18 de Noviembre de 2017

Ve la luz lo censurado en La colmena

Por el 4 de Septiembre de 2017

“Este libro lo empecé en Madrid, en el año 1945, y lo medio rematé en Cebreros, en el verano del 48; es evidente que después volví sobre él (de ahí su fecha 1945-1950), corrigiendo y puliendo y sobando, quitando aquí, poniendo allá y sufriendo siempre, pero la novela bien hubiera podido quedar redonda en el trance al que ahora me refiero. Antes en el 1946, empezó mi lucha con la censura, guerra en la que perdí todas las batallas menos la última”. Camilo José Cela, 1965

A 100 años del nacimiento de Camilo José Cela la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española, en colaboración con la editorial Alfaguara, -fundada por él- se unen para presentar la edición conmemorativa de la novela “La colmena”, una de las obras más relevantes del laureado escritor español.

Desarrollada en el Madrid franquista de 1943, la novela -que muestra el deplorable estado de la sociedad española de la posguerra-, ve la luz de la forma en que fue concebida originalmente por Cela. Sin filtro, sin el ojo riguroso de la censura.

Y es que debido a alusiones a la sexualidad y a la realidad social de la época, Cela se vio en la necesidad de editar y lanzar “La colmena” primero en Buenos Aires, en 1951. Cinco años después, la obra se presentó en España, sin incluir los fragmentos censurados.

Cela no vivió ajeno a la censura. Fue censor y censurado. Una edición de su afamada obra “La familia de Pascual Duarte” (1942) –desarrollada en los primeros años del franquismo- fue prohibida en Madrid porque fue considerada “contraria a las buenas costumbres”.

La escritora Magali García Ramis, portavoz de la Academia. (Juan J. Rodríguez/CB)

Como censor conocía de primera mano lo que se censuraba y aquello que sería capaz de escurrirse por el filtro de la dictadura. De ahí que se diga que en realidad Cela tendió una trampa al gobierno, pues en su uso de referencias sexuales y críticas al régimen, lo que hizo fue asegurar que la obra fuera publicada.

“Es una trampa, no está comprobada, pero es genial. Escribo unas cosas que se les va a escapar a ellos que son tan cerrados de mente, incluyo críticas al hambre, la pobreza, posguerra y bajo ese régimen, entonces déjame anotar aquí una referencia sexual, que me la van a quitar. Era  tan inteligente”, argumentó la escritora Magali García Ramis, portavoz de la Academia.

Para la autora de la célebre novela “Felices días, tío Sergio”, la publicación de los fragmentos inéditos de La colmena es una celebración al texto. Además del gran valor filológico de la obra pues a través del texto se puede valorar exactamente lo que era esa sociedad de la España de la posguerra.

Sostiene que no es lo mismo hablar de censura que ver trazos  de ese lápiz “que probablemente era uno de esos lápices de cera que se usaban en las redacciones para editar textos”.

“Es una feliz decisión, porque no es lo mismo que te digan censuraron un texto que tú veas físicamente lo que se censuró, lo que le escriben al lado, las razones. Esos franquistas que algunos eran poetas, muy ilustrados pero que seguían ese orden autoritario, político, religioso como si tú pudieras cambiar una obra de arte, cambiar la vida porque le tapas algo. Eso es parecido a los que les quieren tapar los genitales al David de Miguel Ángel”, abundó.

Camilo José Cela fue miembro de la Real Academia Española de la Lengua y recibió en 1989 el Premio Nobel de Literatura. Su obra, “La colmena”, se menciona como una de las 100 mejores novelas publicadas en español en el siglo XX.

Los fragmentos inéditos, censurados y autocensurados del manuscrito original y que Cela no restituyó, aun finalizada la dictadura, ocupan el apéndice de la edición conmemorativa. Además se alimenta también con estudios realizados por el hijo del autor, Camilo José Cela Conde; el académico español Pedro Álvarez de Miranda; el catedrático Jorge Urrutia y Eduardo Godoy Gallardo, de la Academia Chilena de la Lengua.

El volumen se completa con “Texto y discursos de La colmena”, que incluye artículos del profesor Dru Dougherty y la doctora Amalia Barboza, y con el censo de personajes hecho por José Manuel Caraballo Bonald para la primera edición de la novela en España, un glosario y una bibliografía del autor y su obra.

La presentación de la edición conmemorativa de La colmena, se realizó el jueves, 31 de agosto, a las 7:00 p.m., en la sede de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, en el tercer piso del Cuartel de Ballajá, en el Viejo San Juan. La presentación estuvo a cargo del escritor puertorriqueño, Dr. Edgardo Rodríguez Juliá.

image_print

You must be logged in to post a comment Login