17 de Diciembre de 2017

González reconoce diferencias con el gobernador en torno a reforma contributiva federal

Por el 17 de Noviembre de 2017

La comisionada residente Jenniffer González admitió hoy que no solo hay  diferencias entre ella y el gobernador Ricardo Rosselló Nevares en torno a las enmiendas que se le deben hacer a la reforma contributiva federal, sino que tampoco ve ambiente en el Congreso para que a las empresas locales reciban un tratamiento similar de incentivos contributivos a los que ofreció en su tiempo la Sección 936 del Código de Rentas Internas federal.

Aunque la comisionada se opone a que las corporaciones foráneas en Puerto Rico paguen un 20% de impuesto en sus importaciones a Estados Unidos, como aprobó ayer la Cámara federal, este medio supo que tampoco desea ver que se le dé un tratamiento preferencial a las mismas.

La comisionada residente aseguró que Paul Ryan le dio el espacio para laborar junto al presidente de Medios y Arbitrios, Kevin Brady, iniciativas para el desarrollo económico de Puerto Rico. (Juan J. Rodríguez/CB)

A modo de ejemplo, el primer ejecutivo busca que las compañías en Puerto Rico estén exentas de pagar un “toll gate tax” como propone la reforma contributiva de la Cámara de Representantes si mantienen negocios en Puerto Rico y reinvierten en la isla.  También sugiere que los ingresos de las corporaciones foráneas en Puerto Rico generados a partir de ciertas actividades manufactureras en la isla para su venta en el territorio continental, estén sujetas a una exclusión del 50% y que los impuestos locales a las mismas tengan un crédito fiscal.

“No es cuestión de que el gobernador quiera que seamos domésticos. Yo quiero que seamos domésticos también. Lo importante es que nada que se parezca a una [Sección] 936 tiene vida o tiene oportunidad alguna en la Cámara federal”, señaló la comisionada.

González dijo que lo más fácil es que todas las empresas se convirtieran en empresas domésticas porque se podrían beneficiar de todo lo que está proponiendo la administración del presidente Donald Trump para esas compañías, que incluye bajarles la tasa contributiva corporativa de un 35% a un 20%.

Propuestas para reforma contributiva federal destacan que Puerto Rico no es foránea

La Cámara esta semana aprobó su versión de la reforma contributiva, la cual impondría un impuesto de 20% a las ventas de las corporaciones foráneas como las que están en Puerto Rico. En su versión de la reforma, el Senado propone una tasa tributaria de 12.5% para una empresa matriz cuando utiliza su intangible –patente, marca o tecnología– en una subsidiaria que opera como corporación foránea.

Gonzalez aseveró que la reforma contributiva está en la primera etapa. La Cámara aprobó su versión de la reforma ayer, que ahora irá al Senado para hacer lo propio. La medida será enmendada en un comité de conferencia, donde se van a armonizar las diferencias de ambos cuerpos e incluir iniciativas adicionales.

“Eso incluye Puerto Rico, incluye medidas del speaker [Paul Ryan], incluye medidas del Senado e incluye medidas del presidente”, dijo González.

La comisionada residente aseguró que el presidente de la Cámara federal Paul Ryan le dio el espacio para laborar junto al presidente de Medios y Arbitrios, Kevin Brady, iniciativas para el desarrollo económico de Puerto Rico.

Sobre los comentarios que hizo el representante Rob Bishop de Utah, en torno al mal uso de fondos en Puerto Rico, González opinó que el congresista desea que haya una mejor comunicación entre el Gobierno y la junta fiscal, así como mayores controles.

González anunció además que la Casa Blanca envió a la Legislatura una asignación de $44 mil millones, que incluyen fondos para desastre, de los cuales Puerto Rico se beneficiará. Sin embargo, habrá otra asignación de dinero para Puerto Rico en diciembre, “pero habrá requerimientos de transparencia” robustos.

Devastadora para Puerto Rico propuesta cameral de reforma contributiva federal

Reacciona a dimisión del director de la AEE

La comisionada residente expresó que se alegraba con la noticia de la renuncia del director de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos, quien estuvo en la palestra pública por lo que se percibe como la lentitud de la corporación pública en restaurar el servicio y por defender la contratación de Whitefish Energy Holdings, LLC, ante los cuestionamientos sobre el costo de $300 millones y la capacidad de la empresa con sede en Montana.

Ramos también se vio involucrado en otras controversias por la contratación por $100,000 a un abogado que estuvo relacionado con el sonado caso por corrupción contra el exsenador Jorge de Castro Font.

“Yo creo que son suficientes situaciones. El pueblo de Puerto Rico necesita conectar el sistema eléctrico y no puede haber espacio para distracción alguna”, sostuvo.

[VIDEOS] Ricardo Ramos afirma que renunció para no distraer “el foco” de la restauración del sistema

image_print

You must be logged in to post a comment Login