía local sino a las empresas de todo el mundo que tienen negocios en el país, así como a los turistas y los consumidores finales.

La libra perdió tres centavos frente al dólar, de 1.295 a 1.263 después de unas elecciones que no arrojaron un ganador claro. El viernes se recuperó parcialmente a 1.275 dólares.

La caída no es tan drástica como la de 17 centavos -de 1.50 a 1.33- que sufrió tras el referendo del año pasado en que Gran Bretaña votó por salir de la Unión Europea, pero tendrá un amplio impacto si se mantiene.

Unión Europea presiona a Gran Bretaña para iniciar el Brexit

A continuación, un vistazo a las posibles consecuencias principales:

Turismo

La caída de la libra facilita las visitas -y las compras- de las personas que usan otras monedas. Desde la caída que trajo el referendo del Brexit aumentó enormemente el turismo a las islas. La cifra récord de 37,6 millones de personas visitaron Gran Bretaña el año pasado, donde gastaron 22,500 millones de libras (29,000 millones de dólares). No solo la estadía es más barata: Londres es uno de los principales destinos mundiales para la compra de artículos de lujo y la debilidad de la libra favorece las ventas.

Exportaciones británicas

La caída de la libra ayudará a reducir el costo de las exportaciones británicas a todo el mundo. Los vendedores al detalle tienen contratos que duran meses, incluso años, para evitar la volatilidad de las monedas. Por eso, nadie espere que el precio de la botella de whisky escocés caerá de la noche a la mañana, pero a largo plazo, a medida que se renegocian los contratos, la debilidad de la libra -si los demás factores se mantienen estables- reducirá el costo de bienes británicos que se venden en el mundo.

El costo de la vida británica

Para los británicos, sucede lo contrario: aumentarán los precios de los artículos importados. El precio de los combustibles, fijado internacionalmente en dólares, reflejará rápidamente la caída de la libra al aumentar. Otros artículos, como los autos y alimentos importados, lo reflejarán más lentamente a medida que se renegocian los contratos. Desde la caída de la libra tras el voto del Brexit, la inflación ha aumentado más rápidamente que los salarios en todo el país, lo que ha erosionado el poder adquisitivo. La inflación también reduce los beneficios que obtienen los exportadores con la caída de la moneda.

Adquisiciones empresariales

Las empresas británicas se vuelven blancos más baratos de posibles adquisiciones, a la vez que para ellas se vuelve más caro adquirir empresas extranjeras. Después de la caída del año pasado se produjeron varias adquisiciones de empresas británicas. La japonesa Softbank pagó 32,000 millones de dólares por la compañía informática Arm Holdings. Más recientemente, la gran empresa de bienes de consumo Unilever resistió una oferta de Kraft Heinz de 143,000 millones de dólares.

Ganancias empresariales

La caída de la libra afectará automáticamente las ganancias empresariales. Las multinacionales como BP o Shell verán una valorización de sus ingresos en el extranjero al repatriarlos y convertirlos a libras. Las empresas extranjeras en Gran Bretaña sufrirán una baja de sus ingresos. Eso se puso de manifiesto cuando Mondelez International, con sede en Deerfield, Illinois, redujo el tamaño de sus barras de chocolate Toblerone en Gran Bretaña.

Baja la inflación en la eurozona

image_print