17 de Octubre de 2017

Toyota planifica guagua pequeña con diseño retro

Por el 17 de Septiembre de 2017

Toyota se apuntó otro gran éxito con la C-HR. Su nueva crossover subcompacta arrancó con una gran acogida en nuestro mercado y de seguir ese ritmo, pronto estará en la lista anual de los 10 modelos de mayor venta en el país. Aún antes de lanzarla, la automotriz ya estaba estudiando la posibilidad de producir otra guagua subcompacta más.

Y es que en el circuito de las principales exhibiciones de autos del mundo ha estado presentando un prototipo muy interesante que apunta hacia un futuro modelo en su línea de guaguas. De hecho, el nombre así lo sugiere: FT-4X (Future Toyota 4 wheel drive crossover).

Lo interesante de la FT-4X es que aún cuando apunta hacia el futuro de la marca, también visita su pasado. El diseño es futurista, pero tiene a la vez un marcado aire retro que claramente recrea a las clásicas camionetas FJ Land Cruiser de las décadas de los sesenta y setenta.

El diseño del Toyota FT-4X es futurista, pero tiene a la vez un marcado aire retro. (Suministrada)

El diseño del Toyota FT-4X es futurista, pero tiene a la vez un marcado aire retro. (Suministrada)

La automotriz ya había hecho lo mismo con la muy popular FJ Cruiser que estuvo en el mercado del 2007 al 2014. Tenía un diseño muy moderno en el que incorporaba detalles muy distintivos de las Land Cruisers antiguas como la capota blanca y la máscara alrededor de los focos y la parrilla. Así que muy bien podríamos describir a la FT-4X como una FJ Cruiser en miniatura.

Utilizo la palabra “miniatura” porque la FT-4X es bien pequeña. Su tamaño la ubica justo en el segmento de las guaguas subcompactas al que cada vez más automotrices están entrando. Ahí compiten guagüitas como la Mazda CX-3, la Honda HR-V, la nueva Nissan Rogue Sport, la Mercedes-Benz GLA, la Infiniti QX30 y hasta la misma Toyota C-HR.

Aparte de su diseño tan llamativo, la FT-4X tiene muchos otros detalles innovadores y uno de ellos es la puerta del área de carga. Está compuesta de un complejo, pero muy práctico sistema que lo mismo permite que se pueda abrir como si fuera una sola puerta o dos. En el modo de dos, tiene un par de puertas pequeñas que abren hacia afuera, y hacia los lados al estilo de un Mini Cooper Countryman.

Por medio del mismo sistema, ambas puertas se unen y entonces esa sola pieza puede abrirse hacia arriba como en una guagua SUV tradicional. Para facilitar el manejo de objetos, el piso del área de carga se puede deslizar hacia afuera de la carrocería.

Con la FT-4X, Toyota incluso estudia un patrón de diseño que es bastante arriesgado: la asimetría. Aunque es un poco difícil de detectar, el lado izquierdo de esta guagua es distinto al derecho. Y es que el lado del conductor contiene una ventana lateral que no está presente en el lado del pasajero. Es un cristal rectangular vertical ubicado en el grueso poste “D” del área de carga. Baja desde la capota hasta el guardalodos trasero.

Los diseñadores de Toyota fueron muy valientes en incluir esta ventana en un solo lado ya que las pocas veces que la asimetría ha sido utilizada en automóviles, los resultados han sido mixtos. Dos ejemplos recientes son el Hyundai Veloster y la Nissan Cube. Del lado del chofer, el Veloster tiene una sola puerta, pero del lado del pasajero tiene dos y en todos los mercados en los que participa ha tenido una gran acogida.

Mientras, la Nissan Cube, con ventanas laterales traseras que lucían distintas en cada lado de la carrocería, fue muy exitosa en Japón y otros países, pero en otros no, como fue el caso de Puerto Rico. Así que pueden ser muy riesgosos los diseños asimétricos, pero precisamente, los arriesgados siempre son los más interesantes.

Los planes de Toyota son de estudiar la reacción del público en los auto shows en los que la presenta y entonces decidir si la lleva a producción.

image_print