16 de Diciembre de 2017

Comisionado de Seguros envía auditores a visitar grandes aseguradoras en Puerto Rico

Por el 6 de diciembre de 2017

El Comisionado de Seguros, Javier Rivera Ríos, envió auditores a la calle ayer a visitar ocho de las aseguradoras más grandes de la isla ante quejas de la ciudadanía por la lentitud en atender reclamaciones por daños a la propiedad causados por el huracán María el pasado 20 de septiembre.

Aunque Rivera Ríos dijo que tiene unas 25 querellas radicadas, admitió que se han estado recibiendo entre 30 a 40 llamadas diarias a la oficina de personas que se quejan por la lentitud en los procesamientos de las aseguradoras. (Agustín Criollo/CB)

“Estamos fiscalizando. No estamos buscando multar ni señalar a nadie sino informarnos sobre cómo se está manejando el evento”, dijo Rivera Ríos entrevista con este medio desde Hawaii donde participaba en una actividad de la National Association of Insurance Commissioners para abogar por que se le elimine el “hit tax” a las aseguradoras médicas de Puerto Rico.

Entre las aseguradoras de propiedad que fueron visitadas por auditores estuvieron Mapfre, Universal Insurance, Cossec e Integrand. Rivera Ríos sostuvo que se escogieron las mismas por ser las que tienen el mayor número de reclamaciones del área comercial.

Aunque Rivera Ríos dijo que tiene unas 25 querellas radicadas, admitió que se han estado recibiendo entre 30 a 40 llamadas diarias a la oficina de personas que se quejan por la lentitud en los procesamientos de las aseguradoras.

“No vamos a esperar a que pasen los 75 días. Estamos actuando ya”, aseveró.

El Código de Seguros establece que una reclamación debe de procesarse en 90 días. Sin embargo, luego del huracán, Rivera Ríos no solo visitó aseguradoras, sino que emitió la carta normativa 220D que ordenaba que las reclamaciones para ciertos sectores comerciales tales como supermercados, gasolineras, hospitales, restaurantes y manufactura, entre otros negocios, tuvieran prioridad.

Esa carta cubre lo que se conoce como el seguro por “business interruption” que ayuda a cubrir pérdidas económicas en las operaciones del negocio.

“En esa carta normativa, enfatizamos que [la aseguradora] tenía que contestar en 15 días. El pago, ya sea total o parcial, debe de emitirse en 10 días. Lo que buscamos era dar un incentivo para que el comercio se levante”, explicó Rivera Ríos.

Denuncian demora de aseguradoras en desembolsar pagos por daños causados por María

Actualmente, hay más de 130,000 reclamaciones presentadas por asegurados. De estas, unas 35,000 querellas fueron radicadas por comerciantes y sobre 95,000 por dueños de propiedades privadas. La expectativa es que esas cifras aumentarán. Las mismas son mucho más altas que las reclamaciones radicadas por daños causados por el huracán Georges en 1998. En aquel tiempo, se radicaron 24,596 reclamaciones por daños a propiedades comerciales, 64,482 por daños a viviendas y 1,238 reclamaciones de daños en propiedades en condominios.

Cuando las aseguradoras tienen un alto volumen de negocios, contratan ajustadores de Estados Unidos y de países extranjeros. En el caso de los ajustadores de países extranjeros, la Oficina del Comisionado de Seguros dijo en una carta circular que no aceptaría las visas B1 y B2 de negocios temporeros  para obtener los permisos de la oficina para trabajar como ajustadores, algo que ha atrasado los trabajos, según varias compañías de seguros. No obstante, la oficina posteriormente emitió otra carta circular revirtiendo esa decisión tras consultar con el Departamento de Estado.

image_print