20 de Abril de 2018

Sobrino descarta que proyecto para privatizar la AEE se vaya a retirar

Por el 16 de abril de 2018

Por Génesis Ibarra y Eva Llorens

El representante del gobernador ante la junta de control fiscal, Christian Sobrino, negó hoy que el proyecto de privatización de la Autoridad de Energía (AEE) que actualmente considera la Asamblea Legislativa se vaya a retirar.

“No se ha acordado retirar el proyecto de privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica. En el día de hoy sostuvimos una reunión con el liderato legislativo para discutir el proyecto de ley y preguntas técnicas y procesales respecto al mismo. Cualquier cambio que sea necesario para aclarar el proyecto se trabajará en el proceso legislativo corriente”, dijo Sobrino en declaraciones escritas.

Los comentarios vienen luego que el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, dijera recientemente que el proyecto de privatización se trabajará en conjunto con otro que establecería el marco regulatorio, pieza legislativa que La Fortaleza aún no ha enviado a la Legislatura.

De hecho, durante el día de hoy el vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer, reveló que el Proyecto del Senado 860 se enmendará para eliminar todo lenguaje de privatización y que solo dé paso a una Alianza Público Privada (APP) que permitirá el traspaso de la transmisión y distribución de la AEE a una empresa privada.

Legislatura tendrá ‘la última palabra’ sobre privatización de la AEE

A pesar de que solo una empresa privada tendría el control de la transmisión y distribución de la corporación pública –al igual que la APP que puso en manos de Aerostar Airport Holdings la operación del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (SJU)–, Seilhamer afirmó que no se trata de un monopolio ya que “no se incluye la venta de activos” de la AEE.

El también presidente de la Comisión Especial de Asuntos de Energía adelantó que el Departamento de Energía federal contrató al Southern States Energy Board –compuesta por los 16 legisladores de la región sur de Estados Unidos, las Islas Vírgenes estadounidenses y Puerto Rico– para redactar junto al Ejecutivo el segundo proyecto que contendrá el marco regulatorio, el marco legal y la política pública energética.

“[El segundo proyecto] podría quedar para la próxima sesión, y hago énfasis en el ‘time schedule’ que dio el Departamento de Energía federal, que al final del día lo que quiere es un sistema eléctrico en Puerto Rico confiable y resiliente”, explicó Seilhamer.

El Southern States Energy Board tendrá nueve meses para preparar el marco regulatorio.

Tal y como está escrito actualmente, el proyecto de privatización de la AEE tiene numerosos detractores que entienden que el mismo podría resultar en altos costos energéticos.

El economista José Alameda Lozada realizó un estudio –comisionado por la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier)– en el que concluyó, entre otras cosas, que a diferencia de lo que alega el Gobierno de Puerto Rico ocurrirá con la privatización de la AEE, el costo para el ciudadano aumentará.

Privatización de AEE aumentaría factura residencial en casi $1,000 al año

“En términos promedio, el ciudadano estaría pagando $986 por año. El cliente comercial pagaría $13,600 más y el industrial unos $827,000 más al año“, dijo Alameda durante una vista de la Comisión conjunta de Desarrollo Económico, Planificación,Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas, Energía y Gobierno de la Cámara de Representantes la semana pasada.

Alameda mencionó como dato adicional que la baja en la demanda de consumo energético –sea porque los equipos cada vez utilizan menos electricidad o porque en el país cada vez hay menos personas– no ayuda a que el costo de generar electricidad en Puerto Rico se reduzca.

 

image_print