23 de Noviembre de 2017

Para La Naturaleza crea fondo para comunidades

Por el 13 de Octubre de 2017

Ya se aprecia cómo los árboles y las palmas que lograron aguantar el embate del huracán María comienzan a regenerar, sacando nuevas hojas, las ramas poco a poco volviendo a rellenarse. Por otro lado, las estructuras hechas por humanos, viviendas, negocios, fincas, muchas permanecen en un estado de destrucción, como un recordatorio constante de la crisis que ha seguido a la tormenta.

El fondo impactará comunidades en Fajardo, Manatí, Ponce, Barranquitas y Aibonito. (Suministrada)

De eso se percató la organización sin fines de lucro Para La Naturaleza, que forma parte del Fideicomiso de Conservación, cuando luego del paso del huracán sus miembros fueron a identificar daños -que fueron significativos para la vegetación y la fauna- en los viveros y las áreas verdes protegidas. Sin embargo, las comunidades aledañas también fueron grandemente impactadas, por lo que se convirtieron en la prioridad de la entidad al comenzar sus esfuerzos de reconstrucción y recuperación.

“Nosotros ya hace unos años empezamos a crear un programa de empresarismo que ha crecido en los últimos 6 a 7 años y, recientemente, nos estábamos enfocando en trabajar con la comunidades cercanas a nuestras propiedades”, explicó a CB en Español el presidente de la entidad ambientalista, Fernando Lloveras.

Con el fin de ayudar a estas personas con esfuerzos de recuperación básicos tales como abrir camino en las carreteras, estabilizar estructuras, conseguir carpas para quienes perdieron sus techos, llevarles agua, comida y suministros, crearon el Fondo Comunitario Para La Naturaleza. Este fondo impactará comunidades como Las Croabas, en Fajardo, que queda al lado de la Reserva Natural las Cabezas de San Juan; el sector Cantito y La Esperanza, cerca de Hacienda La Esperanza en Manatí; y junto a la Hacienda Buena Vista en Ponce las comunidades Corral Viejo y Magueño, además de comunidades y escuelas públicas en Barranquitas y Aibonito.

Esta semana establecieron un centro de acopio en el Antiguo Acueducto de Río Piedras junto con el Puerto Rico Recovery Fund del Center for a New Economy, desde donde han distribuido 350,000 libras de suministros y 1,156 cajas de artículos de higiene personal donados por la organización no gubernamental Unicef.

Casa Pueblo apuesta a la energía solar y la diáspora para ayudar a comunidades

Lloveras entiende que pasarán por lo menos dos meses ayudando a unas 20 comunidades y poniendo en pie otras iniciativas relacionadas a la agricultura ecológica y la reforestación.

“Queremos apoyar a los agricultores agroecológicos. Llevamos trabajando con ellos un tiempo ya que es algo eco compatible con nuestra misión. Hemos estado buscando fondos para que estos agricultores no se quiten. La agricultura es dura de por sí y saber que no van a tener ingreso por un año es bien difícil. Muchos son jóvenes que se han dedicado a esto por años”, elabora.

En cuanto a la reforestación, ya de por sí Para La Naturaleza ha impulsado la siembra de especies nativas y cuenta con cuatro viveros grandes en las cuatro regiones que trabajan y varios más pequeños.

“Con la gran debacle a nivel ecológico vamos a aumentar nuestra capacidad de viveros para asegurar que podamos ayudar en la recuperación de nuestro bosques y áreas públicas con árboles nativos y endémicos”, agrega.

Señala que muchos de los árboles que sobrevivieron el huracán son autóctonos y por lo tanto adaptados a soportar este tipo de fenómeno climático, aunque admite que no tiene estudios científicos todavía para confirmar su observación. Pone como ejemplo la ceiba que “soltó sus hojas bien rápido y se ha podido reponer”, describe. Sin embargo, nota que muchos árboles en zonas urbanas no lograron anclarse con sus raíces como lo hacen naturalmente y entiende que tiene que ver con la limitación del espacio.

Lloveras estima que dentro de tres meses Para La Naturaleza como tal debe estar regresando a la normalidad, en lo que arreglan y reabren para sus empleados los centros de visitantes. También asegura que los esfuerzos de conservación de la organización, aunque no podrán mantener el mismo paso que llevaban, tampoco se verán descarrilados.

ConnectRelief crea base de datos para facilitar esfuerzos de ayuda

“Yo creo que lo importante ahora es que continuemos con la recuperación, no solo de bienes físicos sino de todos nosotros, las comunidades y quienes sufrimos el impacto del huracán. Tenemos que mirar cómo la naturaleza se va recuperando y creo eso nos va a dar muchas lecciones a nosotros y mucha inspiración para que seamos resilientes”, concluye.

Para encaminar sus esfuerzos ya están reclutando voluntarios y buscando donaciones por medio de su página oficial: paralanaturaleza.org.

image_print

You must be logged in to post a comment Login