28 de Abril de 2017

Departamento de Estado podría cerrar oficinas de Puerto Rico en el exterior

Por el 11 de enero de 2017

El designado secretario de Estado, Luis Rivera Marín, dejó sobre la mesa el martes la posibilidad de cerrar varias de las oficinas que tiene el gobierno de Puerto Rico en el exterior —en Bogotá, Madrid, entre otros— si luego de que se haga una evaluación de su rendimiento se demuestra que son un gasto y no tienen resultados.

“Estamos evaluándolas y la oficina que no dé rendimiento se va a cerrar”, declaró Rivera Marín durante la vista pública de la Comisión de Nombramientos del Senado, que evalúa su designación, así como la de los secretarios de Salud y Hacienda, y de la superintendente de la Policía.

A preguntas del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, el designado secretario de Estado confirmó que, al momento, no han encontrado que las oficinas en el exterior hayan tenido rendimiento, pero dijo que en el caso de Bogotá podrían realizar acuerdos para programas de bilingüismo, algo en lo que el gobierno de Colombia está interesado. En otros casos, podrían realizarse acercamientos utilizando la tecnología, y no mediante la oficina, sostuvo.

Por otra parte, el designado secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, declaró durante la vista pública que, debido a que continuará ejerciendo como neurocirujano en el sector público, tendrá que abstenerse de tomar decisiones que tengan que ver con el Recinto de Ciencias Médicas (RCM), donde fue rector, o sobre asuntos de neurocirugía en la Administración de Servicios Médicos (ASEM).

Además, confirmó que el Hospital de Psiquiatría perdió la acreditación de Medicad y está a punto de perder la acreditación de Organizaciones de Cuidado de la Salud (Joint Commission). También sostuvo que el Centro Comprensivo de Cáncer, en el que se han invertido sobre $300 millones en lugar de los $150 millones que inicialmente serían, no cuenta con la acreditación de la Secretaría Auxiliar para Reglamentación y Acreditación de Facilidades de Salud debido a fallas en la construcción.

De otro lado, indicó que el proyecto sometido por el gobernador Ricardo Rosselló para reducir las contribuciones que pagan los médicos no necesariamente será suficiente para evitar la fuga de estos profesionales del país.

Además de las deficiencias que señaló tiene la ley sobre la impericia médica, Rodríguez Mercado declaró que el primer problema que enfrentan los médicos al iniciar su carrera en la isla es la negativa de las aseguradoras de incluir en su red de proveedores a nuevos profesionales.

“¿Usted está acusando a las aseguradoras de la partida de médicos?”, cuestionó Rivera Schatz, que preside la Comisión de Nombramientos del Senado. A lo que el designado secretario de Salud respondió de forma afirmativa: “No le tengo miedo a eso”.

Rivera Schatz presentó un proyecto de ley (P. del S. 27) para fiscalizar aquellas prácticas de las aseguradoras que afecten directamente la integridad de los pacientes.

Se espera que los cuatro designados que fueron evaluados en la vista pública del martes sean confirmados por el Senado en la sesión del jueves.

image_print

You must be logged in to post a comment Login