UPR podría lidiar con recorte de $450 millones, según gobernador

Por el 16 de Marzo de 2017

Aunque el gobernador Ricardo Rosselló ha insistido en que la junta de control fiscal aprobó su plan fiscal tal y como lo presentó, negó hoy que el recorte de $450 millones a la Universidad de Puerto Rico (UPR) hubiera sido su idea o decisión, pero dejó la puerta abierta para colaborar en el proceso de buscar cómo subsanar ese impacto allegando nuevos fondos al primer centro docente del país.

El mandatario manifestó que el monumental recorte, que deberá implementarse en tres años, se propuso para la UPR porque “tiene oportunidades para poder tener más ingresos”, contrario a lo que ocurre con los pensionados, los beneficiarios del plan de salud del gobierno o los empleados públicos. Es por esto que no recomendó reducir las pensiones de menos de $2,000 al mes, recortar la cantidad de beneficiarios de Mi Salud o despedir servidores públicos, pues estos no sabrían cómo subsanar el impacto.

“Te remito a la carta que me escribió a mí la junta el 9 marzo… que dice que los cambios fiscales requieren un recorte de $450 millones a la UPR. Está pública, lo puedes buscar. Remito también a las expresiones que hizo hoy el director ejecutivo de la junta de supervisión fiscal [Ramón Ruiz Comas] que confirma que la decisión de hacer ese aumento [en el recorte propuesto] fue de la junta, no fue nuestro”, indicó el primer ejecutivo a preguntas de Caribbean Business en una rueda de prensa en el Taller de Fotoperiodismo, en Puerta de Tierra.

Recorte de $450 millones a la UPR fue decisión de Ricardo Rosselló

Entre las propuestas para allegar más recursos a la UPR, Rosselló destacó la posibilidad de que provea algunos servicios que necesitan las agencias gubernamentales, lo cual podría allegar hasta $100 millones adicionales a la corporación pública. Es el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, quien lidera ese esfuerzo, de la mano de los rectores y jefes de agencia, se informó.

“Y estamos buscando otra serie de iniciativas también de ingresos que puedan ayudar. Estamos aquí para colaborar con la UPR. Estamos aquí para buscar lo que serían alternativas para este esfuerzo. Ciertamente, la responsabilidad de un plan fiscal ahora recae en la presidenta interina [de la UPR, Nivia Fernández] y en la junta para que lo puedan ejecutar, pero hemos puesto a la disposición nuestro equipo técnico y fiscal, toda la ayuda que entiendan que el gobierno pueda proponer y todos los componentes del gobierno de Puerto Rico para ayudar a proveer esos recursos”, agregó el gobernante.

La presidenta interina de la UPR se encuentra en negociaciones con la junta de control fiscal para solicitar no entregar el plan fiscal individual que se le solicitó al centro universitario, el cual debería ser entregado el próximo 31 de marzo. Fernández ha insistido en que un recorte de la magnitud del propuesto afectaría la educación pública universitaria. Los recortes identificados al momento son de cerca de $197 millones.

De otro lado, Ruiz Comas confirmó en una entrevista radial (Radio Isla) que fue la junta de control fiscal la que hizo la recomendación de recortar $450 millones a la UPR. De igual forma, en una mesa redonda, el director ejecutivo interino de la junta declaró que, aunque es el ente impuesto por la ley federal Promesa el que hizo la recomendación, “quien prepara el plan es el gobierno y el gobierno preparó el plan a base de una realidad fiscal donde tiene una cantidad de ingresos para proveer unos servicios esenciales. A base de esa realidad fiscal es que el gobierno determina lo que va a asignar a la universidad a través de los años”.

image_print

You must be logged in to post a comment Login