23 de Octubre de 2017

Partido Independentista da la bienvenida a Oscar López Rivera

Por el 18 de mayoo de 2017

El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), dio hoy la bienvenida al activista Oscar López Rivera, quien salió ayer de prisión luego de cumplir 36 años de cárcel por actos vinculados al Frente Armado de Liberación Nacional (FALN).

El presidente del PIP, Rubén Berríos Martínez, expresó que “Le cabe a Oscar la enorme satisfacción de saber que su martirio carcelario y la dignidad estoica con que lo enfrentó ha servido para continuar abonando el difícil terreno de nuestra lucha libertaria, y que el seguro triunfo eventual de la independencia será el mejor monumento a su sacrificio y firmeza.”

En declaraciones escritas emitidas por su oficina, el veterano dirigente independentista dijo que conoció a López Rivera hace varios años cuando lo visitó en una prisión federal en Estados Unidos, y más recientemente en la residencia de su hija en San Juan, donde cumplió los últimos días de su sentencia de 55 años de cárcel.

“A partir de hoy, en que disfrutará de su plena libertad personal, miles y miles de puertorriqueños podrán tener la oportunidad que yo tuve de conocer a este ejemplo de la inquebrantable tradición histórica de consagración y lealtad sin límites con la causa de nuestra independencia nacional”, agregó el líder del PIP.

El activista independentista salió ayer a la calle con una gran sonrisa en su rostro y decidido a seguir luchando por la independencia de Puerto Rico, compromiso que ha asumido en la ciudad de Chicago, donde emigró desde muy jóven.

Libre Oscar López Rivera

Tras cumplir su sentencia, López Rivera dio gracias a todos los que de alguna manera u otra lograron su excarcelación mientras iba acompañado de su hija y otros personajes de la vida política local como la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

En sus primeras expresiones al tener contacto con el público, López Rivera dijo que “yo vengo a luchar y a trabajar… Mi espíritu, mi dignidad y mi honor están muchos más jóvenes hoy que el día que ingresé a la prisión”, señaló.

Porteriormente, en una rueda de prensa en el sector Escambrón en Puerta de Tierra, López Rivera expresó que luego de tres décadas: “Me encontré con un Puerto Rico en peores condiciones de lo que yo esperaba”, mientras estuvo acompañado por amigos, familiares y su hija Clarisa.

“Tenemos que, de todo negativo, sacar algo positivo”, sostuvo al indicar que el momento histórico da paso a tener algo positivo y destacó que estos momentos son significativos luego que el propio gobierno federal ha dicho que Puerto Rico es una colonia.

En un mensaje ofrecido ante la prensa, el activista independentista dijo, entre otras cosas que “durante los años que pasé preso siempre viví esperanzado que algún día regresaría a mi amada patria. Hoy es ese día, aunque ya he pasado tres meses y ocho días en Puerto Rico bajo estrictas restricciones de confinamiento domiciliario”, aseveró.

Igualmente, dio gracias a los gobiernos y pueblos de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba y al ex presidente de Uruguay José Mujica, a los expresidentes Jimmy Carter, Bill Clinton y Barack Obama, y a sus compañeros ex presos por su activismo político independentista.

Sobre los expresidentes de Estados Unidos, afirmó que sus decisiones “hicieron posible que ya no hayan presos políticos boricuas en prisiones estadounidenses, y que haya sido nuestro pueblo, el único que ha logrado la excarcelación de todos sus presos políticos”, resaltó.

López Rivera reiteró desvincularse del ataque de las FALN al restaurante Fraunces Tavern, ocurrido el 24 de enero de 1975 en Nueva York.

Dijo que para entonces estaba en Puerto Rico. “Yo no tengo sangre en mis manos, no puedo ser terrorista”, subrayó.

Portavoz del PNP pide “dejar en paz” a Oscar López

Sobre su decisión de renunciar a la lucha armada, López Rivera señaló que “Vieques nos dio el ejemplo de que podemos unirnos sin ningún tipo de violencia”.

En otra parte de su intercambio con periodistas, López Rivera expresó su solidaridad con los estudiantes en huelga de la Universidad de Puerto Rico (UPR): “Mi corazón y mi espíritu está con ellos”, dijo.

Sobre la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas de Puerto Rico, sostuvo que es un organismo que viene a saquear a Puerto Rico.

López Rivera fue condenado en 1981 a 55 años de prisión por conspiración sediciosa ante vínculos con las FALN y, posteriormente, a otros 15 por presunto intento de fuga. De esa condena López Rivera cumplió 35 años en cárcel, 12 de los cuales fueron en confinamiento solitario.

El pasado 17 de enero recibió una conmutación de sentencia por el entonces presidente Barack Obama.

Hoy jueves López Rivera viajó a Chicago donde será recibido por la nutrida comunidad puertorriqueña de esa ciudad a la que se trasladó de niño desde Puerto Rico.

López Rivera fue recibido ayer por un centenar de personas, que lo saludaron con afecto en ese primer momento estar en la libre comunidad tras ser conmutada su sentencia de prisión por el presidente Barack Obama.

A pesar de que el FBI nunca acusó a López Rivera, quien era unos de los principales dirigentes del FALN, de participar del ataque con bomba del 24 de enero de 1975 en el restaurante Fraunces Tavern de Wall Street, siempre objetó cualquier intento de liberación.

En aquel atentado, cuya autoría reclamó las FALN, de la que López Rivera era uno de sus principales dirigentes, se produjeron cuatro muertes y más de 60 heridos.

Contrario a las clemencias que otorgó el presidente Bill Clinton en 1999 a miembros de las FALN y Los Macheteros, en el caso de López Rivera la jefatura del Departamento de Justicia federal recomendó la conmutación de la sentencia.

Legisladores del PIP emplazan al gobernador por carpeteo cibernético

image_print

You must be logged in to post a comment Login