20 de Abril de 2018

Vivienda federal otorga más de $18,000 millones a Puerto Rico para recuperación de desastres

Por el 10 de abril de 2018

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD) anunció hoy que otorgará una asignación de cerca de $28,000 millones para asistir en la recuperación a largo plazo de nueve estados, Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses (USVI, en inglés). De esa cantidad, más $18,000 millones serán para Puerto Rico.

Los fondos, asignados mediante el programa Community Development Block Grant Disaster Recovery (CDBG-DR) están destinados a la recuperación de “viviendas, negocios e infraestructura seriamente afectada por desastres naturales ocurridos desde 2015”, informó el HUD en declaraciones escritas.

Este auxilio representa la suma de asistencia para la recuperación por desastres más alta en la historia de la agencia federal, e incluye más de $12,000 millones para los eventos atmosféricos de 2017 y cerca de $16,000 millones para apoyar actividades de “mitigación” en áreas declaradas como desastres por el presidente desde 2015.

El HUD describió la “mitigación” como aquellas acciones tomadas para proteger las comunidades del “daño predecible de eventos futuros”.

En conferencia de prensa desde la Comunidad Villa Hugo 2 en Canóvanas, me acompaña la comisionada residente, Jenniffer González Colón, la subsecretaria de vivienda federal, Pamela Hughes y la alcaldesa Lornna Soto.

Posted by Ricardo Rossello on Tuesday, April 10, 2018

De estos fondos, Puerto Rico recibirá $10,100 millones para atender “necesidades restantes no satisfechas” causadas por los huracanes Irma y María del pasado mes de septiembre, además de $8,200 millones en fondos CDBG-DR para “apoyar actividades de mitigación”, para un total de más de $18,000 millones.

El secretario de la agencia federal, Ben Carson, indicó al diario USA TODAY que $2,000 millones de los fondos irán dirigidos a la recuperación de las redes eléctricas de Puerto Rico y USVI.

“La red eléctrica y todo el sistema de energía estaba en una situación terrible”, sostuvo Carson. “Para reconstruir, se necesitará un sistema de red eléctrica bastante bueno”, agregó.

Además de las islas en el Caribe, la asignación federal asistirá a California, Florida, Georgia, Missouri, Texas, Luisiana, Carolina del Norte, Virginia Occidental y Carolina del Sur. Columbia y los condados de Richland y Lexington en Carolina del Sur, así como Houston y San Marcos en Texas, se beneficiarán de los fondos.

“Es evidente que algunos estados y comunidades locales todavía están luchando para recuperarse de varios desastres naturales que ocurrieron en los pasados tres años. […] Estas subvenciones ayudarán a reconstruir comunidades impactadas por desastres pasados y también las protegerán de desastres futuros”, destacó Carson.

Según el comunicado de prensa, el presidente Donald Trump firmó la Ley 115-123 el pasado 9 de febrero, que da paso a la asignación de $28,000 millones en fondos CDBG-DR. El Congreso federal dispone que estos fondos se inviertan de la siguiente manera:

“Hasta $16,000 millones para cubrir necesidades restantes no satisfechas por desastres naturales en 2017, incluyendo los huracanes Harvey, Irma y María, así como los incendios forestales en California y los deslaves posteriores. El Congreso especificó que al menos $11,000 millones de esta cifra se destinarán a Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses, con $2,000 millones destinados a reparar y mejorar la red eléctrica en estas jurisdicciones”.

“Al menos $12,000 millones para apoyar actividades de mitigación entre los beneficiarios del programa CDBG-DR que experimentaron desastres declarados así por el presidente entre 2015 y 2017. Luego de cubrir las necesidades restantes no satisfechas de 2017, el [HUD] podrá asignar $3,900 millones adicionales para mitigación, elevando el total de fondos disponibles para mitigación a cerca de $16,000 millones”.

image_print