22 de Junio de 2018

Informe del IEEFA pone déficits presupuestarios de AEE en $1,000 millones anuales

Por el 29 de Mayo de 2018

El Instituto de Economía Energética y Análisis Financiero (IEEFA) reveló el viernes que el plan fiscal aprobado para la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) enfrenta miles de millones de dólares en riesgos financieros que obstaculizarán la transformación de la red.

El plan, certificado en abril por la junta de control fiscal, establece una hoja de ruta para la transformación física y financiera de la corporación pública y es el primer paso para restaurar la confianza de los inversionistas en la AEE.

Sin embargo, el informe del IEEFA encontró que, como resultado de ingresos menores a los previstos y gastos más altos de lo proyectado, la AEE enfrenta $170 millones en déficit presupuestarios en el año fiscal 2019, que comienza en julio. Además, pone los déficits anuales promedio de la AEE hasta 2023 en $1,000 millones.

El informe “Plan fiscal de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico: Deficiencias presupuestarias y un plan de implementación débil aumentan los riesgos sustanciales”, identifica numerosos obstáculos para que la AEE alcance sus objetivos.

Junta podría tomar el control de la AEE bajo el nuevo plan fiscal

Sin el equilibrio presupuestario recurrente y la disciplina demostrada para lograrlo durante varios años, ninguno de los planes de la AEE para la nueva transmisión, distribución o generación se puede lograr“, indica el informe.

“Eso significa imponer tasas más altas o aplazar las necesidades urgentes de reconstrucción de la red”, dijo Tom Sanzillo, autor principal del informe y director de finanzas de IEEFA. “Las mejoras operativas y la modernización de la red requieren inversiones que la AEE no puede realizar si su presupuesto permanece crónicamente fuera de balance”, añadió.

El plan fiscal, agrega el IEFFA, reconoce los dos factores más importantes que causan la crisis financiera:

“La carga de deuda heredada de $9,200 millones de la AEE es inaccesible. El presupuesto anual de combustible de la AEE es más de $1,800 millones, demasiado caro cuando se puede crear energía renovable a costos sustancialmente más bajos […] El gobernador, la junta fiscal y la AEE, todos están de acuerdo en que la AEE no puede permitirse pagar $9,200 millones en deuda heredada. También reconocen que la factura anual de los combustibles es insostenible y que las inversiones en energía renovable son una necesidad urgente para equilibrar el presupuesto”, señaló Sanzillo.

Las barreras para el éxito también incluyen la debilidad económica en toda la isla que reducirá la demanda de electricidad; el riesgo de que se requieran tarifas inaceptables si los clientes de la AEE se ven obligados a devolver parte de los $9,200 millones en deuda heredada; el riesgo de que la AEE no invierta en energía renovable; el riesgo de que la ayuda federal presupuestada para la reconstrucción no se materialice por completo; y la posibilidad de que el combustible y los costos de energía comprados sean más altos de lo esperado.

Asimismo, el informe cita la ausencia desde 2014 de datos financieros auditados de la AEE, y Sanzillo dijo que el plan aprobado por la junta carece de otros aspectos.

“Es internamente inconsistente, con pocos detalles sobre las principales categorías de gastos y ahorros presentados sin referencia a cómo los beneficios mejorarán el presupuesto”, aseveró el experto.

[DOCUMENTO] Proyecto para privatizar AEE elimina disposiciones que evitarían aumento en la luz

Sin embargo, el informe concluye que la parte más débil del plan es su iniciativa de privatización.

“Tal como está diseñado actualmente, el esquema de privatización no aborda los débiles fundamentos financieros de la AE. […] Pasa por alto los requisitos de planificación energética, las reglas de licitación competitiva, los acuerdos laborales y la regulación de tarifas, todo lo cual es fundamental para que la AEE recupere su historial de fallas pasadas”, dijo Sanzillo.

“El hecho es que la Autoridad, bajo el plan fiscal, espera vender activos sin ningún plan para un sistema de nueva generación o una utilidad pública moderna y bien regulada. La administración actual ha fallado en sus intentos más recientes de involucrar a contratistas privados para reconstruir la red después del huracán. El plan fiscal y la propuesta de privatización demuestran que no han aprendido nada de esta experiencia “, advirtió Sanzillo en la publicación del IEEFA.

“Los tenedores de bonos también están en riesgo”, continuó.

“Las brechas presupuestarias persistentes significarán que habrá menos capital disponible para la inversión en transmisión y distribución y en la generación de energía renovable, por lo que es probable que la transformación general del sistema [hacia las energías renovables y lejos de los combustibles fósiles] tarde más de lo planeado. Es probable que los tenedores de bonos que esperan reclamar futuros superávits presupuestarios se decepcionen”, anticipó.

El IEEFA explicó que llevó a cabo la revisión fiscal “para respaldar las demandas públicas de mayor transparencia tras la quiebra de la AEE y la creación de la junta” y agregó que “es necesario mejorar el acceso a la información financiera para llevar a cabo un debate público sobre el futuro de la AEE”.

 

Nota de la editora:

El IEEFA realiza investigaciones y análisis sobre cuestiones financieras y económicas relacionadas con la energía y el medioambiente. La misión declarada del Instituto es “acelerar la transición a una economía energética diversa, sostenible y rentable”. El IEEFA recibe fondos de organizaciones filantrópicas, incluidos Rockefeller Family Fund, Energy Foundation, Mertz-Gilmore Foundation, Moxie Foundation, William y Flora Hewlett Foundation, Rockefeller Brothers Fund, Growald Family Fund, Flora Family Fund, Wallace Global Fund y V. Fundación Kann Rasmussen.

image_print