25 de Agosto de 2019

AAA impondrá próximo aumento tarifario en julio

Por el 26 de Marzo de 2018

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) impondrá un segundo aumento en sus tarifas en julio y aumentos moderados anuales hasta el 2022.  Sin embargo, si la corporación pública no logra renegociar su deuda o tomar prestado de los mercados no podrá implantar el plan fiscal con tarifas accesibles para los consumidores.

La información se encuentra en el borrador del plan fiscal de la AAA sometido el pasado viernes. Este aumento se combina con los que se espera ocurran en el sector energético y con las medidas de austeridad del plan fiscal del gobierno, que incluyen la esperada reducción en las pensiones.

El plan fiscal a seis años de la AAA establece que luego del aumento en tarifa ocurrido en enero, se espera que haya alzas en julio de cada año comenzando en julio de 2018 hasta el 2022 de 2.5% para el sector residencial; 2.8% para el comercial; 3.5% para el industrial, y 4.5% para el gobierno. No obstante, a largo plazo según sus proyecciones a 30 años, la AAA podría continuar aumentando tarifas en un 3% anualmente luego del 2023.

El plan justifica estas alzas usando como base informes de tres empresas diferentes: Arcadis, FTI Consulting y Raftelis Financial Consultants.

AEE tendría que aumentar tarifas para poder cumplir con pago de su deuda

Estos cargos no incluyen una tarifa de reconexión de servicio de agua de $15 que entró en vigor en enero para aquellos clientes a quienes se les suspenda el servicio.

La corporación pública en su plan fiscal establece que con la estructura de tarifas podrá cubrir operaciones y servicio a la deuda, de reestructurarse la misma, pero no mejoras capitales. El poder reducir la cantidad de agua que no se factura es una de las principales prioridades. Luego de un análisis y tomando en cuenta la baja en población y el aumento en cuentas incobrables, se esperan pérdidas de ingresos de $711 millones en seis años.

Todo esto, pese a reducciones en gastos operacionales que incluyen una reducción en la plantilla a 4,900 para finales del 2018, ahorros en gastos de retirocero aumentos salariales hasta el 2022.

De otra parte, la corporación pública se encuentra en negociaciones para reestructurar sobre $4,000 millones en deuda y además tiene acuerdos de indulgencia en sus pagos. Dichos acuerdos están a punto de vencer. Estos acuerdos son para préstamos del Clean Water State Revolving Fund (SRF) y préstamos otorgados de parte del Rural Development Program (RDP) de $580 millones y $390 millones, respectivamente. Los del RDP vencen el mes que viene y los del SRF en junio.

Como parte del manejo de la deuda, la AAA dice en su plan fiscal que no pagará $162 millones en pagos para el Superacueducto debido a que no es una deuda de la corporación pública sino del gobierno. Ya la AAA dijo que no ha podido hacer esos pagos.

AAA también necesitará préstamo del gobierno central

Pese a su situación fiscal, la AAA dice en el plan fiscal que se propone invertir $3,400 millones en proyectos para hacer la infraestructura más resistente. Esto incluye $150 millones en proyectos de micro-redes energéticas y $320 millones para mejoras en las plantas de tratamiento de agua. El financiamiento de estos proyectos se hará en parte mediante los acuerdos de reestructuración de deuda y usando dinero otorgado por los mismos acreedores.

La AAA no será privatizada como la AEE debido a que ese mecanismo no ha funcionado en el pasado pero la corporación pública sí espera privatizar áreas como el servicio al cliente y la operación de las hidroeléctricas. Sobre estas últimas, la AAA espera poder asumir la operación y mejoras de las plantas hidroeléctricas en acuerdo con el sector privado para poder cubrir el 40% de sus gastos energéticos, que es uno de sus gastos más altos.

image_print

You must be logged in to post a comment Login