Contratistas denuncian retraso del gobierno en pagar por trabajos de emergencia tras huracán María

Por el 26 de Abril de 2018

El Capítulo de Puerto Rico de la Asociación de Contratistas Generales de América (AGC-PR) alertó hoy que el gobierno está demorando en pagar a contratistas generales locales que realizaron trabajos de emergencia tras el paso del huracán María y advirtió que esta práctica ya está impactando la salud de las empresas, su capacidad para crear empleos y la continuidad de la obra de reconstrucción de infraestructura

“¿Qué empresa puede estar más de seis meses sin cobrar un centavo?”, cuestionó Stephen Spears, presidente de AGC-PR al señalar que la industria de la construcción ha puesto todos sus recursos -humanos y financieros- a la disposición del gobierno local y federal para “levantar a Puerto Rico”.

Sin embargo, la demora en los pagos dificulta la participación de las empresas locales en este esfuerzo, que es el más grande e importante que Puerto Rico ha visto en su historia, y debilita la capacidad de la industria de crear empleos y actividad económica.

En declaraciones escritas, la AGC-PR exigió a los jefes de agencias del gobierno a identificar y adoptar mecanismos que permitan el pago a tiempo a contratistas locales.

“El flujo de efectivo devengado por los pagos a tiempo aumentará nuestra habilidad para seguir creando empleos y actividad económica en el esfuerzo de construir un nuevo y mejor Puerto Rico”, dijo Spears.

Los contratistas locales fueron los primeros en atender la situación de emergencia tras el paso del huracán María hace siete meses. Entre los trabajos realizados están limpieza y mitigación de daños en puentes y carreteras, protección del sistema de acueductos y primeros auxilios a la infraestructura eléctrica y de telecomunicaciones. Las brigadas locales también trabajaron en puertos y aeropuertos para reestablecer el transporte marítimo y aéreo en la isla.

“Tras el paso de la tormenta, la industria de construcción local demostró su capacidad y disponibilidad para asumir un rol protagónico en la construcción de un nuevo y mejor Puerto Rico. No podemos permitir, ahora que tenemos trabajo para crear empleos y capacidad para atraer obreros que se habían visto obligados a emigrar, que el gobierno repita comportamientos pasados y nos estrangule con la falta de pago”, indicó Spears al señalar que las empresas de afuera que contratan con el gobierno federal y el local están recibiendo sus pagos a tiempo.

Tras el paso de María, se anticipa que Puerto Rico pudiera recibir entre $60,000 millones y $90,000 millones en fondos federales y pagos por reclamaciones de seguros. Según la asociación, para maximizar el impacto de esta inyección de capital es imprescindible la participación de empresas y mano de obra locales.

No se pudo obtener una reacción inmediata de La Fortaleza.

image_print