16 de Octubre de 2017

Consejos para evitar ingerir alimentos contaminados

Por el 12 de Octubre de 2017

Cuando se habla de refrigeración, se habla de una temperatura en particular, y eso detiene el crecimiento de las bacterias hasta cierto punto. (iStock)

Con la falta de energía eléctrica y la dificultad para conseguir combustible para, entre otras cosas, mantener los generadores eléctricos encendidos, los abastos de comida perecedera adquiridos para pasar la emergencia pueden estar en peligro.

Si tienes duda respecto a un alimento, no lo consumas. Tener los alimentos en una neverita no es garantía de que se conserven en buen estado y mantenerlos en la nevera con una planta eléctrica pequeña, que debe apagarse durante varias horas, tampoco.

En ambos casos, los alimentos están expuestos a fluctuaciones en la temperatura que podrían dar paso a la formación de bacterias perjudiciales para la salud.

Cuando se habla de refrigeración, se habla de una temperatura en particular, y eso detiene el crecimiento de las bacterias hasta cierto punto.

“Al no haber luz eléctrica, ciertos alimentos ‘mueren’ rápido. Tenerlos en neveritas con hielo es una solución a corto plazo, pero a largo plazo no es recomendable porque hay cambios en la temperatura. En las neveritas, el hielo se derrite, los alimentos flotan en el agua y, si hay alimentos que se están contaminados, afectan a los otros también”, advirtió el gastroenterólogo Vasco Eguía, director del Departamento de Gastroenterología del Hospital Pavía.

[FOTOS] USNS Comfort: Auxilio federal a los servicios de salud en Puerto Rico

El galeno añadió que se deben tener precauciones especiales, particularmente con los adultos mayores, niños y mujeres embarazadas, debido a que tienen el sistema inmune debilitado y pueden contraer ciertas enfermedades que otras personas no. La gama de enfermedades infecciosas para estos grupos poblacionales es más amplia, señaló Eguía.

Para reducir los riesgos a la salud, el gastroenterólogo recomendó:

  • Consumir alimentos que no requieren refrigeración, como los empacados y enlatados, incluyendo las frutas y vegetales.
  • Lavar los alimentos, con agua potable, pues el agua no potable es fuente de contaminación y puede causar enfermedades gastrointestinales.
  • Si comes en algún restaurante, pregunta por la calidad del agua que utilizan para preparar los alimentos.
  • Hierve durante cinco minutos el agua que sale del grifo.

“Hasta que los sistemas no estén recertificados y las autoridades pertinentes tomen muestras, ninguna precaución es suficiente”, sentenció el doctor.

Precauciones

Para evitar problemas de salud, sigue las siguientes recomendaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA):

  • Nunca pruebes un alimento para determinar si es seguro.
  • Mantén la puerta del refrigerador cerrada lo más posible para conservar la temperatura fría.
  • El refrigerador, si no se abre, mantendrá los alimentos adecuadamente fríos aproximadamente por cuatro horas. Si está completamente lleno, mantendrá la temperatura aproximadamente por 48 horas (24 horas si está a medio llenar y la puerta se mantiene cerrada).
  • Los alimentos se pueden volver a congelar adecuadamente si aún contienen cristales de hielo.
  • Si has estado sin electricidad durante varios días, usa un termómetro para aparatos electrodomésticos y verifica la temperatura del congelador. Si después de varios días sin electricidad, el alimento contiene cristales de hielo, aún está sano.
  • Descarta envases de mayonesa y salsa tártara o crema agria que estén abiertos, si han estado expuestos a temperaturas sobre los 50 ºF por más de 8 horas.
  • Retira cualquier alimento, como pan o ensaladas verdes, que pudieran haberse contaminado a causa de los jugos que gotean de carnes, aves o pescados crudos.
  • En general, elimina cualquier alimento que tenga olor, color o textura inusual.
  • Cuando vayas a desechar los alimentos perecederos refrigerados, como carnes, aves, pescados, quesos blandos, leche, huevos, sobras y fiambre, entiérralos lejos  de cuerpos de agua para evitar la contaminación. Luego coloca algo pesado encima para evitar que algún animal escarbe y lo saque. De esta manera, evitas la propagación de plagas.

Consejos para manejar la ansiedad en tiempos de crisis

Alimentos sanos para comer

  • Alimentos altos en acidez, como la mostaza, kétchup, pepinillos encurtidos, aderezos no cremosos, jamones y jaleas; aunque estos se pueden deteriorar más rápidamente.
  • Alimentos que no requieren refrigeración pueden utilizarse a menos que tengan hongos o un olor inusual. Estos incluyen: frutas y verduras enteras (frescas), frutas y jugos de verduras (sin abrir), frutas secas y coco, productos horneados (excepto aquellos con glaseado de queso crema o rellenos de crema), hierbas y especias frescas; harina, y nueces

Consejos para consumir agua limpia

  • Antes de usarla, hierve el agua que sale del grifo.
  • Si vas a usar agua embotellada, asegúrate de que no haya estado en contacto con agua contaminada.
  • Si estuvo en contacto con agua de inundación, no la ingieras. Utilízala para otros propósitos, como para el inodoro. En este momento de emergencia, ninguna precaución es mucha.

Otros consejos del Departamento de Agricultura Federal (USDA, en inglés) son:

  • Si no tienes agua embotellada, hierve el agua para hacerla segura. Esta acción mata la mayoría de los tipos de microorganismos que causan enfermedades que puedan estar presentes.
  • Si el agua está turbia, fíltrala usando paños limpios o permite que se asiente; luego saca el agua limpia para hervir. Hiérvela por uno a tres minutos, déjala refrescar y guárdala en recipientes limpios con tapa.
  • Si no puedes hervirla, desinféctala con blanqueador de hogar. El blanqueador mata algunos, pero no todos, los tipos de organismos que causan enfermedades y que se pueden encontrar en el agua. Según el USDA, debes añadir 1/8 cucharadita (o 8 gotas) de blanqueador líquido, sin aroma, por un galón de agua. Agita bien y espera 30 minutos antes de usarla. Almacena el agua desinfectada en recipientes limpios con tapa.

Gobierno apuesta a “flyers” y pastillas para prevenir emergencia de salud pública

Manos limpias

Es importante lavarse las manos bien y constantemente. Particularmente en los baños, deben tener todas las precauciones, para evitar infectarse e infectar a otros por la vía fecal oral, esto es que “la persona va al baño, no se lava las manos, las tiene sucias, toca a otros y los infecta con sus excrementos”.

Importante: “Cuando va al baño, el hand sanitizer de alcohol no remueve el material fecal, solamente mata las bacterias, pero no se recomienda cuando las manos tienen materia fecal, tiene que ser agua y jabón”, recalcó.

image_print