23 de Noviembre de 2017

[DOCUMENTOS] FEMA sí conocía fallas en contrato de Whitefish y advirtió a la AEE

Por el 11 de Noviembre de 2017

(iStock)

A pesar de que sus funcionarios han insistido en que no revisaron el controvertible contrato entre Whitefish Energy Holdings LLC y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), un portavoz de la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA) aseguró que, no solo conocían del contrato, sino que advirtieron sobre sus deficiencias 10 días antes de que se firmara.

De acuerdo con el portavoz de FEMA, Marty Bahamonde, funcionarios de la AEE y de FEMA se reunieron el 7 de octubre para discutir las tareas que asumiría Whitefish en la reparación de las principales líneas de transmisión y distribución de isla, afectadas por el huracán María y que mantienen todavía sin luz a más de la mitad de los residentes de Puerto Rico, según información publicada por la agencia de noticias Debtwire. El contrato con las enmiendas cuestionables se firmó el 17 de octubre.

El medio cita además al director de Compras de la AEE, Ramón Caldas, funcionario que estuvo a cargo de la elaboración del contrato inicial con Whitefish, quien confirmó la reunión. Asimismo, Caldas dijo Debtwire que los asesores legales de la corporación pública, entre ellos la firma Greenberg Traurig, se reunieron en varias ocasiones con los abogados de Whitefish para detallar los términos del contrato.

El contrato de Whitefish ha levantado controversia tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos debido a que la AEE optó por contratar una empresa privada de cuestionable experiencia en vez de a la American Public Power Authority. (Juan J. Rodríguez/CB)

El acuerdo inicial con la empresa con sede en Montana -y que al momento de su contratación apenas contaba con dos empleados según récords públicos- lo firmó Caldas a nombre de la AEE el 26 de septiembre. Unos 20 días después el contrato fue enmendado, según ha consignado el director de la corporación pública, Ricardo Ramos, para que cumpliera con los requerimientos de FEMA.

La Autoridad, cuya deuda pública ronda los $9,000 millones, se encuentra en proceso de quiebra ante su incapacidad fiscal para pagar sus obligaciones. El cumplimiento con los requerimientos de FEMA a la hora de contratar brigadas de ayuda para reparar el sistema eléctrico es imperativo si se pretende reclamar a la agencia federal que reembolse los gastos incurridos.

El pasado 24 de octubre, funcionarios de FEMA cuestionaron por espacio de tres horas al representante legal de la AEE, Javier Morales Tañón y de Greenberg Traurig sobre el contrato de Whitefish cuyo tope ascendía a $300 millones.

“Al final de la llamada, el equipo de FEMA concluyó que deseaban hacer preguntas adicionales y harían pedidos de información sobre los procesos de contratación pero no tenían comentarios en ese momento sobre el contrato de Whitefish ya que parecía que cumplía con las regulaciones de FEMA en un 100%”, detalla una carta enviada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares al Inspector General del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, John Roth.



Sin embargo, días después representantes de FEMA deponiendo ante el Congreso admitieron que el acuerdo levanta muchas interrogantes. Las circunstancias del contrato están siendo investigadas tanto por las autoridades federales como por la Oficina del Contralor de Puerto Rico.

CB en Español supo que la Oficina del Contralor tiene a siete auditores y dos abogados destacados en esta investigación.

El contrato de Whitefish ha levantado controversia tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos debido a que la AEE optó por contratar una empresa privada de cuestionable experiencia, en lugar de solicitar cooperación a través del programa de ayuda mutua de la Asociación de Utilidades Públicas (APPA en inglés,) de la que es socio.

El director de la AEE ha admitido que las cláusulas cuestionadas por FEMA no debieron incluirse en el contrato de Whitefish Energy. Sin embargo, a pesar de la alerta levantada por FEMA y de contar con la asesoría de un bufete de alto prestigio como Greenberg Traurig, no solo se incluyeron, sino que también aparecen en el contrato firmado con la empresa Cobra Acquisitions, pocos días después.

Hace una semana, el director de la AEE destituyó de sus puestos de confianza al director de Asuntos Jurídicos, Javier Morales Tañón.  El licenciado Morales Tañón fue quien firmó el pasado 17 de octubre la opinión legal sobre la que se basó Ramos y la Junta de Gobierno de la AEE para autorizar el contrato con Whitefish. Ese mismo contrato se usó de modelo para la contratación de Cobra Acquisitions. Ambos contratos tuvieron que ser enmendados luego de denuncias de funcionarios federales y estatales debido a que incluían cláusulas con información incorrecta y contradictoria.



La opinión legal firmada por Morales Tañón establece que la enmienda firmada el 17 de octubre, y donde se establece que FEMA autorizaba el contrato, se detallan las cantidades a pagar y define que esos costos no eran revisables por ninguna autoridad federal o estatal, y que “cumple con todas las disposiciones legales aplicables”.

“Esta primera enmienda fue redactada en colaboración con el bufete Greenberg Traurig LLP, para que dicho contrato recoja y cumpla con todas las disposiciones contractuales requeridas por la Federal Management Agency (FEMA) y el cual procura que dicha agencia federal reembolse a la Autoridad todos los dineros pagados a Whitefish bajo este contrato”, lee la opinión emitida el mismo día que se firmó el contrato.



De acuerdo con el registro de contratos de la Oficina del Contralor, la firma Greenberg Traurig tiene vigentes tres contratos con el Gobierno que suman $11 millones. Ninguno de ellos es con la AEE.

El contrato de Whitefish Energy fue cancelado por orden del gobernador efectivo el 30 de noviembre “debido a la distracción que produce”, mientras el país trata de recuperarse de los estragos dejados por el huracán.

image_print