15 de Diciembre de 2017

[COLUMNA] La lucha por la sobrevivencia de la UPR apenas comienza

Por el 2 de Julio de 2017

Por Aníbal Acevedo Vilá
Exgobernador de PR y profesor de Derecho en la UPR

Con el fin de la huelga estudiantil, la presentación del presupuesto para el próximo año fiscal y la celebración del plebiscito el domingo 11 de junio, hay una sensación de que la crisis de la UPR quedó superada, pero nada más lejos de la verdad. La crisis de nuestro principal centro docente no tiene nada que ver con la huelga. La crisis de la UPR es y será el resultado de los recortes draconianos que el gobernador Ricardo Rosselló y la junta de control fiscal están a punto de ejecutar.

Tales recortes nacen de una visión distorsionada del rol que la UPR debe tener en nuestra sociedad. Esa visión quedó cristalizada en la expresión que el presidente de la junta de control fiscal hiciera recientemente cuando dijo que ellos quieren una universidad pública como “las del norte”.

La lucha por la UPR es más que dólares y centavos. Es una lucha por su esencia en el presente y el futuro de nuestra isla. La UPR tiene un rol único en el desarrollo económico y social de nuestro país. Su importancia no tiene ningún paralelo con otras universidades públicas en Estados Unidos. Más del 55% de los estudiantes de la UPR proviene de escuelas públicas, la mayoría de los que son admitidos proviene de familias con ingresos anuales de $30,000 o menos y, cerca del 60% de los estudiantes recibe la beca federal Pell para pagar por sus estudios.

http://cb.pr/dificil-camino-para-reestructurar-la-upr/

El ingreso familiar en Puerto Rico es menos de la mitad que el promedio en Estados Unidos, lo cual significa que el ingreso que las familias puertorriqueñas tienen disponible para financiar el costo de una educación universitaria, es mucho menor que el de las familias en Estados Unidos.

Con algunas limitadas excepciones, los programas de bachillerato y post graduados de la UPR están mejor clasificados que los de las universidades privadas. Por eso los mejores estudiantes escogen, en su mayoría, nuestra universidad como su primera alternativa de estudio.

La UPR tiene un hospital, un recinto dedicado, exclusivamente, a las ciencias médicas, un recinto dedicado, mayormente, a la ingeniería y ofrece grados de maestría y doctorado que no se ofrecen en ninguna otra institución en el país. A diferencia de otras jurisdicciones en EU, la mayoría de nuestros profesionales estudió en la isla y se graduó de la UPR.

La UPR no tiene una crisis fiscal, tiene todavía la capacidad para pagar por los bonos que ha emitido y es claro que no es responsable de la crisis financiera del gobierno. De los más de setenta mil millones que debemos en bonos, la UPR es responsable de tan solo $431 millones, menos del 1% de la deuda.

http://cb.pr/editorial-una-upr/

Lo que plantea el gobernador y la junta es llevarnos, irremediablemente, a la mediocridad en la educación superior. Por eso se han negado a cumplir con el propio mandato de la ley PROMESA, que exige que se determine lo que son “servicios públicos esenciales” para que éstos queden protegidos.

Porque la lucha por la UPR es esencial para todos los puertorriqueños, es que se ha generado un movimiento por internet para exigir que se declaren los servicios educativos de esta institución como “servicios públicos esenciales” bajo PROMESA. La petición, que se puede acceder y firmar en la página www.UPResencial.com, expresa, que si el gobernador y la junta no actúan, entonces la jueza Laura Taylor Swain, que preside el proceso bajo el Título III de quiebra, concluya que el plan fiscal no cumple con la ley porque no define lo que son servicios esenciales y lo invalide. La intención es hacerle llegar esta petición a la jueza Swain, con la firma de miles de puertorriqueños para que ella entienda lo que el gobernador y le junta se niegan a entender, que la UPR es esencial para nuestro futuro.

image_print

You must be logged in to post a comment Login