26 de Abril de 2017

[VIDEOS] Limitan acceso al Capitolio a prensa y público durante manifestación

Por el 18 de abril de 2017

Desde esta mañana, las entradas del Capitolio amanecieron con barricadas de la Policía para evitar confrontamientos con los manifestantes que se esperaban en ambas áreas, pero no fue hasta entradas las 11:00 de la mañana que los ánimos se comenzaron a caldear.

Mientras en el ala sur del Capitolio transcurría una manifestación de policías que exigen la aprobación del Proyecto del Senado 404 —que evitaría que a un grupo de agentes a punto de retirarse se les apliquen recortes en sus pensiones— en el ala norte protestaban por la realización de la auditoría de la deuda pública de Puerto Rico de $71,000 millones.

Fue en el ala norte donde se reforzó la seguridad policiaca cuando los manifestantes —muchos de los que habían logrado traspasar las barricadas y se negaban a abandonar las escalinatas— solicitaron entrar al Capitolio.

Aunque la sesión comenzaba a la 1:00 de la tarde, personal de la Cámara afirmaba que las gradas estaban llenas y que no podían dejar entrar a nadie —ni siquiera a los cabilderos del Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda— por “razones de seguridad”.

Minutos después de reforzar la seguridad en el ala norte, se limitó el acceso a los periodistas al interior del Capitolio por las entradas del sótano, pese a que, en mi caso, poseo identificación y cubro constantemente las sesiones legislativas. En la entrada del sótano de la Cámara impidieron el acceso porque “esas son las órdenes” de la Superintendencia del Capitolio.


Mientras que en la entrada del sótano del Senado esbozaron razones similares, pero me permitieron entrar gracias a que un legislador, que casualmente pasaba por el área, realizó unas llamadas y pidió que se me permitiera pasar. Un portavoz de prensa dijo que debía llamarlo, trámite que nunca he realizado para acceder al edificio.

Al interior del Capitolio, empleados colocaban vallas con tornillos para bloquear desde adentro las puertas de las escalinatas del área sur, donde ayer un grupo de manifestantes estuvo por más de cuatro horas solicitando acceso a la Casa de las Leyes mientras se debatía el Proyecto del Senado 428, que propone eliminar la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público. Esta medida podría ser considerada en la sesión de hoy, razón por la que los ciudadanos piden acceso al Capitolio.

Tres puertas resultaron afectadas por los manifestantes de ayer —daños que se estiman en $1,500, según un portavoz del prensa de la Cámara— y uno de los estudiantes que protestaba resultó arrestado al poner un pie dentro del Capitolio, aunque horas después fue liberado en el Tribunal de San Juan por no encontrársele causa.

En la entrada del ala norte desde adentro, había un grupo de policías en espera de órdenes y eran separados solo por las puertas del edificio de la cadena humana de manifestantes que se formó al tope de las escalinatas al exterior en protesta por las limitaciones de acceso a las sesiones, las cuales deben ser públicas, según lo dispone la Constitución de Puerto Rico.

Exigen auditoría de la deuda

Una de las que pertenecía a la cadena humana frente a las puertas del ala norte era la portavoz del Frente Ciudadano por la Auditoría de la Deuda, Eva Prados, quien solicitaba acceder a la Casa de las Leyes para conversar con los legisladores y convencerlos de la importancia de la comisión para auditar la deuda de cara a una renegociación.

También estaba en esa cadena humana el sindicalista Roberto Pagán, uno de los integrantes de la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público, quien insistió que “no nos vamos de las escalinatas”, pese al reclamo de los agentes, y cuestionó las razones del gobernador Ricardo Rosselló y los líderes del Partido Nuevo Progresista (PNP) para oponerse a la auditoría.

Pagán estimó que cerca de $30,000 millones de la deuda pública pudo haber sido emitida de forma ilegal, razón por la que solicitó al pueblo “que se mantenga firme en su demanda de auditar la deuda”. Explicó que la comisión realizaría una auditoría forense, que podría revelar ilegalidades, mientras que la junta de control fiscal solo se limitaría a una auditoría contable, que no entra en los detalles de posibles delitos.


“Pa’ sacar la porquería hay que hacer la auditoría”, “Esta deuda es ilegal no la vamos a pagar” y “Junta de control fiscal dictadura colonial”, eran algunos de los estribillos que gritaban los manifestantes, muchos identificados como estudiantes y otros como profesores universitarios.

A eso de la 1:20 de la tarde inició la sesión de la Cámara con apenas una veintena de personas en las gradas.

Reacciona el presidente de la OPC

El presidente de la Overseas Press Club, Ángel Rodríguez, repudió el incidente ocurrido hoy más temprano en el Capitolio y reiteró el valor de la libertad de prensa y acceso a la información.

“Lo sucedido hoy con la compañera Cindy Burgos no debe, ni puede repetirse. El Overseas Press Club (OPC) siempre ha defendido la libertad de prensa y el acceso a la información, y cerrar el Capitolio para evitar que una periodista entre a cubrir una sesión legislativa atenta precisamente contra ambas, que son pilares de nuestra democracia”, manifestó Rodríguez.

“Se me informa que la orden vino de la Superintendencia del Capitolio. De ser así, ambos presidentes legislativos deben investigar pues, desde que comenzó el cuatrienio, esta administración públicamente ha abogado por transparencia”, agregó el presidente del gremio.

image_print