21 de Agosto de 2017

Junta fiscal exige a Rosselló que diga qué constituye “servicio esencial”

Por el 16 de Junio de 2017

El presidente de la junta de control fiscal, José Carrión, envió una misiva hoy al gobernador Ricardo Rosselló en la que exige a la Administración que “haga y comunique cuanto antes las determinaciones de política pública necesarias con respecto a lo que constituye ‘servicios esenciales’ bajo el contexto de Promesa”.

En la carta -que refleja un cambio de tono en comparación a otras- Carrión dice estar preocupado con algunas expresiones recientes por parte de la Administración relacionadas al manejo fiscal del gobierno, lo que ha retrocedido el progreso logrado hasta el momento para alcanzar los objetivos del plan fiscal.

Lee la carta

Sobre el tema de servicios esenciales, el presidente de la junta advierte que el presupuesto deberá asegurar el pago de servicios esenciales y pensiones, inversión para fomentar desarrollo económico y otras prioridades bajo la ley federal.

También es igualmente preocupante que parte de la narrativa en el discurso público falla en caracterizar adecuadamente la verdadera gravedad de la situación fiscal que enfrenta el Gobierno”, lee la carta con fecha de hoy y que añade que la gente en Puerto Rico podría estar subestimando el impacto de las medidas de austeridad que se avecinan.

Por su parte, el representante del gobierno ante la junta, Elías Sánchez, respondió a la misiva asegurando que el Gobierno entiende la gravedad de la situación fiscal. Añadió que sostienen reuniones “casi a diario” con asesores de la junta para presentarles evidencia sobre el presupuesto y cómo implementarán las medidas de ajuste fiscal.

Junta advierte sus certificaciones no están sujetas a revisión judicial

Específicamente, Carrión apunta a la discusión reciente sobre la reducción de jornada laboral y la eliminación del bono de Navidad. El presidente de la junta advierte que para evitar estas medidas, el Gobierno no solo debe tener una reserva en efectivo de $200 millones para el 30 de junio, sino que también deberá entregar un plan de implementación para las medidas de ahorros y reestructuración del gobierno, según establece el plan fiscal.

Enfatiza que el presupuesto que finalmente apruebe la Legislatura y La Fortaleza deberá reflejar los cambios necesarios para que el plan de gastos esté alineado con la implementación de recortes que aseguren su compatibilidad con el plan fiscal del Gobierno.

De no ejecutarse adecuadamente los ajustes fiscales según estimados, “Puerto Rico seguramente se quedará sin dinero para pagar la nómina del gobierno central en noviembre o diciembre de este año“.

Por su parte, Sánchez dijo que “nos sentimos más que confiados que junto a la Legislatura vamos a cumplir con los requisitos sin necesidad de medidas que solo servirán para afectar aún más nuestra ya maltrecha economía”.

Según la resolución adoptada por la junta en su reunión del 13 de marzo, el plan de implementación de medidas bajo el plan fiscal debió haber sido entregado el pasado 30 de abril, junto al presupuesto y el plan de liquidez actualizado. No obstante, se desconoce si la administración hizo entrega de este documento.

Nombran grupo de mediación para casos de Título III

Asimismo, la misiva añade que “una mejoría discreta en liquidez no cambia la realidad de la situación fiscal de la isla”, en referencia a los estimados de liquidez que apuntan a más de $1,100 millones en caja una vez finalice el año fiscal el 30 de junio.

No obstante, este dinero ayudaría a financiar las operaciones del Gobierno durante los primeros meses del año fiscal, momento en el cual experimenta una mayor necesidad de efectivo debido a que no recibe el dinero del IVU de Cofina -no es hasta mitad de año fiscal que lo comienza a recibir- y tampoco tiene acceso a instrumentos como las notas a corto plazo conocidas como TRANs en inglés.

Llamado a mejorar el flujo de información

Por otro lado, Carrión pidió que el Gobierno mejore la entrega de reportes financieros mediante el establecimiento de protocolos más apropiados, consistentes y confiables.

“La transparencia es un principio rector bajo Promesa. También es un principio rector para la administración. Vamos a asegurarnos de que juntos entreguemos a todas las partes interesadas, personas con interés y, mas importante aun, el pueblo de Puerto Rico, la información financiera actualizada y certera que merecen y que tienen todo derecho de esperar”, lee la carta.

image_print

You must be logged in to post a comment Login