22 de Junio de 2018

Gobernador insiste en que derogación de Ley 80 no puede ser prospectiva

Por el 5 de Junio de 2018

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares insistió el lunes en que el acuerdo con la junta de control fiscal en torno a la derogación de la Ley 80 que penaliza el despido sin justa causa no contempla que sea de forma prospectiva.

Si lo que se hace es una versión diferente a lo acordado, todo lo demás en el acuerdo no va. Si el propósito de la medida era lograr el acuerdo, esa medida no cumple con el acuerdo”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Respecto a la insistencia de que la Ley 80 sea derogada en su totalidad, cuando otras leyes como la reforma laboral, fueron prospectivas, Rosselló Nevares indicó que “no es que sea prospectiva o no, es que cumpla con el acuerdo”.

De otra parte, los presidentes legislativos reaccionaron a una comunicación de la junta al representante Jorge Navarro Suárez, referente a si se podía o no aprobar de forma prospectiva la eliminación del polémico estatuto.

“Ni este legislador, ni la Cámara de Representantes responde a presiones de la junta. Yo creo que esa comunicación le falta el respeto a los legisladores de Puerto Rico. Que tenemos la capacidad de evaluar cada una de las medidas que envía el señor gobernador e incluso hacer preguntas y cuestionamientos. Si querían hacernos algún señalamiento, debió haber ido a la vista pública conforme fueron citados. Y ahí presentarnos toda la evidencia que dicen tener para sustentar ese acuerdo”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez.

Senado avala con enmiendas derogación de Ley 80

“Los primeros que le dimos la oportunidad a la junta de que comparecieran y explicaran fue el Senado. Le radicamos el proyecto por petición y no comparecieron. No han producido un solo documento que evidencia que habrá crecimiento económico. No es la primera vez que la junta se opone a un presupuesto, lo hicieron en el vigente y prevaleció la versión del Gobierno. Así que en el Senado no cambia la posición por lo que diga la junta. Y que la junta pretenda poner tantas cosas importantes en riesgo por el capricho de la Ley 80, para mí es inaceptable”, expresó por su parte, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

La directora ejecutiva del ente rector, Natalie Jaresko, envió el lunes una carta de respuesta a Navarro en donde dejó claro su intención de someter el plan fiscal de la junta si no se deroga la Ley 80 como fue acordado con el gobernador.

“Para contestar su pregunta directamente, como mínimo, la junta revertiría al plan fiscal según certificado por la junta el pasado 19 de abril de 2018, y sometería un presupuesto al gobernador y a la Legislatura que sea consistente con ese plan fiscal. En específico, si el Gobierno de Puerto Rico no cumple a cabalidad con el entendimiento alcanzado con la junta en relación a la derogación de la Ley 80, la junta enmendará el plan fiscal y el presupuesto para:

  • Eliminar la asignación anual para el bono de Navidad para empleados públicos
  • Eliminar la asignación anual de $25 millones para becas a estudiantes de la Universidad de Puerto Rico
  • Eliminar la asignación anual de $50 millones para iniciativas de desarrollo económico en los municipios
  • Eliminar el fondo multianual de $345 millones para varias iniciativas de desarrollo económico y para la implementación de reformas, según solicitado por el Gobierno de Puerto Rico
  • Mantener la eliminación del Bono de Navidad para empleados del sector público y del sector privado, además de la reducción de días de enfermedad y de vacaciones para empleados del sector privado, como lo requiere la reforma laboral delineada en el plan fiscal de abril 19 para facilitar la inversión y la creación de empleos en Puerto Rico
  • Mantener los recortes a los presupuestos de la Legislatura y la Judicatura, según delineados en el plan fiscal de abril 19”, advirtió Jaresko en la misiva.

[VIDEO] Gobernador emplaza a Legislatura en torno a Ley 80 durante mensaje de presupuesto

“No obstante, la reducción en fondos para los municipios, para la Universidad de Puerto Rico y para desarrollo económico, así como la eliminación del bono de Navidad sería solamente el próximo paso inmediato. Esto es así porque Puerto Rico actualmente se está beneficiando de un respiro de tener que pagar su servicio de la deuda debido a la moratoria automática del Título III de Promesa y la expectativa de que reestructuraremos nuestras deudas oportunamente”, añadió.

image_print