25 de Abril de 2017

Orden migratoria de Trump podría afectar economía de EE.UU.

Por el 2 de febrero de 2017

Por Christopher S. Rugaber

Washington — La orden ejecutiva del presidente Donald Trump que restringe la inmigración de siete países de mayoría musulmana podría desacelerar la economía estadounidense obstaculizando el desarrollo de dos de las mejores industrias de exportación del país: el turismo y la educación superior.

Trump emitió dicho decreto después de que ordenó construir un muro en la frontera con México y prometió anular el TLCAN. Estas medidas podrían desalentar a turistas y estudiantes de muchos países, no solo los siete cubiertos por la orden, según expresan los economistas.

Además reflejan el cambio de Trump hacia una visión basada en el lema “Primero Estados Unidos” y hacia el distanciamiento de las políticas pro globalización que tenían sus predecesores. Su combativa postura comercial podría abrir las puertas para que China y otras potencias económicas llenen el vacío.

“Las políticas de brocha gorda como estas barreras para la gente impiden el crecimiento y ciertamente no lo aceleran”, escribió David Kotok, jefe de inversiones de Cumberland Advisors, en un mensaje electrónico. “Trump ahora ha complicado los elementos positivos del intercambio global tanto en bienes como en servicios”, señaló.

Los turistas extranjeros brindan un sustento crítico para la economía estadounidense. En el año 2015, invirtieron más o menos $199,000 millones de dólares en hoteles, restaurantes, vuelos, parques temáticos y otros servicios y productos. Ese gasto cuenta como exportación. El turismo y los vuelos representaron casi 9% de las exportaciones estadounidenses durante ese año.

Lee también: Restricciones migratorias de Trump causan conflicto de poder

Algunos economistas dicen que les preocupa que la orden de Trump traiga de regreso el período Post-11 de Septiembre, cuando los vuelos a Estados Unidos se desplomaron, en parte debido a la seguridad más estricta. En los 10 años posteriores, período que la industria de viajes recuerda con tristeza como la “década perdida”, el “share” estadounidense de viajes extranjeros cayó en casi un tercio, de acuerdo con el Council on Foreign Relations. Esto representó un costo de $500,000 millones a la economía estadounidense.

“El mensaje se propagó por el mundo, de que Estados Unidos era un país poco amigable para visitar, que es un muy problemático para visitar”, destacó Edward Alden, becario del Council on Foreign Relations y autor del libro “El cierre de la frontera estadounidense”, sobre la seguridad en Estados Unidos tras el 11 de septiembre.

Dadas las interrupciones en los aeropuertos estadounidenses causados por la orden migratoria de Trump, los cuales fueron ampliamente cubiertas por noticiarios televisivos en todo el mundo, “regresa la misma historia de nuevo”, puntualizó Alden.

Lee también: Trump justifica restricción a inmigrantes y rechaza caos en aeropuertos

Muchas empresas de alta tecnología también se han opuesto a la orden de Trump porque dicen que reduce la ventaja competitiva que tienen al momento de contratar talento altamente capacitado.

“Apple no existiría sin inmigración”, dijo esta semana el director general de la compañía Apple, Tim Cook. El padre biológico del fundador de Apple, Steve Jobs, fue un inmigrante de Siria.

image_print

You must be logged in to post a comment Login