19 de Octubre de 2017

Limitado el espacio aéreo de Puerto Rico en aeropuerto Luis Muñoz Marín

Por el 25 de Septiembre de 2017

Desde la izquierda, el director de la Compañía de Turismo, José Izquierdo, el presidente de Aerostar, Agustín Arellano y el director de la Autoridad de los Puertos, Omar Marrero. (Jaime Rivera/CB)

 

Debido a las averías ocasionadas por el paso del huracán María por Puerto Rico, tan solo 10 vuelos al día aterrizan en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (LMM), de acuerdo al presidente de Aerostar, Agustín Arellano.

En conferencia de prensa, el alto ejecutivo de la empresa que administra el aeropuerto principal de la Isla, hasta el momento todos los vuelos autorizados son hacia Estados Unidos, mientras que las rutas internacionales se reanudarían este miércoles.

En cuanto al control de la tarifa de los pasajes saliendo de la isla y la continuación de ventas de boletos hacia Puerto Rico, el director ejecutivo de la Compañía de Turismo, José Izquierdo explicó que las agencias gubernamentales estatales no tienen jurisdicción sobre los costos de las aerolíneas.

Mientras, el presidente de Aerostar explicó que a nivel federal no existe ninguna regulación sobre las ventas de pasajes o sus costos y agrego que la manera más rápida para corregir las reclamaciones sobre las tarifas sería mediante orden ejecutiva del gobierno federal. Además, Arellano sugirió a los ciudadanos que lleven sus querellas a la Agencia Federal de Aviación (FAA en ingles).

Una de las razones para la reducción del flujo de aviones en el aeropuerto se debe a la reducción del alcance de la señal en la torre de control de San Juan. Esto implica que se pierde la comunicación durante parte del trayecto hacia la Isla, pues las aeronaves no están recibiendo información de la torre de control de Miami ni de la que ubica en San Juan.

“Nosotros tenemos comunicación desde la torre asegurada hasta 30 millas a la redonda y 10,000 pies de altura. Fuera de eso es dónde está la falla. Donde no tenemos radar, donde no tenemos estaciones de comunicación y hay que esperar todo ese tiempo hasta que el centro de control de Miami pueda tener contacto con las líneas aéreas”, explicó Arellano.

El presidente de Aerostar recalcó que el problema en la torre de control es de señal y no de infraestructura. Sin embargo, los techos de los terminales B y D sufrieron averías severas.

Aunque redujeron los vuelos para poder simplificar la logística, Arellano explicó que los aviones que están enviando las aerolíneas tienen mayor capacidad que las cabinas que usualmente se envían al LMM.

El presidente de Aerostar indicó que se siguieron los planes de contingencia pero la magnitud de María imposibilitaba que se evitaran todos los daños reportados.

“En 100 años un fenómeno de esta naturaleza no había estado en Puerto Rico. Por lo tanto, todos los planes que tengamos en mente o queramos hacer no pueden prevenir el tamaño de daño que sufrimos con el huracán María”.

Aún así, las aerolíneas tienen una lista de “stand by” (espera) de 20,000 personas, por lo que el presidente de Aerostar solicitó que las personas no se dirijan al aeropuerto si no tienen vuelos confirmados.

 

image_print