16 de Agosto de 2018

Organización médica demanda al Gobierno federal para obtener paridad en fondos

Por el 9 de Febrero de 2018
image_pdfimage_print

El Consejo de Salud de Puerto Rico, una corporación sin fines de lucro, demandó recientemente al secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex M. Azar, tras argumentar que el trato discriminatorio que recibe Puerto Rico en la asignación de fondos federales para el cuidado de la salud viola la cláusula de igual protección de las leyes de la Constitución federal y el derecho constitucional al viaje interestatal.

“Comenzamos con una proposición básica: la igualdad y los derechos humanos deben estar garantizados para todos los ciudadanos de los Estados Unidos. Sin embargo, los ciudadanos de los Estados Unidos que residen en Puerto Rico llevan cargando un sistema de salud de segunda categoría al borde del colapso. Este sistema de atención médica de segunda categoría se perpetúa por el tratamiento desigual de Puerto Rico en fondos federales en Medicaid, Medicare y el Programa Estatal de Seguro Médico para Niños (SCHIP)”, esboza la demanda presentada la semana pasada.

El Consejo de Salud de Puerto Rico se llamaba anteriormente el Consejo de Salud de la Comunidad de la Playa de Ponce, la misma entidad que hace más de 15 años demandó al secretario de Salud de Puerto Rico por discriminación en la financiación de la atención médica. Ese caso obtuvo publicidad porque el juez federal Gustavo Gelpí dictaminó que Puerto Rico había dejado de ser un territorio no incorporado para convertirse en un territorio incorporado de los Estados Unidos, rechazando así los llamados Casos Insulares, un grupo de decisiones judiciales que han permitido que el Congreso pueda discriminar contra Puerto Rico.

Aunque el caso del Consejo de Salud de la Comunidad de la Playa de Ponce ha estado cerrado desde el 2011, el Consejo de Salud de Puerto Rico solicitó esta semana una consolidación de ambos casos tras argumentar que hay asuntos pendientes en el caso anterior que no fueron resueltos. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha objetado la solicitud porque las normas federales impiden que un caso en vivo se consolide con uno cerrado.

La demanda, que será vista por Gelpí, se produce después de que la comisionada residente de Washington, Jenniffer González, anunciara hoy que los costos de salud pública de Puerto Rico estarán cubiertos por dos años luego de la aprobación del presupuesto federal, que ya fue firmado por el presidente Donald Trump.

La partida inyectará $4,900 millones al sistema de salud de Puerto Rico, cubriendo el 100% de los costos de Medicaid.

“Eso elimina la preocupación de una caída en Medicaid”, dijo la comisionada a través de Facebook, refiriéndose al colapso del sistema de atención médica por falta de fondos que se esperaba este año.
Sin embargo, eso no significa que la isla no enfrente escasez de fondos para el cuidado de la salud en el futuro.

La demanda sostiene que, a diferencia de los estados que obtienen fondos basados en su ingreso per cápita, la asignación de fondos de salud a Puerto Rico se limita a un 55%. Puerto Rico, que tiene el ingreso per cápita más bajo de cualquier estado de la nación, está limitado por estatuto al financiamiento más bajo disponible, dice la demanda.

“El tratamiento dispar de Puerto Rico está sujeto a un segundo límite. En Puerto Rico, los fondos Medicaid no son abiertos”, lee la demanda.

El programa de Medicaid de la isla históricamente ha estado entre un 15% y 20% al año. Puerto Rico estaba gastando más de $1,400 millones en fondos del territorio para proporcionar servicios de atención médica a más de 1.2 millones de beneficiarios de bajos ingresos, y recibiendo menos de $400 millones del gobierno federal para este propósito.

Si Puerto Rico fuera tratado igual que cualquier otro estado, la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los Estados Unidos estima que el gasto federal de Medicaid sería de hasta $2,100 millones por año”, añade la demanda.

You must be logged in to post a comment Login