14 de Agosto de 2018

Junta podría tomar el control de la AEE bajo el nuevo plan fiscal

Por el 19 de Abril de 2018
image_pdfimage_print

La junta de control fiscal establecida a nivel federal -que en noviembre perdió una disputa legal para tomar el control de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) después de designar a un “oficial de transformación en jefe” para la corporación pública- podrá hacerlo bajo su versión del plan fiscal de la entidad que se espera certifique el jueves.

La versión de la junta del plan fiscal de la AEE también establece que la corporación pública ha retrasado la selección de la entidad que diseñará su nuevo Plan Integrado de Recursos (PIR) para cumplir con la demanda de energía pronosticada, que debería estar lista para septiembre.

Como se estableció en el plan fiscal presentado a principios de este mes por el gobierno, el documento no descarta la posibilidad de que una sola compañía privada se haga cargo de las necesidades de energía de la isla como parte de la privatización de la AEE en lugar de tener varias comprando los activos de la corporación pública.

El nuevo plan fiscal es uno de los tres que la junta divulgó el miércoles antes de sus dos reuniones públicas el jueves y el viernes para certificarlos.

El presidente de la junta de control fiscal José Carrión y Ana Matosantos. (Jaime Rivera/CB)

Proporcionando información sobre la estructura regulatoria, el plan postula que el “clima [no] es lo suficientemente estable y predecible para atraer la participación privada o apoyar la inversión privada”. Mientras tanto, La Asamblea Legislativa está planeando incorporar un marco regulatorio para la transformación de la AEE a una empresa privada.

La junta dice que quiere reguladores independientes con experiencia relevante, pero también quiere el “personal de asesoría y defensa y funciones estrictamente separadas”. Los reguladores deberían mejorar el costo y la confiabilidad del sistema energético.

Asimismo, la AEE debe desarrollar un “sistema de tarifa-puente que establezca tasas hasta que se finalice una concesión e incorpore algunas herramientas de diseño de tarifas”, enfatiza la junta en el documento, agregando que el regulador debe poder aprobar un nuevo sistema de tarifas utilizando comentarios públicos posteriormente.

Además, se requiere “inmediatamente” una transición a una nueva estructura regulatoria que prohíba a la Comisión de Servicios Público -que reemplazaría el rol de la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR)- escuchar las apelaciones del Buró de Energía.

“Esto se hará a través de la enmienda a la Ley Orgánica de la CEPR para que la estructura y el financiamiento se establezcan antes de que se soliciten las ofertas para la transacción”, lee en el borrador del plan.

La autoridad y los fondos del Buró de Energía tendrían un periodo de transición -la fase de pre-transformación- en la cual la junta fiscal tomaría el control.

La junta fiscal aprueba el plan de capital, el presupuesto y los requisitos de ingresos, y la emisión de nueva deuda y la reestructuración de la deuda existente a través del Plan de Ajuste. El regulador autoriza la tarifa-puente en línea con el presupuesto certificado para mantener la AEE durante la transición. El regulador aprobará el Plan Integrado de Recursos guiado por la junta, pero cualquier presupuesto/servicio de la deuda implícito en el caso de la tasa actual será reemplazado por el presupuesto aprobado por la junta. El regulador podrá escuchar los casos relativos a las micro-redes y el desarrollo de la generación distribuida durante el periodo de transición”, establece el plan fiscal, que también exige que la junta mantenga la supervisión de la AEE porque se trata de una entidad cubierta bajo Promesa.

Junta divulga plan fiscal que certificaría hoy para el gobierno de Puerto Rico

Por otro lado, la AEE, que tiene 12 veces más apagones que el promedio de Estados Unidos y una alta dependencia del petróleo, ha retrasado la selección de una empresa para supervisar la redacción del PIR, que supuestamente eligió el mes pasado. El PIR debería estar listo para septiembre.

Previamente, la entidad preparó un PIR que fue aprobado con cambios por la CEPR. Sin embargo, el nuevo PIR debe incluir un “reexamen” del sistema y el plan de capital de la AEE después de los huracanes Irma y María, además de considerar pronósticos de menor demanda, mayores estimaciones para la generación distribuida y el costo cada vez más bajo de las fuentes de energía renovable.

Con respecto a la transformación de la AEE en una empresa privada, que implicaría la venta de plantas generadoras y el alquiler de instalaciones de transmisión y distribución (T & D), el plan no descarta la posibilidad de que la estructura adopte diversas formas. El tono dominante en la Legislatura y los planes fiscales indican que cada componente, generación de energía y T & D, podría terminar siendo manejado únicamente por una empresa, respectivamente.

Estos incluyen “nuevas franquicias creadas para una o más compañías de generación de propiedad privada. Las franquicias de generación crean el derecho a operar la generación a escala de servicios públicos y vender a la entidad de entrega”, dice el plan.” Los franquiciatarios pueden adquirir activos de generación útiles ahora propiedad de la AEE en virtud del proceso de Título III “.

En cuanto a T & D, el plan exige las “funciones de servicios de entrega y venta minorista proporcionadas por una concesionaria privada única utilizando cables públicos y activos de servicios minoristas sujetos a condiciones y regulación de tarifas y rendimiento”.

La concesionaria ganadora debería realizar y financiar las “inversiones necesarias”.



FOMB Draft New Fiscal Plan for PREPA (Text)

 

Cinco aseguradoras monolíneas han dicho que el modelo de privatización propuesto no es realista. En una carta a la junta, National Public Finance; Assured Guaranty Municipal Corp .; Syncora Guarantee Inc .; la Asociación Nacional del Banco de EE. UU., como fideicomisario de la AEE; y el Grupo Ad Hoc de titulares de bonos instó a la junta a rechazar el plan fiscal.

“Para que un modelo de privatización tenga éxito, la AEE debe, como mínimo, ser capaz de proporcionar a las partes información básica como finanzas auditadas. Además, debe especificar a las partes interesadas qué activos pretende utilizar y las expectativas con respecto a las operaciones del sistema y el pago”, lee la carta.

You must be logged in to post a comment Login