23 de Noviembre de 2017

Concesionarios de autos buscan cambios en ley de impuestos al inventario

Por el 9 de Noviembre de 2017

Un cambio significativo a la ley de impuestos sobre inventario es una de las propuestas principales que la Asociación de Distribuidores y Concesionarios de Autos de Puerto Rico (Prada) desea presentarle al gobierno.

Según la directiva del grupo, la iniciativa beneficiará no solo al segmento automotriz, sino a otros sectores de la economía.

“Hay un consenso en todas las industrias de que este impuesto limita el inventario de los comerciantes”, expresó Ramón Vega, Jr., presidente de Autos Vega. Según explicó, la Ley número 83 de 1991 estipula que todo comerciante tiene que pagar un impuesto por el inventario existente. Dependiendo del municipio en el que se encuentre el negocio, el impuesto puede fluctuar desde 5.83% a 9.83% del costo del artículo.

“El impuesto se paga por año. Si una mercancía se queda sin vender, hay que volver a pagar el impuesto al año siguiente”, dijo por su parte Pedro Hernández, de Auto Grupo. Debido a esto, abundó Vega, “este impuesto obliga a todo tipo de comerciante a operar con la menor cantidad de inventario posible”.

Proponen eximir a comercios pago de patentes municipales tras huracán María

Vega explicó que esa cantidad mínima de inventario trae como resultado que los consumidores no puedan comprar artículos necesarios, a veces de emergencia, al momento que los necesiten.

El mejor ejemplo, dijo, fue lo ocurrido inmediatamente después del huracán María, cuando hubo escasez de piezas para autos averiados por el ciclón. “A 47 días después del huracán la industria de autos todavía sigue afectada por culpa de este impuesto que no permitió que tuviéramos en nuestras zonas de almacenamiento la cantidad de autos y piezas necesarias para atender los reclamos de nuestros consumidores”, mencionó Vega.

Por su parte, Gerardo Pascual, de AutoGrupo explicó que por no tener inventario para evitar el impuesto, muchos autos ligeramente averiados por el huracán aún están sin repara por no contar con las piezas. “Y mientras no los arreglemos, no se pueden vender”, añadió su socio Hernández. De la misma manera, clientes particulares que han ido en busca de piezas, no han podido adquirirlas.

Como alternativa, Prada propone un cambio que no solo beneficiaría a los concesionarios, sino al propio gobierno. “No buscamos eliminar el impuesto, sino traspasarlo al momento de la compra”, dijo Vega.

Actualmente, el Centro de Recaudación de Impuestos Municipales (CRIM) recibe el pago por este impuesto cada tres meses. En cambio, Prada propone un cargo de 1% que se pague al momento de la venta del vehículo. “De esta forma, el CRIM estaría recaudando todos los días en vez de cada tres meses”, explicó Hernández.

La organización ya le ha presentado la propuesta a alcaldes, legisladores y al CRIM.

Devastadora para Puerto Rico propuesta cameral de reforma contributiva federal

image_print