23 de Noviembre de 2017

Nueva serie de talleres adiestra al sector agrícola para enfrentar el cambio climático

Por el 18 de agosto de 2017

El Centro Climático del Caribe del Departamento de Agricultura federal (USDA) y la Oficina del Bosque Modelo de Puerto Rico (OBMPR) comenzaron la serie de talleres Adapta, dirigido a agricultores, agrónomos y dueños de fincas con el fin de fortalecer la capacidad de adaptación a los retos del cambio climático en el Caribe.

La serie de cinco talleres comenzó el pasado miércoles en Toa Alta, donde treinta participantes se dieron cita para aprender técnicas de conservación y de manejo sostenible de suelos agrícolas.

Durante el primer taller, el agrónomo Ian Pagán Roig, del proyecto agroecológico “El Josco Bravo”, compartió técnicas para lidiar con los retos que trae el cambio climático, que incluyen: temperaturas más altas de lo usual, sequías prolongadas, inundaciones y tormentas más severas.

Agricultores de todas las edades, agrónomos del Servicio de Extensión Agrícola y varios agentes del Servicio de Conservación de Recursos Naturales (NRCS, en inglés) aprendieron y compartieron conocimientos sobre estrategias para evitar la erosión del suelo, el buen manejo de la composta, el uso de biofertilizantes y de abonos verdes, y de cómo hacer terrazas y siembras al contorno para manejar el flujo de agua en la finca.

Según un reciente análisis de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), en Puerto Rico la temperatura del aire ha aumentado 2.5 grados Fahrenheit (°F) desde la década de 1950 y se espera que aumente entre dos a cuatro grados adicionales para el 2050. (iStock)

“A través del proyecto Adapta desarrollamos talleres y vídeos educativos sobre técnicas, herramientas y tecnologías que ayudan a reducir los efectos negativos de eventos climáticos extremos en el sector agrícola”, explicó Isabel Parés Ramos, coordinadora del Centro Climático del Caribe.

“Adapta promueve estrategias de adaptación que incrementan la productividad de las fincas mientras se conservan los recursos naturales, así creamos sostenibilidad y resiliencia a largo plazo”, expresó.

Según un reciente análisis de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), en Puerto Rico la temperatura del aire ha aumentado 2.5 grados Fahrenheit (°F) desde la década de 1950 y se espera que aumente entre dos a cuatro grados adicionales para el 2050.

Estos cambios en temperatura, efectos de sequías y lluvias extremas afectan el rendimiento de los cultivos, al tiempo que afecta la salud del ganado. Esto provoca cuantiosas pérdidas para los agricultores, mientras pone en peligro la seguridad alimentaria del país.

La iniciativa Adapta es parte de una subvención federal manejada por la OBMPR en coordinación con el Centro Climático del Caribe.

“La agricultura sostenible y los sistemas agroforestales juegan un papel crucial dentro de la huella del Bosque Modelo de Puerto Rico, donde hay alrededor de 7,800 fincas agrícolas dentro de dicha huella, lo cual representa el 50% de las fincas en Puerto Rico. La promoción de estas mejores prácticas en la agricultura ayudará a enfrentar los impactos negativos que estamos y que seguiremos experimentando por el cambio climático. Con la diseminación del conocimiento en estos talleres, ayudaremos a la comunidad agrícola a incorporar estrategias sustentables que minimicen los efectos nefastos del cambio climático a nuestro desarrollo económico y social”, señaló la licenciada Laura Arroyo Lugo, directora ejecutiva de la OBMPR.

“La misión del Centro Climático del Caribe es ayudar a mejorar la viabilidad de la producción agrícola y forestal, así como la disponibilidad y la salud de los recursos necesarios para la agricultura como el suelo y el agua, con el fin de mejorar la seguridad alimentaria y la calidad de vida en las comunidades rurales frente al cambio climático”, indicó el doctor William Gould, director del Centro Climático del Caribe del USDA.

“Una de las mejores maneras de hacerlo es mostrar cómo los agricultores, por iniciativa propia y trabajando con programas estatales, federales o en conjunto con la universidad, están desarrollando prácticas que mejoran la productividad de sus fincas y reducen su vulnerabilidad a eventos climáticos extremos, puntualizó.

El próximo taller Adapta se llevará a cabo en el mes de octubre sobre el uso eficiente del agua para riego y el método Keyline, control de plagas y asociación de cultivos.

La convocatoria abrirá en septiembre y la solicitud estará disponible en el sitio web del Centro de Climático del Caribe: caribbeanclimatehub.org.

Los temas de los demás talleres de la serie incluyen: técnicas para la reducción de la huella de carbono en la producción lechera, la silvicultura en los nuevos bosques de Puerto Rico y el uso de plantas cobertoras en sistemas de producción para mejorar la salud del suelo.

image_print

You must be logged in to post a comment Login