17 de Agosto de 2017

PIP propone nuevo impuesto a foráneas para evitar reducción de jornada laboral

Por el 7 de agosto de 2017

Ante la amenaza de una inminente reducción de jornada laboral para sobre 130,000 empleados públicos, los legisladores del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez y Juan Dalmau, emplazaron al Gobierno a dar paso a una medida para aumentar la tasa contributiva sobre el ingreso de las corporaciones extranjeras a un 10%.

Se trata del Proyecto de la Cámara 1174 y el Proyecto del Senado 607, los cuales proponen enmendar la Ley de Incentivos Económicos para el Desarrollo de Puerto Rico con el fin de allegar cerca de $1,000 millones adicionales a los $2,000 millones del arbitrio especial de 4%.

El representante Denis Márquez y el senador Juan Dalmau, del PIP. (Génesis Ibarra/CB)

“Por primera vez, ya no es una propuesta teórica, ya no se trata de una idea. En blanco y negro, recogido en dos proyectos de ley, se propone la imposición de un 10% a corporaciones extranjeras que no estén acogidas al 4% del arbitrio especial […] Este proyecto es el antídoto, es la tabla de salvación para evitar la imposición de la junta de una jornada laboral parcial”, sostuvo Dalmau.

Aunque no lograron precisar a cuántas empresas foráneas les aplicaría este nuevo impuesto, Dalmau manifestó que “si el 4% de ese arbitrio especial representa un pago mayor de lo que pagarían con el 10%, están exentos. Es decir, no se les va a penalizar por encima de lo que ya aportan”.

En caso de que el pago por el 4% del arbitrio sea menor a lo que tributarían con la imposición del 10%, lo que tendrían que pagar las empresas sería la diferencia con respecto a su tasa actual. El senador indicó que no se debe confundir el 4% con la nueva tasa de 10%.

“Si la junta alega que el Gobierno debía realizar ahorros o tener ingresos para el fisco de $200 millones para evitar la imposición de la jornada parcial laboral, pues aquí tiene el Gobierno una salida”, sostuvo Dalmau al demandar a los políticos que no reten al ente rector de “boquilla”, cuando el plan fiscal aprobado el 13 de marzo incluye la reducción de jornada laboral.

Junta fiscal anuncia reducción de jornada a empleados públicos

Márquez explicó que la medida busca que todas aquellas empresas que reciben exenciones contributivas y que “en múltiples ocasiones” no generan los empleos prometidos, “paguen lo que tienen que pagar” cuando se llevan de la isla más de $36,000 millones en ganancias.

“O estamos con los que siempre se han sacrificado ­–que son la clase trabajadora– o estamos con los grandes intereses, que son los que se llevan miles y miles de dólares en ganancias. Es hora ya de una vez y por todas de que aporten los más que tienen”, sostuvo el representante Márquez.

Innecesaria la extraordinaria

Respecto a la sesión extraordinaria que podría culminar el jueves, Márquez sostuvo que fue “innecesaria”, pues los cinco proyectos discutidos podían esperar hasta la sesión ordinaria, que iniciará el 21 de agosto. Además, cuestionó el proceso acelerado para aprobar las medidas.

“Lo que han querido [es] crear esta impresión de una [sesión] extraordinaria para dar la falsa impresión de movimiento sin dar un paso. No hay acción concluyente con ninguna de las medidas que se están aprobando en la extraordinaria”, sentenció por su parte el senador Dalmau.

Cámara aprueba medida para reestructurar deuda del BGF

Entre los proyectos de ley aprobados durante la extraordinaria se destacan una medida para autorizar el acuerdo de reestructuración de deuda (RSA, en inglés) del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y sus acreedores, así como la controversial reforma de los sistemas de retiro.

Sin el consenso de ambos cuerpos legislativos continúa el Proyecto de la Cámara 1142, que propone inyectar unos $69 millones al Fondo General con el cobro de licencias a las máquinas de entretenimiento. Márquez confirmó que la medida se encuentra en Comité de Conferencia.

image_print
  • Mara Clemente

    ¿El PIP defiende a Walmart?