24 de Noviembre de 2017

Gobierno publica su primera oferta a los acreedores

Por el 29 de abril de 2017

Justo antes de que culminara la noche del viernes, la administración del gobernador Ricardo Rosselló publicó su primera oferta oficial de reestructuración de deuda, la cual puso en la mesa durante las negociaciones que recientemente sostuvo con diferentes grupos de acreedores.

La propuesta del gobierno de Puerto Rico -con fecha del 24 de abril y que lleva por nombre “GO/Cofina Project Estado”- incluiría recortes de principal que podrían ir desde un mínimo de 48 centavos por cada dólar para las obligaciones generales (GOs), hasta un máximo de 70 centavos por dólar para los créditos más débiles, tales como la Autoridad de Carreteras (ACT), la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones (ADCC), la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) y la Autoridad de Financiamiento de Infraestructura (AFI).

No obstante, se propone un nuevo instrumento -similar a los bonos de crecimiento o “growth bonds” propuestos por la administración de Alejandro García Padilla- que buscaría reducir las pérdidas de estos acreedores, aunque sujeto a que el gobierno de Puerto Rico recaude más dinero del que proyecta bajo su plan fiscal.

En el caso de los bonistas de Cofina, el recorte que se propone ronda los 60 centavos por cada dólar. Si rechazan el plan de ajuste que propone el gobierno, recibirían $450 millones a cambio, en notas a corto plazo, y solo disponible a los bonistas sénior de Cofina. En la primera opción, ambos tipos de bonistas Cofina -sénior y subordinados- serían tratados en iguales términos. Los bonos “junior” o subordinados de Cofina residen mayormente en las manos de inversionistas locales.

Gobierno anuncia acuerdo con acreedores de AEE

La propuesta del gobierno fue preparada por los asesores financieros Rothschild & Co., el bufete O’Melveny y Bank of America-Merrill Lynch.

Oficiales del gobierno aseguraron que continúan las negociaciones con distintos grupos de bonistas con miras a lograr algún tipo de acuerdo consensual bajo el Capítulo VI de Promesa. La propuesta formó parte de las negociaciones que sostuvieron durante esta semana en la ciudad de Nueva York y, hasta el momento, no ha contado con el aval de los acreedores, supo CB en Español.

Mientras, la suspensión de demandas, o “stay”, de Promesa culmina el 1 de mayo, y aun se desconoce si la junta de control fiscal decidirá radicar casos bajo el Capítulo III de la ley federal para mantener el “stay”.

Tres tipos de bonos

La oferta propone tres tipos de bonos nuevos, que servirían como vehículos para el intercambio mediante el cual se materializaría la reestructuración de deuda.

Encabezan la lista “bonos sénior”, los cuales tendrían una garantía de repago constitucional, mientras que la mayoría de ellos mantendrían una exención contributiva. La cantidad total a emitirse rondaría los $16,750 millones y se pagarían durante un periodo de 30 años. No sería hasta el 2028 que el gobierno iniciaría pagos sobre el principal de estos bonos.

Para aminorar las pérdidas en principal, se propone la creación de “bonos sénior de flujo de efectivo”, cuyo pago dependerá del exceso de efectivo que tenga el gobierno una vez cubra los bonos sénior, emisiones futuras de GOs y sus gastos operacionales, según establezca el plan fiscal.

Esta opción -que podría mantener la exención contributiva- solo estaría disponible para los bonistas de GOs y Cofina. Serían unos $8,000 millones la cantidad que proponen emitir de este instrumento.

Por último, unos $2,000 millones estarían siendo emitidos para una categoría junior o subordinada de los “bonos de flujo de efectivo”, los cuales serían distribuidos para los bonistas de ACT, AFI, ADCC y la AMA. Estos bonos -que no mantendrían una exención contributiva- solo verían pagos de sobrarle una cantidad significativa de dinero al gobierno.

AAFAF: UPR y la Junta deciden plan de la universidad

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login