19 de Agosto de 2017

Presidente del Senado se allana a versión de la Cámara sobre las tragamonedas

Por el 28 de Julio de 2017

A pesar de tener visiones distintas sobre cómo regular el mercado de las tragamonedas, el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz determinó hoy allanarse y dar paso en la sesión extraordinaria al Proyecto de la Cámara 1142 tal y como lo propuso su homólogo Carlos ‘Johnny’ Méndez para aumentar las licencias a estas máquinas de entretenimiento de adultos.

“El gobernador lo va a traer (el P. de la C. 1142) en la extraordinaria y el presidente de Senado y yo lo discutimos pero hemos llegado al acuerdo que se va a atender según lo que salió de la Cámara. Se va a aprobar el informe de Conferencia de la Cámara. Se va a restituir todo el lenguaje que el Senado había eliminado”, sentenció Méndez en entrevista con CB en Español sobre la medida.

Semanas atrás, el presidente del Senado sostuvo a este medio estar en contra del P. Del C. 1142 al entender que aumenta mucho la licencia del marbete de las máquinas de entretenimiento de adulto que operan en negocios y gasolineras en campos y ciudades.

Presidente del Senado explica medida para regular máquinas de entretenimiento

“La visión que tiene el presidente del Senado es que se deben conectar las máquinas bajo un sistema electrónico donde paguen contribuciones por los que pagan premios. Acordamos bajo palabra que se a ver en un proyecto separado para atender eso específico en la ordinaria. Tenemos el acuerdo que el Senado lo aprueba y en la Cámara lo vamos considerar”, agregó Méndez.

Según la versión de la Cámara del P. de la C. 1142, se busca enmendar el Código de Rentas Internas para aumentar de $100 a $300 el canon anual por concepto de licencia por cada vellonera, mesa de billar y máquina o artefacto de pasatiempo manipulado con monedas o fichas de tipo mecánico, electrónico o de vídeo exclusivamente para uso de menores de edad.

(Limarys Suárez/CB)

Por cada máquina de vídeo y juego electrónico con material de violencia o índole sexual, así como toda máquina de entretenimiento para adultos, el aumento sería de $2,500 a $3,000 por concepto de licencia.

La medida impone además un pago de $3,000 por cada pantalla de máquinas de juegos electrónicos manipulados con monedas o fichas cuando las habilidades o destrezas del jugador afectan significativamente el resultado final de la partida.

Con esta medida el Gobierno espera recaudar $69 millones como parte de los ingresos nuevos del presupuesto vigente de $9,562 millones.

[ANÁLISIS] Resurge el debate por las máquinas de juego

Por su parte, el presidente de la Junta de Directores de la Asociación de Hoteles y Turismo Miguel Vega manifestó a CB en Español su completa oposición a que se abra la puerta para que las máquinas de entretenimiento de adultos en los pueblos paguen premios y se conecten a un sistema electrónico.

“No tenemos ningún oposición a que se le aumente el marbete a estas máquinas de entretenimiento. Quiero aclarar que existe una Ley 77 que prohíbe estas máquinas en panadería y gasolineras, excepto en los bares, y no puede haber más de ocho máquinas de entretenimiento de adulto y no puede pagar premios. Este tipo de máquinas viene por años evadiendo el pago de patentes y lo que hacían era que con una patente operan 10 máquinas”, dijo Vega.

Vega puntualizó estar en contra de que las máquinas se conecten a un sistema electrónico y se legalice porque eso lo que haría es dar paso a un tipo de videolotería criolla.

“Vuelven a traer esto para resolver una situación económica de Puerto Rico lo cual no es cierto. Esta conexión de máquinas y ponerlas a pagar premio lo que hace es un golpe a la industria del turismo y un golpe al DMO. Esto es hacer una videolotería criolla y estos juegos se encuentran entre los más adictivos”, sostuvo.

Vega añadió que si se conectan las máquinas de entretenimiento de adultos a un sistema electrónico y se les permite pagar premios, no habrá manera de fiscalizar si lo usan menores de edad ni el lavado de dinero.

“Vamos a estar pendiente si en la sesión extraordinaria se permite que estas máquinas paguen premios. Los casinos, después de los gastos, le produjeron al Gobierno $264 millones en tragamonedas locales con poco más de 5,000 máquinas”, sostuvo.

Entretanto, ENTRECOM que es la empresa que agrupa a los operadores de máquinas de videojuegos locales, evitó comentar sobre la medida.

image_print