12 de Diciembre de 2017

Junta abre la puerta al Capítulo III de Promesa

Por el 28 de abril de 2017

NUEVA YORK — La junta de control fiscal podrá aprobar el inicio de casos bajo el Capítulo III de Promesa sin la necesidad de convocar una reunión pública para esos efectos.

El presidente de la junta, José Carrión. (Juan J. Rodríguez/CB)

El presidente de la junta, José Carrión. (Juan J. Rodríguez/CB)

Así lo estableció hoy mediante una moción que habilita al ente rector sostener, de ser necesario, una reunión ejecutiva -que no estaría abierta al público- para considerar el inicio de un proceso de reestructuración bajo el Capítulo III. También podrá aprobar una acción a estos efectos de manera escrita y con el consentimiento unánime de todos sus miembros.

La moción se da a tan solo días de que culmine el 1 de mayo la suspensión de demandas, o “stay”, que provee la ley federal. El Capítulo III provee para un proceso de reestructuración bajo el amparo de un tribunal, que incluye las protecciones del “stay” que hasta ahora han cobijado al gobierno de Puerto Rico de reclamaciones de acreedores.

A preguntas de la prensa tras culminar su séptima reunión pública en la ciudad de Nueva York, el presidente de la junta, José Carrión, se limitó a decir que “se reservan el derecho” a atender el asunto de Capítulo III según establece la moción que aprobó el ente hoy.

Sobre los rumores de esfuerzos en el Congreso para condicionar la otorgación de fondos federales a una posposición en el uso del Capítulo III, Carrión dijo que un oficial del Tesoro federal le indicó que esta medida no está siendo considerada.

Aumento en tarifas, cese del BGF y privatización

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Gerardo Portela, indicó a CB en Español que las negociaciones continúan con miras a lograr algún tipo de acuerdo consensual con los distintos grupos de acreedores del gobierno. Reiteró que la intención es utilizar el mecanismo del Capítulo VI, mediante el cual se provee para un proceso de reestructuración acordado entre las partes.

Sobre si la decisión de iniciar casos de reestructuración bajo el Capítulo III de Promesa se llevaría a cabo en coordinación con la administración de Ricardo Rosselló, Carrión dijo que la intención es “estar alineados” con el gobierno. No obstante, no descartó la posibilidad de que el ente actúe por su cuenta a tales efectos.

El efecto principal del final del “stay” es precisamente eso: la reanudación de más de una decena de demandas de acreedores que permanecen en suspenso en el tribunal federal por virtud de Promesa. También abriría la puerta a demandas de otros acreedores.

Presidente de la junta fiscal pide que manifestaciones se hagan “de la manera correcta”

Temprano en la semana, una misiva de la junta a dos congresistas republicanos dejó entrever que el Capítulo III sería inevitable toda vez que es la única forma de mantener el “stay” luego del 1 de mayo. También sería la única vía para reestructurar obligaciones del gobierno que no estén relacionadas a la deuda pública, como lo son los $48,000 millones en pensiones futuras para las que el gobierno no cuenta con dinero para cubrir.

De ocurrir un proceso bajo el Capítulo III, la junta incluiría ”cualquier acuerdo [consensual] de Capítulo VI que logre con acreedores. Esto es lo más que la junta puede hacer para promover acuerdos bajo Capítulo VI, que requieren la aprobación tanto de la junta como los acreedores”, reza la carta que contiene 13 páginas.

 

image_print

You must be logged in to post a comment Login