17 de Agosto de 2017

Estados Unidos admite falta mucho para reparar relaciones con Rusia

Por el 18 de Julio de 2017

Por Matthew Lee

WASHINGTON — El gobierno estadounidense admitió el martes que falta mucho trabajo para reparar las maltrechas relaciones con Rusia, al tiempo que Moscú reiteraba su exigencia de que se le devuelvan dos instalaciones diplomáticas confiscadas.

El lunes se realizó la más reciente ronda de diálogo de alto nivel, una sesión de dos horas y media entre el subsecretario de Estado Tom Shannon y el viceministro de relaciones exteriores de Rusia, Serguei Ryabkov.

El viceministro de relaciones exteriores de Rusia, Serguei Ryabkov (izquierda) y el embajador ruso ante Estados Unidos, Sergey Kislyak, (derecha) llegan al Departamento de Estado en Washington. (Carolyn Kaster/AP)

En un comunicado, el Departamento de Estado manifestó que se trató de un encuentro “difícil, franco y deliberado” y que ambas partes expresaron su compromiso con tratar de dirimir las diferencias. Sin embargo, el comunicado aclaró que no lograron avances sustanciales.

“Estados Unidos y Rusia buscan una solución a largo plazo para una serie de temas de interés bilateral que han tensado las relaciones”, dijo el comunicado.

“En el diálogo se hizo evidente la buena voluntad, pero queda claro que falta trabajo por hacer”, añadió.

La reunión buscaba resolver las diferencias que han entorpecido la colaboración en temas de importancia mundial, como los conflictos en Siria y en Ucrania. La reanudación del diálogo ocurre menos de dos semanas después de que el presidente Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin celebraron su primer encuentro en persona, que ambas partes calificaron de un buen comienzo para reparar las relaciones.

Trump encara a Putin sobre elecciones presidenciales

Washington desea que Moscú deje de acosar a diplomáticos estadounidenses y que derogue una prohibición sobre la adopción de niños rusos. Rusia quiere que Estados Unidos le devuelva dos instalaciones recreativas -una en Maryland y una Nueva York- que datan de la Guerra Fría y que el entonces presidente Barack Obama ordenó confiscar en represalia por la intromisión rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

Aunque Putin se abstuvo de tomar represalias por las medidas de Obama -que también incluyeron la expulsión de 35 diplomáticos rusos que Estados Unidos consideraba espías- ha aumentado la frustración en Moscú por el hecho de que Trump no las ha derogado.

Rusia advirtió que podría expulsar a diplomáticos estadounidenses o confiscar propiedades si no se le devuelven las instalaciones. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que Moscú “se reserva el derecho a tomar medidas recíprocas”.

Ryabkov dijo a la agencia de noticias rusa Tass que él y Shannon habían presentado propuestas para llegar a una solución, pero que “sería exagerado decir que estamos a punto de llegar a una solución sobre esta situación”.

Relaciones entre Estados Unidos y Rusia sufren variaciones en la historia

image_print