28 de Junio de 2017

Tres años de prisión para exadministrador de la Cámara de Representantes

Por el 20 de abril de 2017

El exadministrador de la Cámara de Representantes, Xavier González Calderón, pasará los próximos tres años y cuatro meses en prisión federal por el esquema fraudulento del reemplazo del cuadro telefónico de la Cámara Baja y que resultó en beneficio del recaudador del Partido Popular Democrático (PPD), Anaudi Hernández.

Cabizbajo y atónito, González escuchó esta mañana su condena impuesta por el juez federal Pedro Delgado, que también le impuso tres años de libertad supervisada, una vez extinga los 41 meses de cárcel.

El juez federal Delgado le concedió tres horas a González para despedirse de sus familiares y entregarse a los Alguaciles Federales para ser llevado a prisión a las 3:00 p.m.

Una vez salga de prisión, el exadministrador de la Cámara tendrá que cumplir con 200 horas de servicio comunitario y pagar una multa de $100.

“Me duele poner a mi familia en una situación tan embarazosa. Vengo de una familia de servicio público y me he dedicado por 20 años a ser servidor público… Ahora me encuentro aquí delante de usted señor juez porque cometí un error que he aceptado. Estoy muy triste si ese error me cuesta la libertad. Mi preocupación más grande es mi único hijo, que tiene 16 años y siempre ha descansado en mi figura”, expresó González Calderón antes de escuchar su sentencia.

Culpables todos los acusados en el caso de Anaudi Hernández

En tanto, la familia del exadministrador de la Cámara sollozaban al escuchar a González Calderón expresando su arrepentimiento por los dos cargos que se declaró culpable, específicamente por conspirar para cometer fraude con fondos públicos y privar al pueblo de sus servicios honestos al darle información privilegiada a Anaudi Hernández para que ganara la subasta y el contrato del reemplazo del cuadro telefónico.

“Estoy aprendiendo del error que cometí. A veces uno piensa olvidar el suceso pero en mi caso, que nunca pensé estar en esta situación, jamás me voy a olvidar. No olvidar es lo que me asegura a mí jamás repetir una situación como esta. Esto se lo prometo señor juez”, apuntó el exfuncionario público.

Previamente, el fiscal federal José Capó Iriarte argumentó en sala que González Calderón debía ser condenado a la pena máxima según las guías de sentencia, que en su caso eran 51 meses, al puntualizar que al menos cinco personas que ya participaron de la conspiración en el esquema de Anaudi Hernández en la Cámara están convictos.

Socio de Anaudi le pagó la renta a Mari Tere González

“Cinco individuos resultaron convictos por participar de este esquema en la Cámara y hay otros que todavía no han sido acusados… No podemos dar nombres adicionales en este momento, porque no es el caso, pero hay otros”, soltó Capó Iriarte.

Según una moción pre-sentencia, el exadministrador de la Cámara culpó al expresidente de ese cuerpo Jaime Perelló Borrás del esquema corrupto para beneficiar a Anaudi Hernández con el contrato de reemplazo del cuadro telefónico.

Hoy, el padre de González Calderón también lo insinuó al pedir clemencia por su hijo ante el juez federal Delgado.

“La demencia política es la que guía a los electores a votar por lo mismo y eso sucede con los empleados que trabajan para los políticos. Los envuelven en la demencia. Nosotros como familia estamos cumpliendo con esta sentencia, pero los políticos son los que tienen que pagar. Los políticos son los que han salido impunes y usaron a sus empleados para pagar favores políticos”, declaró el padre del exadministrador de la Cámara de Representantes sin mencionar el nombre de Perelló.

Aun queda pendiente la sentencia de los cuatro coacusados con el exrecaudador que resultaron culpables tras decidir ir a juicio: Sally López, exadministradora de la Administración de Derecho Laboral (ADL); la exvicepresidenta de la AAA, Ivonne Falcón y su hermana, Marielis Falcón; y el exasistente de administración en la Cámara de Representantes, Glenn Rivera Pizarro.

El desfile de prueba contra los que resultaron culpables por jurado comenzó el 24 de agosto de 2016 y culminó con el veredicto el 7 de octubre de 2016. Un gran jurado federal emitió la acusación en diciembre de 2015.

Durante el juicio, por las distintas menciones, el otrora presidente de la Cámara, Jaime Perelló Borrás, renunció a la presidencia pero no a su escaño; también renunció la entonces directora de campaña a la gobernación de David Bernier, la licenciada Liza Ortiz; además renunció a la candidatura la senadora popular Mari Tere González, y renunció a la Junta de Directores del PPD, el excomisionado electoral de esa colectividad y exsenador Eder Ortiz.

Entre los testigos principales de cargo de la fiscalía federal estuvo el propio exrecaudador del PPD, Anaudi Hernández Pérez; su socio y convicto, Héctor Vargas; la exsenadora popular, Mari Tere González; la exayudante de La Fortaleza, Sasha Pomales; y el exsecretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza y ahora representante Jesús Manuel Ortiz.

image_print

You must be logged in to post a comment Login