19 de Agosto de 2017

Junta fiscal anuncia reducción de jornada a empleados públicos

Por el 4 de agosto de 2017

Ante una férrea oposición del Gobierno, la junta de control fiscal anunció hoy su determinación de implementar una reducción de jornada laboral de dos días al mes a todos los empleados públicos -excepto a los miembros de la Policía- a partir del 1 de septiembre y preliminarmente hasta que concluya el presente año fiscal en junio de 2018.

Según reportó en primicia CB en Español el miércoles, la medida que afectará a más de 130,000 servidores públicos fue anunciada durante la novena reunión del ente rector creado por la ley federal Promesa y que se llevó a cabo en el Hotel El Conquistador en Fajardo.

Según la directora ejecutiva de la junta, Natalie Jaresko, la reducción de jornada representaría un ahorro de $188 millones al Gobierno este año fiscal. Explicó que la reducción de jornada se da en respuesta a que la Administración no logró demostrar cómo conseguirá $218 millones en ahorros producto de ajustes dirigidos a reducir el tamaño del aparato gubernamental.

En cuanto a la reducción o eliminación del bono de Navidad para los empleados públicos, la junta no tomará una decisión al respecto por el momento. Esa determinación se haría para el 30 de septiembre.

Por su parte, el representante del gobernador en el ente rector, Christian Sobrino, reiteró la postura de Ricardo Rosselló en torno a que no implementará la reducción de jornada.

“Entendemos que no debe haber reducción de jornada laboral. La junta va a proveer las guías pero no va a reemplazar al Gobierno”, aseveró Sobrino. Acto seguido, la directora ejecutiva de la junta recordó que esta medida estaba contemplada en el plan fiscal certificado y que el Gobierno estaría en incumplimiento de no dar paso al recorte.

Según el representante del Gobierno ante la junta, el gobernador nunca aceptó las condiciones impuestas como parte de la certificación del plan fiscal el pasado mes de marzo.

Ante preguntas sobre si el ente está consciente del impacto económico que tendría la reducción de jornada, la junta aseguró en repetidas ocasiones que el plan fiscal ya contempla el efecto de esta medida y que ello no representa un impacto adicional imprevisto en sus proyecciones macroeconómicas.

En el cónclave, que duró dos horas, también se aprobó con enmiendas el plan fiscal de la Corporación para la Supervisión y Seguro de las Cooperativas (Cossec) y se reiteró la necesidad de reducir las pensiones en 10% en o antes del año fiscal 2020, según contemplado en el plan fiscal, pese a la oposición del Gobierno en implementar esta medida.

Cossec propone salvavidas económico para las cooperativas

Durante la reunión, se hizo alusión al Proyecto del Senado 603, medida que pasó el cedazo del Senado durante la madrugada del viernes. En síntesis, el proyecto busca establecer la segregación de las aportaciones que realizan los empleados públicos para su retiro.

Por su parte, la junta mencionó que la segregación de estas aportaciones ayudarán a asegurar que estos empleados reciban los beneficios en un futuro. Además, el ente fiscal dijo que es de suma importancia incluir a todo empleado público activo y futuro en el Seguro Social, ya que maestros, policías y jueces no forman parte del programa federal.

Sobre la investigación que llevará a cabo en torno a la deuda de Puerto Rico, la junta estableció un comité especial —compuesto por José Carrión, Ana Matosantos, Arthur González y David Skeel— que estará a cargo de delinear el proceso y seleccionar al investigador independiente que llevará a cabo la pesquisa.

En cuanto a los requisitos de información que el Ejecutivo debe cumplir al presentar documentación periódica a la junta, el ente fiscal solicitó que se mejore el reporte de liquidez para que este contemple todas las entidades públicas y no se limite a la cuenta principal de Hacienda.

Asimismo, se le pidió a la directora ejecutiva un informe dentro de los próximos 15 días con recomendaciones sobre la necesidad de nombrar a una persona que esté a cargo de supervisar el manejo de efectivo de las cuentas del Gobierno.

(Juan J. Rodríguez/CB)

En la tarde de ayer, el mandatario lanzó un nuevo reclamo en contra de la implementación de la medida, al asegurar que la ley federal Promesa lo faculta a rechazar una petición de la junta a tales efectos. Asimismo, añadió que el Gobierno cuenta con mejores números de liquidez y que la reducción de jornada daría un golpe a la economía, lo cual hace la medida una “innecesaria”.

“Yo no voy a implementar una reducción de jornada laboral”, sentenció el mandatario, quien aseguró que la medida afectaría a unos 138,415 empleados públicos y tendría un impacto en la economía de $340 millones durante este año fiscal, según datos del Gobierno.

La Fortaleza anunció que el mandatario ofrecerá un mensaje al país en la tarde de hoy.

image_print
  • Papodog

    Esto aplica también en el campo de la salud? Por ejemplo, los que trabajan en emergencias médicas estatal.