24 de Noviembre de 2017

El Supremo y las cenizas: problema sin resolver

Por el 22 de diciembre de 2016

El lunes 19 de diciembre el Tribunal Supremo de Puerto Rico resolvió que es válida la ordenanza del Municipio de Peñuelas que prohíbe el depósito de cenizas de carbón en dicho pueblo. Esta decisión resultó ser un regalo de Navidad adelantado para la comunidad Tallaboa de Peñuelas, así como para los grupos que han mantenido una lucha activa. Sin embargo, lo resuelto por nuestro más alto foro judicial no implica que el problema de la disposición de las cenizas de la planta generadora de AES en Guayama haya sido resuelto. Veamos.

La controversia en este caso era si el Municipio de Peñuelas podía prohibir mediante ordenanza el depósito de cenizas en su límite territorial. Para entender esto, es necesario resaltar que la Asamblea Legislativa es quien posee la facultad de crear las leyes que habrán de regir. Los municipios son criaturas de la Legislatura y esta rama a su vez ha delegado en ellos facultad para legislar en ciertas áreas específicas, típicamente las más conocidas son la seguridad y ciertas iniciativas de desarrollo económico, aunque hay otras. Dichas facultades se ponen en vigor a través de las ordenanzas o leyes municipales que emite la legislatura municipal. Dentro de la jerarquía jurídica, una ley siempre estará por encima de una ordenanza municipal.

Volviendo al caso, el Municipio de Peñuelas presentó una demanda en solicitud de injunction preliminar y permanente contra Ecosystem. La misma alegaba que la corporación que había solicitado un permiso para la construcción de un vertedero, estaba violando la ordenanza municipal al utilizar las cenizas como relleno. El Tribunal de Primera Instancia resolvió a favor del Municipio, determinando que en estricto derecho poseía autoridad para aprobar la ordenanza. Posteriormente, un panel del Tribunal Apelativo revocó la determinación del juez de instancia. Es así como el Municipio acude ante el Tribunal Supremo quien resolvió lo que ya todos conocemos.

Lee también: Sigue la lucha a pesar de decisión Suprema sobre cenizas

Ahora bien, en síntesis la determinación del Supremo lo que expresa es que al no haber una ley estatal o federal que ocupe el campo, entiéndase, que regule lo referente al uso de las cenizas como relleno, el Municipio estaba facultado para hacerlo. A su vez, determinó que la ordenanza era de aplicación general, o sea, que no aplicaba única y exclusivamente a Ecosystems, lo cual la hubiera invalidado. A su vez, el Supremo resolvió que los permisos obtenidos por la compañía meramente autorizaban la construcción de un vertedero y nada disponían en cuanto el material de relleno a utilizarse, por lo que la ordenanza no era contraria a estos.

Basado en lo anterior es que concluyo que el problema de las cenizas aún no ha sido resuelto.

Ante la prohibición de la disposición de las cenizas en Peñuelas, la compañía AES depositará las cenizas en el otro vertedero que utilizan, el de Humacao. Hasta el momento, la legislatura municipal de Humacao no aprobado prohibición alguna al respecto, por lo que no debe extrañar en un futuro ver el mismo tipo de protestas que en Peñuelas. Por otro lado, si la Legislatura aprobara una ley que regulara el depósito de las cenizas y estableciera bajo qué circunstancias o cumpliendo qué requisitos esto sería permitido, la ordenanza de Peñuelas resultaría nula. Recordemos que una ordenanza no irá por encima de una ley.

A tales fines, toca a la Asamblea Legislativa que entra en funciones en enero de 2017 tomar cartas en el asunto, con el fin de regular o prohibir de manera permanente el uso y disposición de las cenizas de carbón.

Lee también: EC Waste dice que esperan por determinación de JCA con relación al depósito de cenizas

Es meritorio señalar que AES disponía de sus cenizas en la República Dominicana debido a que su contrato con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) prohibía que las mismas se depositaran en la isla. Sin embargo, tanto el gobierno dominicano como ciudadanos, demandaron a la compañía por los daños sufridos como resultado de la disposición de las cenizas. Estos pleitos fueron transados por sumas millonarias.

Ante este cuadro, debería ser una prioridad el legislar a los fines de regular o prohibir la disposición de las cenizas de la planta de AES en Guayama e incluso, más allá de esto, el cumplimiento con las cláusulas de su contrato con la AEE.

Antes de la decisión del Supremo, existía la posibilidad de que un proyecto fuera presentado en la sesión extraordinaria que convocó el gobernador Alejandro García Padilla para antes de fin de año. No obstante, no fue incluido ningún proyecto sobre las cenizas.

Con este panorama, tocará a la próxima Legislatura, si es que este controversial tema constituye una prioridad para ellos, regular la disposición de las cenizas. Mientras tanto, lo realmente importante es que al menos por ahora, la gente de Peñuelas puede celebrar y respirar en paz.

 

El autor se graduó Magna Cum Laude de la Escuela de Derecho de la UPR. Es abogado litigante con práctica estatal y federal en asuntos de derecho civil, contratos, daños y perjuicios, derecho laboral y derecho penal.

image_print

You must be logged in to post a comment Login