19 de Octubre de 2017

[VÍDEOS] Reclaman que la diáspora puertorriqueña exija acción federal

Por el 26 de Septiembre de 2017

(Jaime Rivera/CB)

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá reclamó a la diáspora puertorriqueña que utilice su poder político para exigir a la Casa Blanca que active al Ejercito de Estados Unidos para que apoye en las labores de estabilización transportando combustible y agua, así colaborando en el proceso de reestablecer las comunicaciones.

“El único que tiene la capacidad, y se lo dije al gobernador que debía pedir, que el Ejercito de Estados Unidos venga y restablezca las comunicaciones inmediatamente. Y ellos pueden establecer una red de logística con sus camiones, de gasolina diésel y alimentos”, dijo el exmandatario.

Acevedo Vila, quien conversó con el gobernador Ricardo Rosselló esta mañana, apuntó que la infraestructura física y humana que tiene Puerto Rico no está preparada para una emergencia de esta magnitud.

MIDA urge al Gobierno atender distribución del diésel

“Aquí lo que va a generar la crisis humanitaria es la falta de energía eléctrica ya sabemos que no habrá energía por muchos meses y eso significa que necesitaremos diésel. En momentos normales probablemente habían cien sitios de distribución de diésel, en 100 gasolineras ¿Y quién usaba diésel aquí? Usualmente los camiones. Ahora, de momento, esa infraestructura que esta creada para distribuir diésel a una cantidad limitada de clientes, no va a dar a bastos. Ahora necesitas suplirle diésel de forma constante a los hospitales, a las plantas que están energizando las plantas de acueductos y las torres de comunicaciones, a restaurantes, al gobierno y a la gente para prender sus plantas individuales”, declaró Acevedo Vilá.

Precisamente, el secretario de la Gobernación William Villafañe, admitió que las peticiones de FEMA para que el Departamento de la Defensa de Estados Unidos envíe recursos urgentes a Puerto Rico para evitar una crisis humanitaria no ha tenido una respuesta efectiva.

“Hay agencias del gobierno federal que no le han respondido de manera diligente” dijo Villafañe.

Al preguntarle cuál de ellas en específico, el secretario indicó que “el Departamento de la Defensa está respondiendo muy lentamente”. “FEMA ha hecho todas las diligencias pertinentes para solicitar la ayuda pero necesitamos que el Departamento de la Defensa actúe con mayor urgencia. Puerto Rico tiene pacientes médicos y envejecientes en lugares donde no hay la más remota comunicación con las áreas de ayuda. Hemos tenido que improvisar un nuevo protocolo de ayuda que creo que puede aliviar la situación”, amplió.

En entrevista con CB en Español desde el Centro de Operaciones estatal, el funcionario dijo ante esa situación han tenido que establecer un nuevo protocolo de acción asumiendo que todas las áreas críticas de la isla carecen de todos los recursos.

“Nosotros tenemos una limitación de recursos que bien podríamos estar utilizando en el transporte de agua y de alimentos a las áreas necesitadas. Hemos tenido que cambiar los protocolos. Ahora estamos proveyendo suministros de manera intuitiva asumiendo que todo el mundo está necesitando ayuda”, añadió.

Villafañe afirmó que el gobernador ha estado comunicación constante con FEMA “y ellos a su vez con todas las agencias federales solicitando aun más ayuda”, pero la respuesta no ha sido la esperada.

En el día de ayer, el gobernador Ricardo Rosselló advirtió al Congreso y el Gobierno de Estados Unidos sobre la posibilidad de una crisis humanitaria en Puerto Rico a raíz de los problemas que dejó el paso del huracán María sobre la isla hace cinco días.

El peor fenómeno atmosférico que azota la isla en los últimos 80 años dejó inundaciones, derrumbes, zonas incomunicadas, el colapso del sistema energético, serios daños en telecomunicaciones, 15,000 refugiados, al menos 16 muertes y el rescate de sobre 5,500 personas.

Luego del huracán, la falta de comunicación y acceso a ciertas áreas mantiene regiones sin abastos suficientes de agua, comida y combustible; y en donde quedan abastecimientos, hay largas filas de ciudadanos desesperados. Los problemas con las telecomunicaciones también redundan en una falta de efectivo, pues las personas no pueden sacar dinero de sus cuentas bancarias, no pueden utilizar tarjetas de crédito y el sistema de ATH tiene fallos en los pocos comercios abiertos.

Trump: Puerto Rico está en serios problemas

Villafañe urgió además al presidente de Estados Unidos “que se acabe de declarar los restantes 24 municipios como zona de desastre también para efectos de las ayudas individuales”.

“Necesitamos mucho recurso humano. En el caso de energía eléctrica hemos solicitado a través de FEMA sobre 300 brigadas adicionales a las que cuenta la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que cuenta con alrededor de 250 brigadas”, dijo el funcionario.

Esta mañana se esperaba para culminar esa coordinación que la Casa Blanca eximiera a Puerto Rico del pareo de 25% del pareo que le correspondería pagar al gobierno local por las ayudas recibidas. La autorización llegó cerca del mediodía lo que permitirá que la isla, cuyas finanzas ya estaban en rojo por la crisis fiscal, no tenga que desembolsar miles de millones de dólares para poder recibir ayuda.

image_print