16 de Diciembre de 2017

China convoca a otros países a una “integración económica”

Por el 14 de mayoo de 2017

Por Joe McDonald y Christopher Bodeen

BEIJING — El presidente chino aseguró el domingo que su gobierno “no tiene ningún deseo de imponer” su voluntad a los demás, pero convocó a otros gobiernos a una “integración económica” y a la cooperación en los campos de la regulación financiera, el antiterrorismo y la seguridad, en un mundo donde China –como la segunda economía mundial– busca convertirse en un actor cada vez más dominante.

Xi Jinping habló en Beijing durante su discurso inaugural de la conferencia “Cinturón y Ruta de la Seda” que durará dos días y a la que asisten los gobernantes de 29 naciones, entre ellos Vladimir Putin, de Rusia.

La conferencia sirve como una plataforma de impulso a la llamada “Iniciativa de Cinturones y Carreteras”, una ofensiva de Xi en política exterior. Representa un intento más del presidente chino para promover su imagen como líder mundial y defensor del libre comercio, en contraste con el presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien ha pedido restricciones a las importaciones en su país.

El presidente de China, Xi Jinping. (Mark Schiefelbein/AP)

El presidente de China, Xi Jinping. (Mark Schiefelbein/AP)

La iniciativa pretende vincular a China con gran parte de Asia, Europa y África y promete miles de millones de dólares para proyectos con los que Beijing podría aumentar su influencia global.

La iniciativa requiere la construcción de puertos, ferrocarriles y otras instalaciones en un vasto arco de 65 países. Otros países han acogido la inversión con beneplácito, pero gobiernos como Estados Unidos, Rusia e India han expresado su inquietud por el hecho de que Beijing también esté utilizando el esfuerzo para aumentar su estatura política.

Algunos diplomáticos y analistas políticos dicen que Beijing está tratando de crear una red política y económica centrada en China, expulsar a Estados Unidos de la región y reescribir las normas sobre comercio y seguridad. Estados Unidos y Japón –que Beijing considera como rivales de influencia en Asia– no forman parte de la “Iniciativa de Cinturones y Carreteras”.

China y Rusia ya son socios, junto con los gobiernos de Asia Central, en la Organización de Cooperación de Shanghai, un grupo de seguridad visto ampliamente como un intento por contrarrestar la influencia estadounidense en la región.

China apoyará a Estados Unidos en solución pacífica sobre Norcorea

Xi dijo que China podría contribuir con 100.000 millones de yuanes ($14.500 millones) al Fondo de la Ruta de la Seda establecido en 2014 para financiar proyectos de infraestructura y proporcionar asistencia por 60.000 millones de yuanes ($8.700 millones) a los países en desarrollo y organizaciones internacionales que participen en la iniciativa tendente a reactivar una antigua ruta comercial.

Dos bancos chinos también presentarán programas de créditos por 380.000 millones de yuanes ($55.000 millones) para apoyar la iniciativa, informó Xi.

“Debemos fomentar una visión de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible”, dijo Xi. Pidió una mayor acción contra el terrorismo y lo que llamó sus causas fundamentales: la pobreza y la injusticia social. “Debemos construir una plataforma abierta de cooperación y sostener y desarrollar una economía mundial abierta”, declaró Xi.

A pesar de los pronunciamientos públicos de China a favor del libre comercio, Beijing se topa con cada vez más denuncias de que obstruye o reduce a las compañías extranjeras el acceso al mercado de la segunda economía más grande del mundo.

Washington está representado en la conferencia por una delegación encabezada por Matt Pottinger, asistente especial del presidente y director sénior para el Este de Asia en el Consejo de Seguridad Nacional.

image_print

You must be logged in to post a comment Login