Respaldo a nuevas protecciones para empleados usuarios de cannabis medicinal

Por el 24 de Abril de 2018

Tres agencias del gobierno respaldaron hoy la medida bipartita de la Cámara que busca proteger a los empleados pacientes de cannabis medicinal en Puerto Rico, quienes podrían estar en peligro de ser despedidos por beneficiarse de la ley firmada por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares el año pasado.

El Proyecto de la Cámara 1197, de la autoría del representante popular Jesús Manuel Ortiz y su homólogo novoprogresista, Antonio “Tony” Soto, propone enmendar la conocida “Ley Medicinal” para que los patronos no puedan discriminar contra aquellos pacientes autorizados a utilizar ese método de tratamiento.

En la foto, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado(al centro). (Suministrada)

“Este proyecto trae justicia a la gente que ya, de una manera u otra, cobijada en el marco legal que existe en Puerto Rico, utiliza el cannabis medicinal para que no sean discriminados en la búsqueda de empleo”, dijo Soto en la primera vista pública de la Comisión de lo Jurídico para evaluar la medida.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, favoreció el proyecto por entender que “viene a suplir una necesidad” para proteger a aquellos empleados en peligro actualmente, debido a que la Ley Núm. 42 de 2017 no provee protección alguna de las decisiones de los patronos.

“Al día de hoy, cerca de 24,000 pacientes se han beneficiado de recibir medicamentos derivados del cannabis, según recetados por sus médicos”, detalló Rodríguez Mercado según datos de la Oficina de Cannabis Medicinal que expide las licencias.

Entretanto, la procuradora Nahomy Álamo Rivera en representación del secretario del Trabajo, Carlos Saavedra, se mostró a favor de la medida y se hizo eco de los reclamos por la falta de protecciones y garantías a los empleados y posibles empleados autorizados a utilizar cannabis medicinal.

“[El P. de la C. 1197] hace un balance justo entre la concesión de derechos a los trabajadores y preservar la discreción administrativa del patrono para mantener la buena marcha de su negocio”, se expuso como parte de la ponencia del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.

Senado eleva la venganza pornográfica a delito grave

Mientras, el administrador auxiliar del área de tratamiento de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Juan Torres Gluck, avaló la medida, aunque resaltó que estar bajo el efecto de cannabis durante horas laborables “pudiera tener un resultado adverso”.

El proyecto dicta que “ningún patrono podrá discriminar contra una persona que sea un paciente registrado y autorizado para utilizar cannabis medicinal, ya sea en el proceso de reclutamiento, contratación, nombramiento, terminación o la imposición de cualquier condición de penalización en el empleo”.

Algunas excepciones a la protección son que el empleado ingiera o posea cannabis medicinal en horas laborables sin autorización; que su desempeño bajo los efectos del cannabis exponga al patrono a la pérdida de algún beneficio federal; o que el patrono pueda demostrar que el tratamiento interfiere con las funciones esenciales de trabajo.

“Es nuestro objetivo proteger a los empleados de ser penalizados por aprovechar un tratamiento médico que puede ser la mejor o única forma de alivio disponible para sus respectivas condiciones”, reza la exposición de motivos de la propuesta.

image_print