17 de Agosto de 2017

En Piola reina la pizza

Por el 30 de Julio de 2017

En una pared, dos grandes relojes advierten la hora en Argentina y en Italia. En otra, tres palabras en italiano: Beviamo, Parliamo, Mangiamo… (bebamos, hablemos, comamos)… Y es que así es Piola. Un espacio gozoso para degustar delicias italianas, argentinas y, por supuesto, boricuas.

Este recinto calleloiceño, ahora regentado por los jóvenes y amigos entrepreneurs Víctor Merino, Cristian González y Víctor González, y con el chef Samuel Ortega en la cocina, materializa una pizzería italoargentina con un amplio menú confeccionado para complacer todo tipo de paladar.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Aquí la pizza es reina. Diecinueve variedades se sirven. Todas con nombres de diferentes barrios de Argentina, excepto una: La Loíza. Que resulta es la gran sorpresa del menú dado que se elabora con corned beef y amarillos. ¡Es divina! (Juan J. Rodríguez/CB)

Aquí la pizza es reina. Diecinueve variedades se sirven. Todas con nombres de diferentes barrios de Argentina, excepto una: La Loíza. Que resulta es la gran sorpresa del menú dado que se elabora con corned beef y amarillos. ¡Es divina!

Este manjar es de masa gruesa pero ligera, similar al pan, esponjosa, a la vez crujiente.

¿La clave? “Se confecciona con buena harina. Caputo, italiana, doble cero (00). Es costosa, comparada con las otras, pero hace la diferencia”, comenta muy orgulloso el chef Ortega. Y es que la harina es vital en el arte de elaborar pizza. Esta en particular, la Caputo, es la Crème de la crème”. Y a eso se le añade otro elemento: el horno de piedra, gran aliado de la cocina de Piola.

En el menú encontrará opciones clásicas como la Flores, con salsa de tomate y mozzarella; Puerto Madero, con salsa de tomate, mozzarella y pepperoni; Núñez, con mozzarella bufala, tomates y albahaca; o la Napolitana, con mozzarella, tomates frescos, ajo rostizado y orégano.

Y opciones más innovadoras como la Fátima, con  mozzarella, cremini, queso brie y cebollas caramelizadas; Barracas, con salsa bechamel, mozzarella, tocineta, jamón bollo y setas; Urquiza, con mozzarella, aceitunas, palmitos, cebolla blanca, pimiento morrón, pimientos verdes y champiñones y Mar del Plata, con salsa Alfredo, mozzarella y camarones cocidos con ajo y vino blanco.

Del imaginario argentino La boca, con mozzarella, chorizo argentino y chimichurri. Con gusto italiano la Almagro, con ricotta, arúgula, tomates y prosciutto; la deliciosa Burrata, con mozzarella bufala, perlas de vinagre balsámico y prosciutto; Lugano, con salsa de tomate picante, mozzarella,  salchichas italianas dulce y picante; y Boedo, rellena de mozzarella, cebolla caramelizada y queso parmesano.

Si la prefiere con sabor a dos mundos –Argentina e Italia-, serán complacidos con la San Telmo, elaborada con cebollas, pancetta ahumada y tomates secos o la Mataderos, con chorizo argentino, tocineta, pepperoni, panceta y salchicha italiana. (Esta es la más solicitada.)

Toques de innovación al menú nupcial

Para los que no comen carne, la Chacabuco, con mozzarella, espinaca y queso parmesano o la Chacarita, con salsa bechamel, provolone, queso de cabra, mozzarella y blue cheese.

Para los arriesgados, la Recoleta, con mozzarella, jamón bolo y piña. Y para los “yo soy boricua pa’que tú lo sepas”, La Loíza, con salsa de tomate, mozzarella, amarillos, queso crema, carne molida o corned beef.

Además de los ingredientes de primera calidad, y del suplido de productos locales,  el chef Ortega menciona “que nada como el esfuerzo, empeño y pasión de los empleados. Esos son los ingredientes básicos”.

Entre otros platos para degustar Piola cuenta con una variada oferta de aperitivos como la Burrata fresca, servida con mermelada de tomates, perlas de balsámico y aceite de oliva; bolitas de queso gouda, croquetas de prosciutto, entre otros. También puede elegir ensaladas frescas como la Arúgula Ceasar, sándwiches de pollo o de churrasco o el Piola Burger, preparado con queso provolone, cebolla caramelizada, mostaza Dijon, tomates y pepinillos.

En el renglón de pastas, la oferta es variada. Puede degustar una Bolognesa de Carne Asada, Gnocci de Yuca y Pollo y Ravioli de Higos y Ricotta, entre otras opciones.

El menú se completa con ricos postres, de estos menciono el Mousse de Chocolate, Pudín de Croissants (relleno de chocolate con salsa de vainilla), y el Vanilla Bean Crème brûlée, todos mmm… magníficamente deliciosos. Además de una extensa carta de vinos.

“Take the cannoli”

image_print