17 de Agosto de 2017

Estados Unidos procura Irán cumpla acuerdo sobre arsenal nuclear

Por el 27 de Julio de 2017

Por Josh Lederman y Matthew Lee

WASHINGTON — El gobierno estadounidense desea que se realicen más inspecciones en Irán para verificar si el país está cumpliendo con el acuerdo para desmantelar su arsenal nuclear, dicen fuentes oficiales.

Las inspecciones serían parte de una estrategia más amplia del gobierno de Donald Trump para asegurarse de que Irán no consiga armas nucleares.

Aunque el gobierno del presidente Donald Trump desea una implementación más estricta del acuerdo, también trata de corregir lo que considera como “fallas graves” en el pacto, que si no se arreglan en breve podrían llevar a Washington a cancelarlo.

Tal estrategia incluye consultas con países europeos a fin de negociar un acuerdo subsiguiente para evitar que Irán reanude sus actividades nucleares una vez que expire el acuerdo actual, dentro de aproximadamente una década, dijeron las fuentes, que pidieron permanecer en el anonimato.

Las gestiones en pro de mayores inspecciones, que Irán seguramente resistirá, podrían ser un factor en la inminente decisión de Trump sobre si permanecer o no en el acuerdo que él tanto ha criticado.

Trump manifiesta comunidad transgénero no puede prestar servicio militar

De acuerdo con esa lógica, si Irán rechaza las inspecciones, Trump podrá argumentar que Irán no está cumpliendo con el pacto y podrá culparle de su eventual fracaso. Y si Irán acepta las inspecciones, los miembros del gobierno partidarios de mantener el acuerdo podrán argumentar que están defendiendo la seguridad nacional eficazmente.

Las gestiones cobraron impulso este mes tras un intenso debate a lo interno del gobierno sobre si se debería certificar el cumplimiento del acuerdo por parte de Irán, un proceso que se deberá repetir cada 90 días.

Trump estaba ansioso por reprobar a Teherán, a pesar de que la Agencia Internacional de Energía Atómica asegura que las infracciones son mínimas. A pedido de miembros del gabinete, Trump aceptó, renuentemente y a último minuto, certificar a Irán por ahora, pero solo tras recibir promesas de que se incrementará la presión sobre Irán.

Trump tendrá que decidir en tres meses, nuevamente, sobre si Irán está cumpliendo y no queda claro si para entonces habrán prosperado los pedidos de mayores inspecciones o si se habrán corregido las deficiencias en el pacto. Trump le dijo al Wall Street Journal esta semana que probablemente dirá que Irán no está cumpliendo, lo que aumenta la presión sobre el secretario de Estado Rex Tillerson y otros para persuadirle de lo contrario.

“Si por mí fuera yo hubiera reprobado a Irán hace 180 días”, dijo el presidente.

Con ese objetivo en mente, el gobierno está tratando de obligar a Irán a aceptar el ingreso de inspectores de la AIEA a bases militares donde, según las agencias de inteligencia estadounidenses, los iraníes están socavando el acuerdo, dijeron funcionarios.

El acceso a las bases militares iraníes fue uno los aspectos más contenciosos del acuerdo de 2015, según el cual Teherán aceptó disminuir su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

El periodista de The Associated Press George Jahn en Viena contribuyó a esta nota

image_print