17 de Agosto de 2017

Libros AC se adentra en el ciberespacio

Por el 5 de agosto de 2017

La tecnología ha revolucionado el quehacer cotidiano. Tanto leer un libro en formato digital como realizar compras por internet se ha vuelto una actividad habitual. Y, dado al creciente gusto por la tecnología al momento de adquirir un libro es que la  librería Libros AC, para ampliar su clientela, se adentra en el ciberespacio.

La librería y editorial que abrió sus puertas en Santurce desde el 2012, se destaca por ser una de “experiencia total” ya que combina la lectura con la gastronomía pues además de su gran oferta de libros cuenta con una barra y restaurante, en el que sirve desde sándwiches y hamburguesas hasta mofongos. Ahora esa experiencia se amplía para añadirle la dimensión virtual.

Con miras al futuro y tomando en cuenta la crisis económica que atraviesa el país, la librería tiene la posibilidad de expandirse a través de quioscos o tiendas que abrirán entre los próximos años.

Su dueño, Samuel Medina Miranda, comentó que desde la apertura de Libros AC tuvo la intención de abrir una tienda virtual. Sin embargo, como “conlleva mucho tiempo y esfuerzo, también presupuesto”, se dedicó por los pasados cinco años al comercio en concreto y cristal.

Hace dos semanas esa idea original se hizo realidad al subir al ciberespacio una aplicación universal o un “web app”, que los usuarios pueden acceder a través de la página digital del negocio sin tener que descargar. Por el momento, solo tiene a la venta libros en papel que puede enviar a cualquier parte del mundo. Sin embargo, la aspiración es que en un futuro cercano se añada una oferta de libros en formato digital y “audiobooks” y la opción de comprar en línea y recoger personalmente.

“Lo que estamos tratando de comunicar a las personas es que no importan dónde están, la librería siempre está con ellos”, explica Medina Miranda al tiempo en que afirma que “el e-commerce es el futuro y nos permite llegar a un público mucho más amplio”.

En la primera etapa, los clientes podrán encontrar aproximadamente 250 títulos, que son en su mayoría best sellers, novelas, cuentos o poesías puertorriqueños. “A pesar de que tenemos un inventario limitado hemos visto un apoyo inmediato de todas las personas que nos conocen o de otras que no conocían de la editorial o el proyecto, pero se enteraron por la publicidad”, sentenció Medina Miranda. A través de la página electrónica ya han recibido órdenes de residentes de la isla y de clientes de México, Colombia, Argentina, Alemania e Inglaterra.

Para hacer la meta posible, Libros AC incurrió en una inversión estimada de $50,000. La nueva estrategia de negocio le permitió crear un empleo a tiempo completo, que ayudó con la programación de la aplicación, y dos empleos a medio tiempo para trabajar con la entrada de data, publicidad y mercadeo. Por otra parte, Medina Miranda entiende que su iniciativa debe generar entre ocho y doce empleos indirectos, pues se añadiría personal a los almacenes, mientras que otros se encargarían de los envíos.

Con miras al futuro y tomando en cuenta la crisis económica que atraviesa el país, la librería tiene la posibilidad de expandirse a través de quioscos o tiendas que abrirán entre los próximos años. Asimismo, Medina Miranda reveló a CB en Español que tiene la intención de crear una “librería móvil” que visitaría varios lugares de la isla, como por ejemplo, playas o escuelas.

Además, el joven empresario destacó que dentro de un mes incluirán en la aplicación una sección de libros infantiles (Libros AC Kids), y aumentarán la cantidad de títulos al añadir editoriales estadounidenses o españolas. Para el 2018 desean tener disponible a través de la red, discos y películas en DVD de producciones locales e internacionales.

Más allá del esfuerzo y trabajo físico que se realiza desde la tienda en Santurce, el dueño mencionó que están desarrollando también el contenido original de lo que será un canal de YouTube. “Estamos creando otros espacios y experiencias por las cuales las personas pueden conocer nuestra marca y generar interés por la lectura”, añadió.

Medina Miranda, químico de profesión y literario por pasión, reconoce las crisis por la que ha atravesado el mercado de las librerías en Puerto Rico, sin embargo apuesta a que la pasión de su equipo de libreros y su educación indiscutible, permitirá que más gente los visite (físicamente y digitalmente) más de una vez, al “sentir la confianza de que los libros que recomendamos van a tono con lo que buscan”.

image_print