19 de Noviembre de 2017

Entidades rescatistas envían a EE.UU. animales abandonados en Puerto Rico

Por el 16 de Octubre de 2017

Enfrentados con un colapso de la infraestructura e incertidumbre sobre futuras posibilidades de empleo, muchos puertorriqueños han decidido mudarse permanentemente a Estados Unidos tras el impacto del huracán María el pasado 20 de septiembre. Ancianos, enfermos y personas con hijos pequeños también están siendo desalojadas por sus familiares sin saber si van a poder regresar.

La triste realidad es que cuando tantas personas optan por relocalizarse, el limitado espacio que tienen las aerolíneas para transportar mascotas se llena muy rápido. Muchas personas han tenido que entregar sus mascotas en albergues locales mientras otras simplemente los abandonan, revelaron a CB en Español portavoces de varios albergues y organizaciones rescatistas.

Los 23 aviones privados que han enviado con donaciones han salido llenos con cientos de animales provenientes del Humane Society of Puerto Rico (HSPR), Vieques Humane Society, The Sato Project, Save a Gato, Centro de Control y Adopción de Animales – Municipio de San Juan, entre otros albergues. (Jaime Rivera/CB)

La organización Humane Society of the United States (HSUS), la cual envió equipos de emergencia a la isla poco después del azote de María, ha estado sistemáticamente vaciando albergues para hacer espacio para más animales, tanto para mascotas entregadas como rescatadas. Sus equipos también se encuentran visitando municipios alrededor de Puerto Rico llevando ayuda humanitaria para animales y seres humanos, y ofreciendo servicios de emergencia.

“Lo principal que estamos tratando de hacer con la implementación de los equipos en la isla y en Vieques es llevar comida para mascotas, agua, generadores, servicios veterinarios de emergencia y transportar los animales fuera de Puerto Rico a los estados para que sean adoptados”, explicó Tara Loller, directora de Campañas Estratégicas y Proyectos Especiales para el HSUS.

En algunos lugares fuimos la primera ayuda humanitaria en llegar, llevando pañales, comida de bebé, fórmula, de todo”, agregó.

Ese fue el caso en Vieques, donde actualmente la entidad tiene cinco clínicas veterinarias en la cual atienden entre 60 y 100 mascotas al día, incluyendo caballos. También han estado llevando comida y generadores por helicóptero para pacientes de cáncer en la isla municipio.

Los 23 aviones privados que han enviado con donaciones han salido llenos con cientos de animales provenientes del Humane Society of Puerto Rico (HSPR), Vieques Humane Society, The Sato Project, Save a Gato, Centro de Control y Adopción de Animales – Municipio de San Juan, entre otros albergues, indicó Loller.

Algunos de estos, como El Faro de los Animales en Humacao y el Santuario de Animales San Francisco de Asís (Sasfa) en Cabo Rojo sufrieron daños serios por el huracán y no están operacionales. Muchos de sus empleados y voluntarios siguen rescatando animales abandonados, albergándolos en sus casas mientras logran enviarlos a Estados Unidos o encontrarles un hogar permanente.

Otra organización que lleva en la isla desde los primeros días después de la tormenta es Guardians of Rescue, que además estuvo en Texas y Florida luego que esos estados fueran abatidos por los huracanes Harvey e Irma.

“Estábamos cansados, agotados, pero teníamos que venir. Puerto Rico tiene la peor destrucción, [la operación] ha sido la más cara y será la más larga”, confesó Robert Misseri, presidente de Guardians of Rescue a CB en Español.

“Hay muchas personas en Estados Unidos interesados en ayudarnos con los animales y han hecho el gigantesco ejercicio de alzar fondos para conseguir un avión, lo cual es extremadamente caro”, indicó por su parte Maritza Rodríguez, directora ejecutiva de Humane Society of Puerto Rico. (Suministrada)

Trabajando desde el HSPR, en Guaynabo, sus miembros han estado realizando rescates de animales, organizando vuelos privados para llevar perros y gatos a albergues en Estados Unidos y vuelos a Florida para que dueños que no quieren dejar a sus mascotas las puedan reclamar. Este último esfuerzo lo están realizando con Pet Haven Rescue en Florida.

Algunas personas rehúsan irse de la isla si no pueden llevarse a sus mascotas y estamos contratando vuelos a Fort Myers donde pueden ir a recogerlos. Una vez ya sus mascotas están en camino, entonces ellos compran sus pasajes”, indicó Misseri. Citó el caso de una señora de 87 años con tanque de oxígeno cuya familia no lograba convencerla de que se fuera de Puerto Rico a menos que también trajeran su perro.

Hasta ahora, Guardians of Rescue ha traído cuatro aviones con 3,000 libras de ayudas para animales y para las personas que los cuidan. Desgraciadamente, por el problema de las telecomunicaciones, ha sido un reto hacer que esa ayuda llegue a donde debe ya que no pueden comunicarse con sus equipos en la isla, admitió Misseri. Hoy llegarán ocho miembros adicionales de la organización a la isla para brindar asistencia.

Todo esto le ha causado problemas financieros a Guardians of Rescue. “Ha sido extremadamente caro. No somos una organización grande y no queremos parar pero no sabemos cómo vamos a continuar financieramente”, expresó Misseri.

La magnitud del esfuerzo no ha pasado desapercibida por rescatistas locales. “Hay muchas personas en Estados Unidos interesados en ayudarnos con los animales y han hecho el gigantesco ejercicio de alzar fondos para conseguir un avión, lo cual es extremadamente caro”, indicó por su parte Maritza Rodríguez, directora ejecutiva de Humane Society of Puerto Rico.

Agrega que tiene su albergue lleno a capacidad y una larga lista de personas esperando entregar a sus mascotas. “Envío 40 y me llegan 80. Envío 80 y me llegan 160”, lamentó.

Recientemente, un grupo de albergues en Estados Unidos reunió fondos para sacar 150 gatos y perros y enviarlos a Massachusetts y Maine. Este esfuerzo lo coordinó All Sato Rescue, una red de rescatistas independientes que opera alrededor de la isla. Ese fue el sexto avión que llenaban desde el paso del huracán, aunque los anteriores fueron donados por la HSUS, afirmó Edilia Vázquez de All Sato Rescue.

Otras organizaciones que han estado reservando vuelos para desalojar animales, enviar ayuda humanitaria a Puerto Rico y ofrecer servicios veterinarios de emergencia son Wings of Rescue, Alpha CREW, Veterinarians for Puerto Rico, entre otras.

Que las personas dejen a sus mascotas en los albergues no es nuevo, indica Rodríguez, aunque sí ha incrementado bastante desde la tormenta, al igual que las peticiones para certificados de viaje.

Normalmente, su organización envía animales a Estados Unidos por medio de American Airlines cargo, sin embargo, estas operaciones actualmente están enfocadas en traer esfuerzos de recuperación y distribuir suministros y no están aceptando animales en cargo, informó Laura Masvidal de comunicaciones corporativas de American Airlines.

“Nuestros vuelos saliendo de Puerto Rico están llegando a su límite de mascotas en cabina por lo que le pedimos a nuestros clientes que llamen a Reservaciones de antemano. También estamos aceptando mascotas como equipaje pero la temperatura no puede exceder 85 grados [Fahrenheit]”, añadió Masvidal.

Otras aerolíneas contactadas por CB en Español no respondieron al momento.

Si quiere donar a alguna de las entidades que trabaja para desalojar animales y además envía ayudas a Puerto Rico, aquí proveemos los enlaces a sus páginas web:

Humane Society of the United States: http://www.humanesociety.org/

Guardians of Rescue: https://guardiansofrescue.org/

Wings of Rescue: https://www.wingsofrescue.org/

Alpha CREW: https://www.facebook.com/YourAlphaCREW/

Veterinarians for Puerto Rico: https://www.gofundme.com/veterinariansforPR

Humane Society of Puerto Rico: http://www.hspr.org/

All Sato Rescue: http://allsatorescue.org/

image_print

You must be logged in to post a comment Login