28 de Junio de 2017

Frustrado Gustavo Vélez con el “task force” para el desarrollo económico de Puerto Rico

Por el 17 de mayoo de 2017

Un panorama ominoso para los próximos cinco años fue expuesto por el reconocido economista y exasesor legislativo, Gustavo Vélez, a casi un año de la imposición de la junta de control fiscal a través de la ley federal Promesa.

Durante su alocución hoy en el conversatorio de la Cámara de Comercio para conocer a los candidatos a la junta directiva de la organización, Vélez, quien fue férreo defensor de la ley federal, aseguró sentirse frustrado e inconforme con la falta de enfoque del grupo de trabajo creado por el Congreso para impulsar el desarrollo económico de la isla.

El economista Gustavo Vélez aseguró que sin un plan de desarrollo económico, Puerto Rico no podrá salir de la crisis. (Agustín Criollo/CB)

“De todo este proceso, lo más frustrante para mí es que el famoso ‘task force’ [Grupo de Trabajo Congresional para el Desarrollo Económico de Puerto Rico] de desarrollo económico que se habló en Washington está engavetado en algún lugar en la oficina de Orrin Hatch o de Paul Ryan…”, lamentó.

Vélez aseguró que el gran reto que Puerto Rico tiene de frente es si el país se quedará pasivo ante la inacción del Congreso para permitir herramientas que fomenten el desarrollo económico en la isla o si reclamará al gobierno estadounidense que active inmediatamente ese grupo de trabajo.

“Ya estamos cometiendo otra vez el mismo error donde estamos siendo complacientes, entretenidos ahora con lo que pasa localmente. Que si el proceso de quiebra, quién va a ganar, quién va a perder, cuánto va a ser el ‘haircut’, y estamos perdiendo la esencia de que, sin desarrollo económico, nada de esto va a salir”, indicó.

Caucus PNP apoya solicitud para cabildear a favor del Plan de Desarrollo Económico

Vélez argumentó que si la economía en la isla continúa el curso que lleva hasta el momento, podría desembocar en una catástrofe al continuar articulando reestructuraciones sin haber definido la “zapata productiva” que le dará viabilidad a la posibilidad de repagar la deuda gubernamental.

El economista indicó que hasta el pasado año fiscal 2015-2016, la economía local se contrajo entre un 18% y un 20% y registró contracciones entre un 2.5% y un 3% interanual hasta abril 2017.

“Eso significa que la espiral descendente de esta economía se está agudizando. La contracción en manufactura, en el ‘retail’, en los bancos, está acelerando la caída. Lo que va a pasar del 2017 al 2022, según el plan fiscal aprobado en marzo 13, que va a ser el comportamiento macroeconómico en ese periodo, habrá contracciones en 2017 y 2018 de 2.8% y 2.4%”, aseguró.

“Lamentablemente, estas contracciones no van a ser así. Si la austeridad, como está planteada es la que es, vamos a caer de un 4% a 5% en los próximos dos años fiscales. Si tenemos contracciones así, y vemos que esto continua hasta el 2022 en caída, la proyección que tenemos es que la economía, cuando termine todo este ciclo, se va a haber contraído de un 30% a un 33%”, añadió. Vélez explicó que este porciento representa una tercera parte de la capacidad de producción de Puerto Rico.

El experto indicó que el reto que existe actualmente es minimizar el desfase entre el proceso de quiebra a través del Capítulo III de la ley Promesa, que proyectará una mala imagen de la isla en los próximos años desde el punto de vista de proyección de inversión, de atraer dinero para las alianzas público privadas. Según explicó, todo lo que el gobierno intente proyectar va a estar atrapado por ese ciclo de espiral descendiente y continuará halando la economía hacia el precipicio.

“Lo que planteo es que nosotros tenemos, más que nunca, que ir al Congreso no a pedir un rescate, sino a exigirle al ‘task force’ que implemente por etapas las cosas que no tienen un costo fiscal, las cosas que nos darán las herramientas, porque si no, esto no va a funcionar. Mi consejo es que enfoquemos el tema a corto plazo del grupo de trabajo. Ver qué podemos viabilizar”, dijo.

Cuatro propuestas

Vélez explicó que desarrolló cuatro propuestas dirigidas a establecer un proceso sólido de desarrollo económico para Puerto Rico en los próximos años.

La primera es convertir a Puerto Rico en el centro de libre comercio de todo el hemisferio. Según indicó, estas zonas están registrando mucha actividad a nivel global y la idea podría ser sumamente atractiva para el Congreso al ser esta la jurisdicción estadounidense más al sur.

Junta abre la puerta al Capítulo III de Promesa

En segundo lugar,Vélez aseguró que Puerto Rico pudiera utilizar su aparato contributivo para ser más competitivo en impuestos corporativos y viabilizar la derogación del impuesto a inventario.

“También podemos convertir a Puerto Rico en un centro de actividad de exportación al Caribe. Recientemente me reuní con la compañía Tropical, que es una naviera local que está moviendo mucha mercancía de empresarios locales hacia el Caribe utilizando a Puerto Rico como ‘hub’”, aseguró sobre su tercera propuesta.

Finalmente, Vélez señaló que se le debe dar seguimiento a todos los esfuerzos del gobierno local para desarrollar la economía como son las pequeñas y medianas empresas, el Centro Internacional de Seguros y la Organización de Mercadeo de Destino (DMO, en inglés), entre otras iniciativas.

image_print

You must be logged in to post a comment Login