26 de Septiembre de 2017

Nuevo estudio revela contracción en la industria de gasolina en Puerto Rico

Por el 16 de agosto de 2017

La Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico (ADGPR) presentó hoy un estudio que revela diversas condiciones del mercado que han causado una baja en la rentabilidad de la venta de gasolina y la operación de las estaciones alrededor de la isla.

El análisis se basó en entrevistas a dueños de estaciones de gasolina con alta precisión en el manejo de sus negocios quienes coincidieron en que se necesita un volumen de ventas mayor a los 80,000 galones para que una estación sea viable solo con la venta del combustible. Por lo tanto, destacaron que la operación de la tienda subsidia la operación en pérdida de la venta de gasolina. Esto, a pesar de que el volumen del negocio es 70% gasolina y 30% ventas de las tiendas de conveniencia.

La contracción en este sector se debe, específicamente, a la marcada disminución de estaciones de gasolina de 26% desde el 2008 hasta el 2015, donde los puestos que solo dependen de la venta del combustible no pueden subsistir sin la ayuda de las tiendas de conveniencia dentro de la estación. Ante esta realidad, el 83% del mercado total de estaciones en la isla cuenta con tiendas de conveniencia.

El presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico (ADGPR), Luis Sepúlveda, destacó que bajo las condiciones existentes, la estación típica en Puerto Rico opera con un promedio de pérdida de 102.5% en la venta de gasolina. (Efrén Rodríguez/CB)

El presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico (ADGPR), Luis Sepúlveda, destacó que bajo las condiciones existentes, la estación típica en Puerto Rico opera con un promedio de pérdida de 102.5% en la venta de gasolina. (Efrén Rodríguez/CB)

Según el estudio, el margen de ganancia sobre la venta de gasolina disminuyó de entre un 15% y un 20% luego del 2011. Mientras que para el presente año, entre 8% y 10%, aunque puede variar de acuerdo con la localización geográfica y tipo de población a la que se sirve.

“Es una tragedia, que un sector en un pasado floreciente que vende un producto esencial para mover la economía y que emplea a unas 15,000 personas, se vea reducido a una industria de no rentabilidad y en contracción”, destacó el presidente actual de la ADGPR, Luis Sepúlveda.

De acuerdo con el presidente de la ADGPR, Puerto Rico cuenta con alrededor de 1,030 estaciones alrededor de la isla, cifra menor comparada con un estudio realizado en el 2008 por el Departamento de Comercio y Exportación que consignó la existencia de 1,350 estaciones.

El ejecutivo resaltó además que, bajo las condiciones existentes, la estación típica en Puerto Rico opera con un promedio de pérdida de 102.5% en la venta de gasolina.

El estudio arrojó que el margen neto de la venta de gasolina ha tenido una reducción de -2.4%, mientras que la operación de las tiendas de conveniencia opera con un margen de ganancias de 9%.

Los márgenes de ganancia en ventas de gasolina, así como de las tiendas de conveniencia, se basan en los costos operacionales que las estaciones enfrentan. Entre ellos se encuentran el costo por la energía eléctrica, mano de obra y transportación.

Índice de actividad económica continúa en caída libre

La investigación también reflejó que el costo de operar la fase de gasolina es de unos 29 centavos por galón, basado en un costo por galón de $2.47, con gastos operacionales estimados en un 16% que forman parte del por ciento total de ventas.

Entre los gastos que forman parte del por ciento total de ventas sobre la gasolina, se encuentran los arbitrios en Puerto Rico, los cuales hacen que el costo por galón ascienda a 53 centavos, mientras que en Estados Unidos es de 45 centavos.

Además, los altos costos de transportación y de la gasolina a nivel de mayorista influyen también en el mercado local.

Entretanto, José Vázquez, quien forma parte de la junta de directores de la ADGPR, opinó sobre otro factor importante en torno a las causas que –a juicio suyo– han afectado la industria.

“Nosotros [los detallistas] somos el último eslabón en la cadena de distribución de la gasolina, ya que el mercado mundial está dispuesto a múltiples cambios que no depende de nosotros en Puerto Rico. La parte regulatoria federal y estatal, las últimas dos cruditas en los últimos dos años, donde el litro de gasolina incrementó en 16 centavos adicionales, es fuerte para el consumidor y no está en manos del detallista”, señaló.

Asimismo, otro factor que ha afectado la industria de la venta de gasolina en la isla es la recesión durante los últimos 10 años, que muestra una contracción sostenida y una marcada reducción de empleo. Además, la reducción en población de 300,000 personas en los últimos 15 años y la disminución en el consumo de gasolina han afectado grandemente este sector, ya que la baja en galones consumidos fue de 14% entre 2012 y 2016.

También, la movilización de la industria hacia autos con modelos de mayor eficiencia en el uso de gasolina, ha propiciado que exista menos consumo del combustible.

Por otro lado, el comportamiento del mercado local en comparación con los Estados Unidos ha evidenciado un cambio, pues luego de la crisis financiera de 2009 se ha observado un aumento en el número de estaciones de gasolina a través de todo EE.UU.

DACO investiga campañas publicitarias de mayoristas de gasolina

image_print

You must be logged in to post a comment Login