18 de Noviembre de 2017

Junta aprueba “condicionalmente” acuerdo de reestructuración del BGF

Por el 14 de Julio de 2017

La junta de control fiscal anunció en la tarde de hoy que certificó “condicionalmente” un acuerdo de reestructuración (RSA en inglés) entre el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y sus acreedores, allanando el camino a la entidad para que use el mecanismo que provee el Título VI de la ley federal Promesa.

El pasado 30 de junio, el Gobierno formalmente solicitó a la junta la certificación del RSA como una “modificación elegible”, según define el Título VI de la ley federal.

(Juan J. Rodríguez/CB)

Mientras, el acuerdo implica un intercambio con los acreedores del BGF, quienes tendrían la oportunidad de escoger entre tres tipos de bonos nuevos. Los recortes de principal oscilarían entre 25% y 55%, dependiendo del instrumento que se elija. Los nuevos bonos se pagarían mayormente a través de la cartera de préstamos municipales del BGF y la venta de algunas de sus propiedades.

Si bien el comunicado de prensa de la junta indica que certificó “condicionalmente” el RSA, no se dan detalles sobre las condiciones a las que estaría sujeta la aprobación del acuerdo, anunciada por el gobernador Ricardo Rosselló a mediados de mayo.

“En general, a mayor la tasa de intercambio entre el valor de la reclamación actual y el valor de los bonos nuevos, menor será su tasa de interés”, lee el comunicado, que añade que los municipios con depósitos en el BGF, así como los tenedores de bonos locales del banco, “recibirán trato igual que aquellos tenedores de bonos que están fuera de la isla, todos como acreedores generales no-garantizados”.

Según el Gobierno, el RSA ya cuenta con el apoyo de la mayoría de las “reclamaciones de bonos participantes”. La lista incluye tenedores con más de $2,450 millones en reclamaciones contra el banco que han firmado el RSA. La lista de acreedores que han suscrito el acuerdo incluye 50 cooperativas y el grupo ad hoc de bonistas del BGF, quienes son dueños de más de $1,000 millones de la deuda del banco.

La certificación inicial del RSA bajo el Título VI convierte al otrora agente fiscal del Gobierno en la primera entidad en comenzar formalmente un proceso de reestructuración de deuda bajo el mecanismo de reestructuración consensuada que provee el sexto capítulo de Promesa.

Recientemente, la junta fiscal rechazó un RSA de casi dos años de duración entre la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y sus acreedores. Acto seguido, el ente rector comenzó un proceso de quiebra bajo el Título III de Promesa.

image_print

You must be logged in to post a comment Login